Actualidad

Panasonic propone un entorno profesional sin cintas con la nueva línea DVCPRO P2

 
27
FEB 2004

Fruto del alto ritmo de desarrollo en que se encuentra inmersa la tecnología flash de almacenamiento, Panasonic ha ideado la nueva línea de productos profesionales DVCPRO P2. La nueva órbita de productos gira alrededor del también recién nacido estándar de almacenamiento sólido P2. Panasonic ya ha presentado la primera cámara de este sistema, además de una unidad de grabación y otra de lectura.

Las cintas de vídeo digital están abocadas al ostracismo. Panasonic lo tiene claro, y con esta idea en la cabeza ha apostado por la nueva gama DVCPRO P2. La principal característica de esta familia de productos profesionales es la posibilidad de crear y gestionar archivos de imagen basados en el formato de vídeo digital DVCPRO -en sus dos variantes de 25 y 50 Mbs-, así como su compatibilidad con las nuevas tarjetas de almacenamiento P2, desarrolladas por Panasonic.

Las tarjetas P2 están disponibles, por ahora, en capacidades máximas de 2 ó 4 GB, aunque Panasonic tiene previsto que alcancen los 128 GB. A modo de ejemplo, y según los datos del fabricante, la tarjeta de 4 GB permite grabar hasta 16 minutos en DVCPRO, así como unos exiguos 2 minutos en el formato DVCPRO 50.

La robustez de las tarjetas P2 queda exenta de toda duda: la marca garantiza alrededor de las 30.000 conexiones y extracciones de una misma unidad. Además, su cuerpo está revestido de una carcasa de aluminio.

Formato profesional en tarjetas de memoria, el quid de la cuestión
Panasonic sostiene que la principal ventaja de este nuevo entorno de trabajo audiovisual es la convergencia entre los formatos de vídeo profesional DVCPRO y DVCPRO50 y el almacenaje de tipo sólido, caracterizado por su resistencia, fiabilidad, capacidad de reciclaje y por la reducción de los elementos mecánicos en las videocámaras que lo utilizan. Con los accesorios adecuados, es posible la edición directa y final de los contenidos desde dispositivos móviles -como ordenadores portátiles- y su posterior transmisión desde el mismo lugar de producción.

Panasonic AJ-SPX800
Panasonic AJ-SPX800

La compañía nipona ya ha presentado los primeros miembros de la línea DVCPRO P2. Se trata de la videocámara AJ-SPX800, del grabador AJ-SPD850 -de un aspecto similar al de los magnetoscopios profesionales clásicos- y del lector de tarjetas AJ-PCD10.

Panasonic AJ-SPD850
Panasonic AJ-SPD850

Los precios de venta de las tarjetas de 2 y 4 GB no se han concretado todavía de forma oficial. Por su parte, el precio de la cámara es de unos 2.500.000 de yenes (poco más de 18.200 euros), el del grabador ronda los 1.700.000 yenes (12.400 euros), y el del lector se aproxima a los 280.000 yenes (2.000 euros). Los tres estarán disponibles en Japón a partir del próximo mes de abril.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar