• Nikon Coolpix 8400 y 8800: toma de contacto
  • Olympus E-300: toma de contacto
Prueba de producto
PHOTOKINA 2004: REPORTAJE

Canon EOS-1Ds Mark II: toma de contacto

 
30
SEP 2004
Iker Morán   |  Colonia

Canon no ha decepcionado. Su última estrella, la EOS-1Ds Mark II, ya estaba lista para pasar por las manos de la prensa en la jornada previa a la apertura oficial de Photokina y durante todos estos días ha podido contemplarse en el stand de la marca. Por si fuera poco, los responsables de Canon nos dejaron probar la cámara e incluso tomar alguna muestra para publicar, aunque la unidad prestada no era todavía definitiva.

Al igual que ocurría con la EOS-1D y su sucesora, la EOS-1D Mark II, las diferencias externas entre la EOS-1Ds y la nueva EOS-1Ds Mark II son imperceptibles, si es que existen. Las mejoras van por dentro, sobre todo en los dos puntos que son vitales para el profesional de la fotografía: resolución y velocidad.

Parece claro que todo el mundo está decidido a hacer compatibles estos dos criterios, y Canon, el primero. En un sensor CMOS de igual tamaño al de su predecesora (24 x 36 mm, sin multiplicación focal), se ha aumentado la resolución de 11 a 16 megapíxeles. Y las mejores respecto a la velocidad son, si cabe, más impresionantes, teniendo en cuenta el tamaño de los archivos que la cámara tiene que gestionar.

Canon EOS-1Ds Mark II
Canon EOS-1Ds Mark II
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El nuevo procesador DIGIC II se encarga de que los 4 fps, disparados en ráfagas de hasta 32 imágenes en formato JPEG, sean realidad. Una realidad que si en la teoría suena bien, en la práctica suena -literalmente- aún mejor.

Canon EOS-1Ds Mark II
Canon EOS-1Ds Mark II
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

En el stand de Canon, la EOS-1Ds está muy bien acompañada por el módulo de transmisión inalámbrica Wi-Fi que Canon ha presentado conjuntamente. En lugar de añadir una pieza a la base de la cámara -como hace Nikon con sus D2H y D2X-, Canon ha optado por un módulo independiente del tamaño de un walky-talky que se conecta mediante el puerto Firewire. Tal y como nos demostraron, el proceso de transmisión es sencillo y rápido.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Un dispositivo receptor y un ordenador bastan para ir descargando automáticamente las imágenes que se van disparando desde la cámara. Sin cables y sin problemas. Una alternativa que, visto lo visto, seguro que se convierte en habitual dentro del segmento profesional dentro de no mucho tiempo.

Canon WFT-E1
Canon WFT-E1
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Para rematar la jugada, la EOS-1Ds Mark II -cada vez complican más los nombres de las máquinas- llevaba montado el nuevo flash Speedlite 580EX, que toma el relevo del 550 para situarse en la gama más alta de la marca.

Canon EOS-1Ds Mark II: muestra
Canon EOS-1Ds Mark II: muestra
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

A primera vista, y sin adentrarse demasiado en sus funciones, se nota un importante cambio estético (es algo más pequeño y redondeado) y algunas ideas que se echaban en falta en anteriores modelos: una pantalla para destellos reflejados que se extrae junto al difusor y un único botón para realizar todos los giros de la cabeza del flash.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar