Actualidad
MóDULO DIGITAL LEICA-R: EXISTE Y? ¡FUNCIONA!

Módulo Digital Leica-R: existe y... ¡funciona!

 
5
OCT 2004
Iker Morán   |  Colonia

No ha pasado por Photokina como una de las grandes novedades del sector. De hecho, ni siquiera ha sido una sorpresa, porque hacía ya más de un año que Leica había anunciado su intención de desarrollar, junto a Imacon, el primer respaldo digital para una cámara réflex de paso universal. Pese a ello, no eran pocos los que desconfiaban de la viabilidad de este proyecto, teniendo en cuenta el rápido avance tecnológico en el área digital y la reciente fusión entre Hasselblad e Imacon.

Hace unos pocos años, muchos hubieran pagado lo que fuera por cualquier artilugio que convirtiera su réflex tradicional en una digital. Para acallar la poca fe que siempre ha habido hacia esta posibilidad, Leica presentó la semana pasada en su stand de la ya clausurada feria Photokina 2004 los primeros modelos operativos del Módulo Digital R acoplado a la R9.

Un representante de Leica muestra la parte inferior del Módulo Digital Leica-R mientras sostiene la R9.
Los modelos, que ya estaban fuera de la vitrina y a disposición de quien quisiera tener el privilegio de ser uno de los primeros en tenerlo entre las manos, ya se encuentran en su última fase de desarrollo y no tardarán en llegar al mercado. Concretamente, en diciembre, aseguran los responsables de la marca.

Aunque se supone que técnicamente compleja, la ida de Leica es sencilla: un módulo adicional que al incorporarlo a sus cámaras R8 o R9 sustituya la película de éstas por un sensor digital, con sus correspodientes sistemas de alimentación y almacenamiento de imágenes. Y eso es precisamente de lo que se ha encargado Imacon, con un resultado que, al menos estéticamente, es extraño pero no se sale demasiado del diseño de las réflex de la marca. Aunque algo más abultado, claro está.

La maniobra de transformación de película a digital no parece demasiado complicada, tal y como se ilustra en las fotografías, al menos cuando es otro el que la realiza. Menos de un minuto y la R8 o R9 quedan convertidas en una réflex digital de 10 megapíxeles compatible con todas las ópticas Leica R, a las que habrá que aplicar un factor de multiplicación de 1,37x. Para guardar las imágenes, la cámara emplea tarjetas SD Card.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El módulo, además de los mandos necesarios y la pantalla trasera, también añade dos disparadores más: uno en la empuñadura vertical incorporada y otro en el frontal, muy cómodo si se utiliza la correa lateral para sostener la cámara.

Módulo Digital Leica-R
Módulo Digital Leica-R
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Módulo Digital Leica-R
Módulo Digital Leica-R
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

No obstante, la máquina resultante cuenta con aspectos un poco surrealistas (más allá del enfoque, que es únicamente manual). En efecto, la palanca de arrastre de la cámara original puede seguir utilizándose en la digital para, a falta de película que arrastrar, cargar el obturador de la cámara. Un auténtico placer -seguramente- para los usuarios digitales más clásicos.

Módulo Digital Leica-R
Módulo Digital Leica-R
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Módulo Digital Leica-R
Módulo Digital Leica-R
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

No hay que olvidar que estamos hablando de Leica, y que eso implica un mundo paralelo regido por sus propias normas. No cabe duda que la firma germana quiere marcar su particular estilo en el mundo digital. Así, no deberían sorprendernos los 4.500 euros que costará este curioso respaldo. Seguro que más de un usuario de la gama R de Leica estará encantado. Y para los de la M, Leica ha prometido alguna sorpresa para la próxima edición de Photokina, dentro de dos años. Paciencia.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar