Actualidad
ESPECIAL AGOSTO

Canon EOS 20D: la sucesora de la 10D ya es un hecho

 
30
AGO 2004

Las especulaciones que circulaban desde hacía ya varías semanas sobre la sucesora de la Canon EOS 10D han concluido, finalmente, con la presentación de la EOS 20D. La última novedad réflex de Canon, dirigida tanto al aficionado exigente como al profesional austero, salta a la palestra con un sensor de 8 megapíxeles, un factor de multiplicación de 1,6x y una ráfaga de 5 fotogramas por segundo.

Como cada año por estas fechas, la rumorología hace su agosto, y la EOS 20D lo ha sufrido en sus propias carnes. Y es que tras semanas y semanas de indicios no confirmados e inocentes filtraciones, la que se erige como relevo natural de la EOS 10D, una máquina que en su día propició la conversión de muchos fotógrafos químicos a digitales, es ya una realidad.

Canon EOS 20D
Canon EOS 20D

La nueva cámara SLR digital de Canon aparece con un puñado de novedades bajo el brazo. Para empezar, su sensor CMOS de tamaño APS y con una corrección de focal de 1.6x ostenta una resolución de 8,2 millones de píxeles efectivos. Las imágenes pueden capturarse en los formatos JPEG y RAW -también simultáneamente-, a un tamaño máximo de 3504 x 2336 píxeles.

A la resolución de la máquina cabe sumarle una ráfaga de hasta 5 fotogramas por segundo, con la que es posible registrar series de un máximo de 23 imágenes en JPEG o de 6 en RAW. Otro aspecto reseñable es el sistema de enfoque de 9 puntos, que ofrece -asegura Canon- "una detección de enfoque precisa y una mayor cobertura del sujeto".

Canon EOS 20D
Canon EOS 20D

La nueva Canon, como buena heredera de la EOS 10D, cuenta además con un cuerpo de aleación de magnesio más estilizado y de menores dimensiones y peso: unos 750 gramos, con la batería de ión de litio incluida.

Por otro lado, la EOS 20D incorpora una zapata para flash externo compatible con el sistema E-TTL II. La unidad incorporada de tipo pop-up, por cierto, se ha modificado para aumentar su ángulo, al estilo de la EOS 300D. La cámara cuenta también con un nuevo rango de sensibilidad que se añade al abanico 100-1600 ISO, concretamente de 3200 ISO. Son también destacables las opciones de configuración del balance de blancos, pues la EOS 20D cuenta con un total de siete modos de balances prefijados que se complementan con las opciones de calibración manual y de ajuste fino o mediante grados Kelvin.

Sin embargo, no todo son ventajas. Poco después de su nacimiento, ya se aventuran los primeros contratiempos para la EOS 20D. Para empezar, el modo de sensibilidad automático sólo permite elegir entre 100 y 400 ISO. La pantalla de enfoque podría ser otro de los objetos de crítica, puesto que en este modelo ya no es de cristal esmerilado, sino de un material plástico que, según Canon, es mucho mejor para el enfoque manual.

Según informa la central alemana de Canon, la nueva EOS 20D estará disponible este próximo mes de septiembre, días antes de la celebración del salón Photokina de Colonia. El precio del cuerpo rondará los 1600 euros, alcanzando los 1700 si se adquiere con el objetivo EF-S 18-55 mm que tan popular ha hecho la EOS 300D.

Productos relacionados (2)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar