Opinión

Cuál es el futuro de las réflex digitales (Parte II)

 
26
NOV 2004

En cuanto a las cámaras profesionales, está claro que la tendencia es la opuesta. Los precios van a ser algo más estables, con una ligera tendencia a la baja; los modelos van a tener una vida más larga que la de las cámaras de consumo (un mínimo de dos años y un máximo cuatro), y en cada nueva generación se va a dar un gran salto de prestaciones.

Un solo dato: Canon ha presentado la EOS-1Ds Mark II, con 16 megapíxeles, que seguro que durará como mínimo dos años en el mercado situándose en lo más alto de su gama. Pero si Canon hubiera aplicado el esquema y diseño de píxeles del actual sensor de la EOS 20D en un sensor de 24 x 36 mm, se hubiera ido inmediatamente a los 21 megapíxeles.

Canon podría haber dotado a la nueva EOS-1Ds Mark II, si le hubiera dado la gana, de 21 megapíxeles

Dicho de otra manera, Canon podría haber dotado a la nueva EOS-1Ds Mark II, si le hubiera dado la gana, de 21 megapíxeles, con una ráfaga de 4 imágenes por segundo y, encima, con los excelentes resultados en sensibilidades altas de la 20D.

Canon tiene ya, hoy mismo, la tecnología y la capacidad productiva para hacerlo, si quiere. Simplemente, no ha creído necesario correr tanto. Ya la sacará en el 2006. O quizás entonces ya se vaya a los 26 megapíxeles, si los objetivos actuales lo aguantan...

¿Y el resto de marcas? Pues acelerando el paso para no perder el tren.

Nikon tiene una estrategia diferente a la avalancha de Canon. Ha presentado pocos productos, de vida bastante larga y de gran calidad. La D100 y la actual D70 son dos ejemplos.

Las novedades de Canon han conllevado una visible hemorragia de profesionales que han dejado Nikon

Pero las novedades de Canon han conllevado una visible hemorragia de profesionales que se han pasado de una marca a la otra. Sólo hace falta ir a una tienda que tenga objetivos y cámaras profesionales de segunda mano y comparar las estanterías con material de una y otra marca. Una está llena (todo el mundo vende) y la otra vacía (todo el mundo compra). Y no hace falta decir cuál es cuál.

En Nikon tienen mucho trabajo por hacer. El primer paso ya lo ha dado: la sustituta para la obsoleta D1X, la D2X, llegó en Photokina con 12,8 megapíxeles y un sensor de diseño propio pero de fabricación Sony, porque Nikon no tiene, hoy por hoy, capacidad productiva para hacerlo ella misma.

La sustituta de la D100, llamémosla D200, capaz de competir con la Canon EOS 20D, quizás llegue en primavera. Nikon siempre ha mantenido que todas sus réflex digitales -incluidas las profesionales- serán de formato DX, esto es, con un sensor de 23,7 x 15,7 mm. Hace ya algún tiempo que presenta objetivos específicos para esta medida, todos de alta calidad y, en el caso del 18-70 mm, a un precio realmente espléndido. Parece poco probable que Nikon se replantee esta estrategia.

A medio plazo, habrá que ver si Nikon puede recuperar clientes en el segmento profesional. En cuanto al aficionado, ya ha demostrado que pueden plantar cara con productos excelentes, pero también que sus fieles tienen que tener paciencia, muuucha paciencia...

¿Y las otras marcas? Si Nikon ha tenido que apretar el paso, los demás van con la lengua fuera...

Olympus cuenta con la E-1, una cámara interesante, pero demasiado cara para el aficionado y demasiado limitada para el profesional

Olympus, Fujifilm, Pentax y Konica Minolta están buscando crear un espacio de supervivencia frente a los dos grandes, ofreciendo prestaciones diferentes, algo que les haga únicos para convertirse en la mejor opción para un grupo de consumidores. Los cuatro presentaron nuevas réflex en Photokina.

Dentro de poco, Olympus lanzará al mercado una curiosa cámara, la E-300, y dos objetivos económicos especialmente destinados a ella. Vista en fotografías, es más fea que Picio. Pero con un precio ya casi confirmado de 1000 euros, y si sus 8 megapíxeles ofrecen una buena calidad de imagen, puede luchar muy dignamente con la Canon EOS 300D y la Nikon D70 y se puede vender muy bien.

Algunas de sus hipotéticas ventajas son el precio, los reducidos tamaño y peso y el conocido filtro anti-polvo. Su inconveniente, que a pesar de que el sistema Cuatro Tercios es teóricamente abierto, en la práctica sólo Olympus ha presentado un producto específico; concretamente, objetivos. Es cierto que Sigma ha adaptado un par de los suyos a esta montura, pero sin rediseñarlos, que es lo que hace falta.

Si la E-300 no se vende a millares, el sistema Cuatro Tercios podría quedarse en un pequeño reducto de fieles

De esta forma, el futuro usuario de Olympus está en realidad muy limitado a la hora de seleccionar objetivos. Son de gran calidad, pero de momento la oferta es corta y, sobre todo, muy cara. Por lo menos, hasta ahora. Si la E-300 da buen resultado y se vende a millares, el sistema Cuatro Tercios puede crecer. Si no, podría terminar como un pequeño reducto de fieles.

Pentax tenía hasta ahora en la *ist D a una réflex muy correcta, con el lastre, no obstante, de un precio muy alto en comparación con los de la competencia de Canon y Nikon.

También en Photokina presentó una versión básica de bajo precio, la *ist DS (vaya nombre...). Se trata de una cámara de 6 megapíxeles extremadamente pequeña y ligera, pero sus prestaciones y, sobre todo, su precio deberán ser realmente muy, muy buenos, si quiere llevarse un mínimo trozo del pastel. Yo lo veo francamente complicado.

Konica Minolta ha ido dando información con cuentagotas de su primera réflex digital, la Dynax 7D, también presentada en Photokina. Tiene un sensor de 6 megapíxeles y aporta como novedad el estabilizador de imagen en la cámara, con el mismo sistema de las cámaras compactas Dimage A1 y A2, de tan buenos resultados.

No hay ninguna noticia sobre futuras réflex básicas de Fujifilm, que quizás algún día presente un modelo basado en el estándar Cuatro Tercios

Puede ser una cámara muy interesante, pero su precio es ligeramente superior al de la EOS 20D... A medio plazo, Konica Minolta puede llegar a tener una oferta singular y relativamente sólida.

Ya hace mucho tiempo que Fujifilm presentó la FinePix S3 Pro, que no acaba de salir al mercado, aunque parece que ahora va en serio. Su peculiaridad es el sensor con fotosensores dobles, dos por cada píxel y de sensibilidades diferentes, que mejoran -en teoría- el rango dinámico de la captación. En otras palabras, la S3 Pro no quemará las luces y mantendrá la información de las mismas. Si funciona, tendrá su público entre algunos profesionales.

En cuanto a la oferta para aficionados, no hay ninguna noticia sobre futuras réflex básicas de Fujifilm. La compañía se adhirió al sistema Cuatro Tercios, por lo menos de palabra. Quizás algún día presente un modelo basado en este estándar. A medio plazo, es difícil decir qué perspectivas aguardan a esta marca. Lo tiene casi todo por hacer.

Quedan otras marcas que no parece que vayan a luchar por el mercado de las réflex digitales para los fotógrafos aficionados. Sigma, por ejemplo. Su evidentemente singularidad es el empleo de sensores Foveon. Es probable que se mantengan, pero como una opción puramente testimonial.

Kodak bastante trabajo tiene para sacar al mercado y pulir sus cámaras profesionales con sensores de 24 x 36 mm

Kodak bastante trabajo tiene para sacar al mercado y pulir sus cámaras profesionales con sensores de 24 x 36 mm. Leica, por su parte, intentará subir definitivamente al carro digital con su nuevo respaldo de 10 megapíxeles para sus réflex R8 y R9. A precio Leica, claro. Muchos aficionados no veo en la cola preguntando.

¿Alguno más? Pues quizás haya alguna sorpresa... Sony, por ejemplo. No, no creo que Sony lance una réflex tradicional. De hecho, nunca han hecho nada tradicional. En el ADN de la marca está la innovación y el ser diferentes de los demás. Para lo bueno y para lo malo.

No puede descartarse que Sony cree algún día una cámara de objetivos intercambiables, con visor electrónico y un sensor a medio camino del de las compactas y las réflex

Puestos a especular, no puede descartarse que Sony cree algún día una cámara de objetivos intercambiables (un par de zooms Carl Zeiss, por ejemplo), con visor electrónico y un sensor con un tamaño a medio camino entre las compactas y las réflex actuales. Al fin y al cabo, son los grandes suministradores de sensores del mercado. Repito: esto es una especulación, sin ningún fundamento ni rumor fiable que la sustente, pero yo estoy convencido de que lo harán...

La resolución seguirá aumentando, pero con los actuales sensores de 6 u 8 megapíxeles un aficionado tiene suficiente para crear muy buenas impresiones de tamaño DIN-A3. Seguro que veremos los 10 megapíxeles, y más pronto de lo que pensamos, pero los esfuerzos de las marcas seguramente se dirigirán a otros conflictos, como el de la reducción -ya muy buena- del ruido en las sensibilidades altas y lo que creo que será el gran argumento del futuro: el control más fácil y exacto del color; de la cámara a la impresión final, pasando por el monitor. Pero de esto ya hablaremos otro día.

En resumen, los dos grandes, Canon y Nikon, Nikon y Canon, se llevarán la parte del león. Los demás tendrán que ofrecer productos muy singulares o precios reventados para seguir en marcha.

Nos espera una temporada muy movida. Probablemente, hasta dentro de cuatro o cinco años no tendremos un mercado relativamente estable, con una oferta madura en varias marcas, con modelos de precios escalonados y adecuados a todas las necesidades y bolsillos. Pero hasta entonces, vamos a ver muchos cambios, propuestas exitosas, propuestas fracasadas y hasta algún susto, como la desaparición de alguna firma legendaria.

Así que a tomarse una tila y a mirar las cosas con tranquilidad, porque lo que pretenden todas estas marcas es vaciarnos los bolsillos cuanto más rápido mejor. Por lo menos, no se lo pongamos tan fácil, ¿no?


Artículo de opinión dividido en 2 partes:
- Parte I
- Parte II

Albert Sierra es el editor de la web Foto Imagen Digital, centrada en pruebas de cámaras digitales de gama alta y objetivos para réflex digitales.

La columna de opinión "El bisturí" se publica sin una periodicidad predeterminada.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar