Actualidad
ESPECIAL AGOSTO

Canon continúa renovándose y da a conocer las PowerShot A95 y A400

 
30
AGO 2004

Tal como ya advirtiera a finales del pasado año, Canon se ha empeñado en hacer del 2004 su más prolífico año digital. La firma nipona ha actualizado nuevamente dos de sus modelos compactos, las PowerShot A80 y A310, a las que reemplazan las A95 y A400. La primera suma más resolución a su antecesora; la segunda le añade una óptica de focal variable.

Canon se mantiene firme en su incesante política de renovación. A la par que envía a un retiro dorado a máquinas tan populares como la PowerShot G5 y la EOS 10D, a las que sustituyen las recién llegadas G6 y EOS 20D, la compañía pretende hacer lo propio con las PowerShot A80 y A310.

Sus respectivos reemplazos son las nuevas A95 y A400, cuyas aportaciones a los modelos precedentes van más allá -afortunadamente- de un mero rediseño exterior o de una actualización del sensor.

PowerShot A95: más píxeles y más pantalla
Ligeramente más liviana que su predecesora -pesa unos 15 gramos menos que la A80- la nueva PowerShot A95 llega con un sensor de 5 megapíxeles efectivos que brinda imágenes de hasta 2592 x 1944 puntos. La A95, así pues, añade un millón de píxeles a la resolución de la A80, si bien las dimensiones del sensor, de 1/1,8 de pulgada, se mantienen inalterables.

Canon PowerShot A95
Canon PowerShot A95

La pantalla TFT rotatoria es un tanto más grande que la de la A80, pasando de 1,5 a 1,8 pulgadas de diagonal. Su resolución, asimismo, aumenta a un total de 118.000 píxeles.

Canon PowerShot A95
Canon PowerShot A95

Otras de las novedades con las que llega la A95 son un mayor número de modalidades de disparo escénico, así como la denominada opción "Postcard", que prepara la resolución de la imagen al tamaño estándar de una postal para su posterior impresión. Es también destacable la inclusión de la modalidad de autoenfoque selectivo con la que el fotógrafo puede escoger el punto del encuadre sobre el que desea realizar el enfoque.

El sistema óptico de la A95 se mantiene idéntico al de la A80, con una distancia focal de 38-114 mm, en el formato de 35 mm, y un rango de máximas aberturas de f2.8-4.9.

Los sistemas de almacenamiento, basado en tarjetas CompactFlash de Tipo I, y alimentación, regido por el uso de pilas alcalinas o de Ni-MH, forman parte de la herencia directa de la A80.

PowerShot A400: adiós al objetivo de focal fija
Son varios los argumentos de peso con los que aterriza la nueva PowerShot A400 para relegar al olvido a sus hermanas pequeñas. De entrada, la máquina está dotada de una óptica de distancia focal variable; se trata, concretamente, de un zoom 45-100 mm, prácticamente carente de angular y con una poco alentadora abertura de f3,8.

Canon PowerShot A400
Canon PowerShot A400

La cámara conserva la resolución de 3 megapíxeles de la A310, si bien su sensor, de 1/3,2 pulgadas, ha experimentado una sensible reducción de tamaño.

El cuerpo de la máquina también se ha encogido, un avance al que ha contribuido la sustitución de la ranura para tarjetas CompactFlash de la A310 por otra compatible con el más pequeño estándar SD Card. El cuerpo de la máquina es, según Canon, un 11% más pequeño que el de su predecesora, adelgazándose su peso en unos 10 gramos.

El sistema de autoenfoque AiAF desarrollado por Canon, por otro lado, se basa en un total de 9 puntos, en vez de los 5 del modelo anterior. Al igual que la A95, la A400 está dotada de más modos escénicos de disparo y de la ya comentada opción "Postcard".

La división germana de Canon puntualiza que ambas máquinas estarán disponibles a principios de septiembre. La PowerShot A95 saldrá a la venta por unos 400 euros; el precio de la A400, por su parte, rondará los 170 euros.

Productos relacionados (2)
Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar