Actualidad

El futuro según NEC

 
15
ABR 2004

Llegará un día en el que las cámaras digitales serán brazaletes y en el que decoraremos nuestra casa con curiosos visores de imágenes digitales. Como mínimo, eso es lo que imaginan los diseñadores de NEC, que con el proyecto Resonantware han dado rienda suelta a su imaginación para dibujar los gadgets tecnológicos del futuro. El objetivo: mejorar la relación entre el hombre y la máquina.

NEC ha publicado recientemente en su página web un conjunto de diseños conceptuales destinados a imaginar la tecnología del mañana. El proyecto Resonantware revisa los usos de varios objetos, e imagina cómo podrían integrarse mejor en nuestra vida cotidiana.

Algunas ideas para nuestro mañana fotográfico
Entre los futuristas diseños del proyecto Resonantware destaca el denominado Wacca, un peculiar brazalete en el que podríamos inmortalizar nuestros recuerdos en forma de fotografía. Gracias a unos sensores especiales, el objetivo capturaría la imagen desde el punto de vista de quien llevara el brazalete. En su superficie transparente, se podrían ver en pequeño formato las imágenes guardadas, o incluso "pintar" el brazalete con la imagen que deseáramos.

Otra de las curiosas ideas de NEC es una especie de frasco transparente, que en realidad es un visor de imágenes destinado a la decoración del hogar. NEC lo llama Flacon. El proyecto parte de la base que hoy día tomamos una gran cantidad de fotografías que se quedan olvidadas en un rincón del disco duro. Flacon estaría lleno de un líquido electroluminiscente en el que las imágenes, por decirlo de alguna forma, irían flotando. El "tapón" de la botella proyectaría contra una pared estas mismas imágenes, de acuerdo con la fecha -un cumpleaños, por ejemplo- o el estado emocional de su propietario.

Y más
La lista de los objetos imaginados por NEC incluye varias propuestas más, a cual de ellas más imaginativa: un teléfono móvil hecho de material blando, que podría adoptar varias formas y usos diferentes; un conjunto de bolígrafos multifuncionales que no son sino una auténtica oficina portátil (ordenador, teléfono, proyector, cámara...); unos curiosos chips del tamaño de una canica para almacenar música u otros datos...

Con Resonantware, los diseñadores de NEC han jugado a ser Julio Verne. Ellos mismos avisan: "Son modelos conceptuales, y actualmente no se ha previsto su fabricación". Esperamos con ansia la llegada del futuro.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar