• Canon EOS-1Ds Mark II: toma de contacto
  • Compaq iPAQ H3130: análisis
Prueba de producto
PHOTOKINA 2004: REPORTAJE

Olympus E-300: toma de contacto

 
30
SEP 2004
Iker Morán   |  Colonia

Rareza es la sensación que uno tiene al coger por primera vez una E-300. Hay que decir que Olympus dispone de un buen número de ellas en su stand de Photokina, así que tampoco había que luchar demasiado para tocarla. El diseño -bonito o feo, esto va a gustos- al menos es rompedor. Una curiosa mezcla entre las Camedia más grandes y la E-1. En suma, una compacta a la que se le ha incorporado una montura compatible con las ópticas del sistema Cuatro Tercios.

El E-System, representado por la conocida E-1 y, sobre todo, por la recién estrenada E-300, es el protagonista absoluto del stand de Olympus. La nueva réflex de la marca produce reacciones curiosas entre los visitantes, que cuando la ven no saben si se trata de un nuevo modelo de compacta o si realmente las ópticas son intercambiables.

Los representantes de Olympus explican a los visitantes de Photokina las bondades del sistema Cuatro Tercios.
El truco -me explican- ha sido sustituir el pentaprisma que incorporan las SLR por un sistema de espejos ("Porro", como el de algunos prismáticos) para reducir considerablemente el tamaño y poder conseguir unas formas muy distintas. Los modelos disponibles son aún prototipos que están en su última fase de desarrollo. O cámaras finales a las que solo les falta algún retoque.

El caso es que aún no se pueden tomar muestras con la cámara, pese a que me prometen que estará disponible en el mercado dentro de dos semanas. Respecto al precio los representantes de Olympus en Photokina no quieren mojarse, pero la de los 1.000 euros una cifra que suena mucho. La cuestión es: ¿Con óptica o sin ella?

Pese a ser la hermana pequeña de la E-1 ha sido un detalle mantener el sistema Super Sonic Wave Filter (SSWF) de Olympus: unas vibraciones ultrasónicas antes de cada disparo se encargan de limpiar el sensor CCD. De momento, éste es el único sistema realmente eficaz para evitar el clásico problema de la acumulación de polvo en el sensor.

Olympus E-300
Olympus E-300
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Olympus E-300
Olympus E-300
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El CCD, por cierto, es del mismo tamaño que el de la E-1; es decir, la distancia focal de las ópticas Zuiko hay que multiplicarla por 2, pero se ha aumentado la resolución hasta los 8 megapíxeles.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Olympus E-300
Olympus E-300
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Olympus E-300
Olympus E-300
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

¿No había suficiente con los 5 megapíxeles de la E-1?, les pregunto. En un año, la tecnología y el mercado han evolucionado mucho, me contestan, y ahora es posible ofrecer un sensor con tecnología full-frame transfer de mayor resolución y con unos costes más bajos.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Respecto a los mandos, parece que se han distribuido con bastante sentido común. La zona trasera recuerda mucho a la de la E-1. A la derecha de la pantalla, un mando en forma de cruz para controlar la sensibilidad y el autoenfoque, y a la izquierda, los controles del balance de blancos, la calidad o la compensación de la exposición en accesos directos y sencillos, sin tener que meterse en el menú de la cámara.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
Artículos relacionados (3)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar