• "Si presenciara un atentado, dejaría la cámara e iría a atender"
  • "El soporte magnético pasará a la historia: es inevitable"
Entrevista
MANUEL HERNáNDEZ DE LEóN, REDACTOR JEFE DE EFE

"Las compañías juegan con nosotros"

 
21
DIC 2003

La gente que no le conoce puede pensar que es otro fotógrafo más. Oculto siempre tras el traje y la corbata, sólo una bolsa de equipo fotográfico le delata. No parece periodista, casi pasa más por un ejecutivo, y desde luego lo que oculta muy bien es el hecho de ser -a sus 54 años- uno de los mejores fotoperiodistas del mundo. Manuel Hernández de León recibe a QUESABESDE.COM en su mesa de la Agencia EFE, donde desempeña el cargo de redactor jefe. Sus palabras sientan cátedra entre los fotógrafos. Y entre papeles, material de oficina y una Nikon D1H que termina de recargar, charla con nosotros.

Fotógrafo nada menos que desde 1964...

Hernández de León, apasionado de su trabajo, considera que la fotografía digital es un negocio fundamentado en la carrera de los megapíxeles.
Pues sí. Entré en la Agencia EFE con 14 años, el 1 de enero de 1964. En realidad, tuve que esperar un poco a tener la edad mínima para poder entrar.

Sólo 14 años. Puede decirse que has hecho fotos casi desde la cuna...

Pues casi. Esto me ha gustado desde siempre.

Más de veinte premios internacionales, viajes por los cinco continentes y redactor jefe en una de las agencias de noticias más importantes del mundo ¿Estás ya en la cima?

No, no. Esto es un día a día. La gloria sólo dura lo que dura el periódico: 24 horas.

Pero la foto, al final, es lo que queda.

Sí, pero yo no me lo creo nada. Lo hecho hoy no vale mañana.

¿Qué es lo que tiene la fotografía de prensa?

La emoción de un nuevo día. Cada mañana yo llego a trabajar sin saber qué es lo que va a ocurrir. La noticia surge en la calle sin que nadie se lo espere. Hoy es un incendio, mañana un atentado, luego un accidente...

No hay monotonía.

Exactamente. Cada día se empieza con la misma ilusión que el anterior.

Pero a estas alturas, lo tendrás todo dominado...

Todos los días se aprende algo nuevo. A mí, por ejemplo, me gusta mucho ver fotos, y siempre se saca algo.

© Hernández de León
 © Hernández de León

Es curioso: no eres un jefe "de despacho".

Antes que jefe soy reportero. La única condición que puse cuando me propusieron ser redactor jefe fue que me permitieran seguir en la calle.

Contrariamente a lo que dices, muchos de tus colegas ven la fotografía exclusivamente como un trabajo...

Yo no. Veo la fotografía con ilusión, no como un trabajo. Da igual que sean reyes o accidentes.

¿Pero algo tendrá el ser jefe?

Lo que más se tiene es experiencia. Había un fotógrafo que me gustaba mucho, Eddie Adams. Él era editor gráfico y había visto tantas cosas que ya sabía perfectamente cómo editar las fotografías. Usaban unas cámaras Retinar que tenían el visor como una lenteja.

© Hernández de León
 © Hernández de León

Pues hoy día mucho han cambiado las cosas...

Bueno, la tecnología digital nos ha facilitado [a los fotoperiodistas] enormemente la vida.

¿Hay diferencia entre la fotografía de carrete y la digital?

No. Sólo es una forma distinta. Por mucha tecnología que haya, siempre tiene que haber un ojo que mire por el visor. Detrás de cada cámara hay un profesional que es el que hace la fotografía.

Entonces, ¿qué ventajas tiene la fotografía digital?

La tecnología digital nos ha ayudado a hacer que la comunicación [proveniente de la agencia] llegue más rápidamente a los medios.

¿No se echa de menos el carrete?

Hombre... Yo antes preparaba el revelador, el fijador... Todo lo hacíamos a mano; era otra cosa. Trabajar en blanco y negro: eso es arte.

¿Lo demás no?

No es lo mismo.

© Hernández de León
 © Hernández de León

© Hernández de León
 © Hernández de León

¿Pueden establecerse pues distinciones entre lo digital y lo químico?

Vamos a ver... El blanco y negro es para las exposiciones; la diapositiva, para las revistas, que son las que piden más calidad, y el digital, para nosotros [la prensa diaria].

¿Está condenado el carrete a desaparecer?

Todo ha tenido su etapa y ya todo es intercambiable. Puedes hacer una foto igual con carrete que con digital, pero si detrás no está ese ojo que te comentaba antes... Lo del digital es un negocio. Canon saca una cámara tal, y luego Nikon saca otra con el doble [de resolución]... Y en dos años, ¿20 megapíxeles? Yo creo que lo digital se estancará en cuanto alcance la calidad el medio formato. Lo que pasa es que las compañías juegan con nosotros y el desembolso que tenemos que hacer es grande. Al final, lo que hacen tanto Nikon como Canon con los profesionales es tenerlos como banco de pruebas.

¿Banco de pruebas?

El dinero está en el mercado aficionado. Nosotros [los profesionales] probamos los equipos, y si funcionan los pasan al público medio.

© Hernández de León
 © Hernández de León

Hoy día la lucha de marcas está a flor de piel...

Nikon y Canon están al mismo nivel. Lo que pasa es que hay una alternancia que quizás incluso esté estudiada. Canon saca una máquina, y al par de meses Nikon saca otra superior...

Sin embargo, y a pesar de todos estos avances en el sector profesional, hay fotógrafos que utilizan pequeñas digitales...

Bueno... Eso es más una técnica de ahorro que otra cosa. Desgraciadamente, hay algunos periodistas a los que la información no les importa tanto.

Permítenos, para acabar, realizarte nuestra pregunta de rigor: ¿cuál es la foto que más recuerdas?

Pues no sé... He hecho tantas... Las del 23F [intento del golpe de Estado de 1981], la firma del Rey [Juan Carlos I] de la Constitución, la del Rey llorando por la muerte de Hassan II... Ésta ha tenido un montón de premios...

© Hernández de León
 © Hernández de León

¿Y cuál te gustaría hacer?

No lo sé. Son tantas ya...

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar