Actualidad

El adiós de Nikon a las cámaras compactas de carrete, cada vez más cerca

 
16
JUN 2004

Nikon podría considerar su retirada definitiva del sector de cámaras compactas de película a partir del próximo año. El presidente de su división de Imagen asegura que estas máquinas ya no son un buen negocio en ningún lugar del mundo, y advierte que sólo es cuestión de tiempo el que Nikon decida mudarse por completo al formato digital.

El presidente de la división de Imagen de Nikon, Makoto Kimura, lo podría haber dicho más alto pero no más claro: "Es todavía una cuestión de tiempo, pero tarde o temprano tendremos que disolver este negocio". El directivo de Nikon se refiere al negocio de las cámaras compactas de carrete, del que la compañía podría retirarse de forma definitiva el próximo año, según ha comunicado a Reuters.

Las declaraciones de Kimura son el primer anuncio oficial de Nikon sobre su rumoreada retirada del mercado de las cámaras digitales de carrete. La primera señal de alarma saltó en noviembre de 2003, cuando un reputado periódico nipón aseguraba en sus páginas que la firma fotográfica había comenzado a paralizar la producción de cámaras compactas de carrete.

Kimura es taxativo cuando habla del futuro comercial de las cámaras compactas de película: "En realidad, ya no hay ninguna región del mundo en la que resulte rentable el negocio de cámaras compactas de película".

Al referirse a las cámaras réflex de película, el directivo de Nikon asegura a Reuters que la firma nipona no tiene previsto paralizar su producción.

Una estrepitosa caída
La venta de este tipo de cámaras ha decaído de forma constante a lo largo de los últimos años. Prueba de ello son las estimaciones de ventas que ha hecho la firma nipona para el presente año fiscal japonés, que concluye el próximo mes de marzo.

Así, Nikon espera llegar a vender solamente 50.000 cámaras compactas de carrete alrededor del mundo en este periodo. El ejercicio 2002-2003 se saldó con un registro de 600.000 unidades vendidas.

El polo opuesto a tan espectacular declive de ventas lo protagonizan las cámaras compactas digitales de la compañía. Así, Nikon espera llegar a vender hasta 7,8 millones de máquinas de este tipo durante el presente año fiscal japonés. Ello supondría un aumento del 44% con respecto a las 5,4 millones de unidades vendidas el pasado ejercicio.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar