COMPARTIR
  • Casio Cassiopeia E-125: análisis
  • La contraofensiva de Sony
LA PRIMERA SLR DIGITAL DE KONICA MINOLTA

Konica Minolta Dynax 7D: toma de contacto  

3
ENE 2005

De las grandes marcas de la fotografía réflex tradicional, sólo faltaba Konica Minolta por dar el salto al mundo de las SLR digitales. Se ha hecho esperar, pero la nueva Dynax 7D acaba de llegar al mercado dispuesta a ofrecer una alternativa seria a todos los fotógrafos y, en particular, a los usuarios de ópticas Minolta. Gracias a la colaboración de Casanova Foto, QUESABESDE.COM ha tenido acceso a uno de los primeros modelos de esta cámara para poder hacer una valoración de sus prestaciones.

Aunque, en efecto, la montura para ópticas de bayoneta Minolta es uno de los puntos fuertes de la nueva Dynax 7D, sería un error pensar que tan solo se trata de un modelo presentado para cumplir con la tradición de la marca y cubrir su correspondiente hueco. Basta con tener la nueva Dynax 7D entre las manos para darse cuenta de que se trata de un trabajo bien hecho.

La tienda barcelonesa Casanova Foto ha colaborado con QUESABESDE.COM para hacer realidad esta toma de contacto, de la que presentamos a continuación las más remarcables impresiones.

El diseño es lo primero que sorprende a simple vista. Aunque parezca estar de moda hacer réflex cada vez más pequeñas y ligeras, Konica Minolta se ha mantenido fiel a su línea de cámaras tradicionales y ha construido la SLR que, sin duda, más recuerda a una de película.

Konica Minolta Dynax 7D
Konica Minolta Dynax 7D
Foto: Quesabesde
Konica Minolta Dynax 7D
Konica Minolta Dynax 7D
Foto: Quesabesde

Los usuarios de la marca no tendrán ningún problema en adaptarse a este cuerpo, contundente y robusto, y los recién llegados descubrirán unas cuantas buenas ideas en su diseño. Un diseño presidido por dos grandes ruedas rugosas (una primera dedicada a la compensación de la exposición y del flash, y la otra a la elección del modo de trabajo y de las ráfagas) que contribuyen a esa sensación de "clasicismo".

Konica Minolta Dynax 7D
Konica Minolta Dynax 7D
Foto: Quesabesde

Denominación de origen Anti-Shake

Antes de adentrarnos en la descripción de los numerosos mandos de la cámara, buscamos en su parte trasera el interruptor de una de las funciones que distingue a este modelo de la competencia: el conocido sistema Anti-Shake, empleado ya en algunas compactas de la marca.

Konica Minolta Dynax 7D
Konica Minolta Dynax 7D
Foto: Quesabesde

Esta tecnología se basa en la colocación del sensor sobre una superficie móvil, logrando de este modo corregir la trepidación y permitiendo disparar a velocidades más lentas. Se trata de algo similar a lo que hacen algunas ópticas intercambiables de Canon y Nikon con sistema de estabilización, pero con la ventaja de que, al integrarlo en el cuerpo, todas las lentes acopladas a la máquina adquieren esta cualidad.

Los resultados del sistema Anti-Shake se perciben con bastante claridad, de tal modo que es posible disparar a 1/30 ó 1/15 de segundo con la cámara firme sin que se aprecie trepidación en la fotografía. Si la situación es más "agitada", es posible conseguir buenos resultados incluso con 1/60 de segundo.

La duda es si este sistema afecta a la nitidez final de la imagen. Aunque hace falta un análisis más detallado, las rápidas pruebas realizadas parecen indicar lo contrario.

El funcionamiento del sistema Anti-Shake es automático. Basta activarlo para ver en el lateral del visor una barra luminosa que indica el grado de movimiento sobre el que el Anti-Shake tendrá que actuar. Una buena pista para poder disparar cuando la sujeción sea más firme.

Konica Minolta Dynax 7D
Konica Minolta Dynax 7D
Foto: Quesabesde

Respecto al visor, con una cobertura del 95%, destaca la comodidad de su ocular, aunque se echa de menos la información sobre el balance de blancos o la sensibilidad del sensor.

Los mandos
Una vez probada esta importante función, podemos detenernos con más calma en el manejo de las funciones de la cámara. La primera de las buenas ideas que hay que destacar es, sin duda, la enorme pantalla trasera LCD de 2,5 pulgadas. De hecho, es la única pantalla presente en todo el cuerpo de la cámara. Desde ella se controla la parte puramente fotográfica, los ajustes digitales y la visualización de las imágenes.

Konica Minolta Dynax 7D
Konica Minolta Dynax 7D
Foto: Quesabesde

Aunque podría parecer incómodo centrar aquí toda la información, otra buena idea se encarga de facilitar esta tarea. Bajo el ocular, está situado un sensor que desactiva la pantalla nada más acercar nuestro ojo al visor para encuadrar.

Konica Minolta Dynax 7D
Konica Minolta Dynax 7D
Foto: Quesabesde

Velocidad y diafragma se controlan con las típicas ruedas, perfectamente situadas al alcance de los dedos. Más complicado es cambiar el modo de enfoque entre los cuatro disponibles (simple, continuo, automático y manual), pero, para contrarrestarlo, encontramos junto al pulgar derecho un botón AF/MF (foco automático o manual) que, mientras se mantiene pulsado, permite ajustar manualmente la arandela de enfoque del objetivo. Y todo ello aunque se esté trabajando con la modalidad de autofoco.

Konica Minolta Dynax 7D
Konica Minolta Dynax 7D
Foto: Quesabesde

Bloque de exposición, tipo de medición -el fotómetro, como ocurre en casi todas las SLR también tiende a subexponer-, sincronización lenta con el flash, selección del punto de enfoque mediante un práctico mando basculante de cuatro direcciones y una función central, sensibilidades ISO... La Dynax 7D presenta una densidad de mandos y botones realmente apabullante, aunque no por eso más compleja que el resto.

Sensibilidad y balance de blancos
El acceso a las cruciales funciones de sensibilidad y balance de blancos es sencillo -sobre todo a la segunda de ellas-, y eso se agradece. En la parte superior, entre el disparador y la rueda de programas, se encuentra el mando del balance de blancos, con cuatro posiciones principales: automático, programas, manual y por grados Kelvin. Si se selecciona PWB (los programas), basta apretar el botón central (WB) y girar la rueda delantera para acceder en la pantalla a las típicas posibilidades: luz diurna, flash, tungsteno...

Konica Minolta Dynax 7D
Konica Minolta Dynax 7D
Foto: Quesabesde

La sensibilidad, por su parte, dispone de un rango de 100 a 1600 ISO (o hasta 3200 ISO, si así se elige en el menú de opciones). Para su selección, hay que recurrir -de nuevo- a la combinación de botón y rueda.

El sensor CCD incorporado ofrece una resolución de 6,3 megapíxeles y una multiplicación focal de 1,5x. Se pueden utilizar todos los objetivos AF de Konica Minolta, pero no las series MD y MC de la marca. Respecto a la compatibilidad del sistema Anti-Shake con las ópticas, Konica Minolta explica que, además de algunos objetivos macro propios, "la antivibración puede no funcionar con productos de otros fabricantes".

Konica Minolta Dynax 7D
Konica Minolta Dynax 7D
Foto: Quesabesde
Ráfagas y menús
El buffer de la cámara cumple las expectativas generadas por sus especificaciones técnicas. Así, la Dynax 7D realiza capturas de 3 fotogramas por segundo, hasta un total de 9 disparos en el formato RAW, y de 12, 15 y 19 en las diversas modalidades de JPEG disponibles.

El visor muestra en todo momento el estado del buffer y las fotos restantes antes de que haya que dejar de disparar o se ralentice. De todos modos, bajando la resolución a 2256 x 1496 puntos, hemos conseguido efectuar ráfagas de más de 25 disparos sin ningún problema. El sonido del obturador, eso sí, sorprenderá a más de uno.

Konica Minolta Dynax 7D
Konica Minolta Dynax 7D
Foto: Quesabesde

Además de la resolución y el formato de la imagen, el menú también permite ajustar 2 puntos hacia arriba o hacia abajo los valores de contraste, saturación, nitidez y matiz de la imagen. De igual modo, hay infinidad de opciones y prestaciones que requieren un análisis más detallado. Es el caso del formateo de la tarjeta, que está quizás un poco escondido, y de una opción de limpieza de sensor que levanta el espejo y abre el obturador, por citar dos ejemplos.

Los archivos RAW de 12 bits (que pueden capturarse con una réplica simultánea en formato JPEG), se graban con la extensión MRW en la tarjeta de memoria. Para abrirlos, es necesario instalar el software que acompaña a la cámara, el DiMage Viewer, que ofrece las típicas opciones de visualización, edición (bastante completa) y manipulación y exportación de RAW.

DiMage Viewer
DiMage Viewer
Foto: Quesabesde

DiMage Viewer
DiMage Viewer
Foto: Quesabesde

La Dynax 7D trabaja con tarjetas CompactFlash, que deben insertarse en su ranura de carga lateral. El puerto USB 2.0 también se sitúa en este lugar, aunque para poder acceder con mayor facilidad se ha habilitado una pequeña trampilla en la tapa.

Konica Minolta Dynax 7D
Konica Minolta Dynax 7D
Foto: Quesabesde
Revisión de las tomas
La visualización de las imágenes es realmente cómoda gracias a las dimensiones y resolución de su monitor. Para protegerlo, la Dynax 7D incluye en su embalaje una pantalla protectora de plástico transparente de sencilla colocación.

Konica Minolta Dynax 7D
Konica Minolta Dynax 7D
Foto: Quesabesde

Para ampliar la imagen, disponemos de prácticas opciones. El botón de la lupa -en el lateral izquierdo de la pantalla, junto al de borrado- amplía la imagen al máximo. Para ir alejándola progresivamente, basta con utilizar la rueda del disparador o seleccionar una zona concreta mediante el mando direccional trasero. Si queremos pasar de una imagen a otra manteniendo el zoom seleccionado, sólo hay que ir accionando la rueda que se controla con el pulgar.

Etiquetas
Fuentes y más información
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar