Actualidad

Magnetoscopios VHS: el principio del fin

 
23
NOV 2004

Una de las mayores cadenas comerciales británicas dedicadas a la venta de productos de electrónica de consumo, Dixons, acaba de anunciar el cese de sus ventas de magnetoscopios VHS. Unos aparatos que los almacenes de la marca seguirán vendiendo sólo hasta su fin de existencias. La decisión de Dixons es otra aplastante evidencia de que los magnetoscopios VHS forman parte más de nuestro pasado que de nuestro presente.

El tiempo de los venerables grabadores VHS domésticos ha pasado y debe ahora ceder su lugar al vídeo digital, a esa fuerza llamada DVD que arrasa en todo el mundo. Ésta es la conclusión a la que han llegado los responsables comerciales de Dixons, según informa BBC News, tras comprobar cómo la venta de magnetoscopios VHS ha descendido paulatinamente a medida que los nuevos grabadores de DVD de sobremesa han puesto sus precios al alcance de muchos consumidores.

Una relación que, en cifras de la compañía, se acerca a dos magnetoscopios VHS vendidos por cada 40 aparatos de DVD.

Las evidentes ventajas del sistema digital, más rápido y de gran calidad de imagen y sonido, apoyan el proceso de lógica sucesión y transición al abandono de las cintas analógicas para el almacenamiento de contenidos audiovisuales, que ya se manifiesta en otros muchos sectores de la industria. Una mera cuestión de tiempo.

Pero pese a que los reproductores y grabadores de DVD siguen luchando por ocupar masivamente los muebles hi-fi y muchos otros rincones de los hogares actuales, lo cierto es que los VHS todavía mantendrán intactos su idilio de más de un cuarto de siglo con los televisores de muchas casas. Y es que los aficionados al cine, poseedores de preciadas videotecas modeladas a partir de cuantiosas horas de grabación analógica, tardarán todavía un buen tiempo en migrar todo su tesoro al soporte digital.

De ahí que, incondicionales de lo analógico aparte, siga existiendo espacio para la venta de magnetoscopios VHS durante un período indeterminado. Así lo refrenda la apuesta de Curry's -compañía hermana de Dixons- y otros comercios del gremio, en su apuesta por continuar con la venta de aparatos mientras exista cuota de mercado para ellos.

Tal y como recuerda nostálgicamente uno de los responsables de Dixons a la BBC, la primera venta de un magnetoscopio VHS en estos grandes almacenes data de 1978. Entonces, el primer dispositivo JVC comercializado por esa marca llegó a los escaparates a un precio aproximado de 800 libras, que actualmente equivaldrían a unos 4.200 euros.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar