Actualidad

Canon desvela dos nuevas impresoras fotográficas de la serie CP

 
1
ABR 2004

Las nuevas CP-220 y CP-330 se añaden a la oferta de pequeñas y compactas impresoras por sublimación de Canon dirigidas al aficionado a la fotografía digital. Prácticamente idénticas, la CP-330, que es ligeramente más grande, alberga una batería de ión de litio con una autonomía de hasta una hora y media.

Canon ha publicado hoy en su página oficial japonesa las características de dos nuevas impresoras por sublimación de la gama CP, bautizadas CP-220 y CP-330. Se trata de dos dispositivos casi iguales, pero con una diferencia básica referente al sistema de alimentación. Así, mientras la CP-220 incorpora la conexión de rigor para corriente alterna, la CP-330 equipa además una batería de ión de litio.

La CP-330, así pues, se presenta como una impresora totalmente portátil, con una autonomía -dice Canon- de hasta 90 minutos. Evidentemente, la longevidad de la batería de ión de litio incorporada varía según el uso que se haga de la impresora. Canon asegura que la citada batería da, aproximadamente, para 24 impresiones de 10 x 20 centímetros, 36 de 10 x 15 y 72 impresiones de formato "tarjeta de crédito".

Ambas impresoras ofrecen una resolución de salida de 300 x 300 puntos por pulgada y tardan entre 40 y 106 segundos en realizar las impresiones, en función del tamaño de la copia. Obviamente, pueden utilizarse conectadas a un ordenador o directamente a la cámara, mientras ésta sea Canon o compatible con el estándar de impresión PictBridge.

La división estadounidense de Canon ha informado que las CP-220 y 330 saldrán a la venta en mayo y abril, respectivamente, a unos precios aproximados de 180 y 280 dólares.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar