Actualidad

Ricoh avanza en su árbol genealógico con la presentación de la Caplio 400G wide

 
22
DIC 2003

El ímpetu de las nuevas generaciones acaba siempre por imponerse, y en el caso de Ricoh el pronóstico no es menos válido. La compañía acaba de desvelar su última cámara digital, una compacta resistente al agua, al polvo y a los golpes, que se perfila como una mezcla de los modelos Caplio G4 wide y 300G. Su nombre, evolutivamente lógico: Caplio 400G wide.

Ricoh ha cogido lo más destacado de sus compactas Caplio G4 wide y 300G y lo ha aunado en una suerte de híbrido denominado Caplio 400G wide. En efecto, la nueva compacta digital de la compañía nipona incorpora la óptica de la G4 wide, caracterizada por un acentuado angular de 28 mm, en su equivalencia al formato de 35 mm. Se trata de un objetivo de distancia focal variable, esto es, con un zoom óptico de hasta 3 aumentos que alcanza los 85 mm de tele. El abanico de máximas aberturas es de f2.6-4.3.

La otra destacada virtud de la nueva 400G wide es su concepto de cámara robusta y resistente, atributos propios de su antecesora 300G. Así, la máquina posee una protección de goma que la hace más resistente a las caídas y los golpes, y puede asimismo sumergirse bajo a 1 metro de profundidad bajo el agua. La otra inclemencia a la que es resistente la 400G wide es el polvo, pudiendo fotografiar sin riesgos "en entornos con mucha arena", según señala Ricoh en su nota de prensa.

El resto de características básicas de la 400G wide son sus 3 megapíxeles de resolución, los mismos que las G4 wide y 300G. La pantalla incorporada es de 1,6 pulgadas y la ranura para tarjetas de expansión es compatible con el estándar SD Card.

En su nota de prensa, publicada en japonés, Ricoh precisa que la nueva máquina saldrá al mercado nipón el 30 de enero del próximo año. Su precio aproximado es de 100.000 yenes, esto es, unos 720 euros.

Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar