Actualidad

Mobile World Congress 2013: una mudanza para crecer

 
23
ENE 2013
Lucas Laó   |  L'Hospitalet de Llobregat

"Nos encanta la sede de Montjuïc, pero tiene sus limitaciones." Así justifica John Hoffman, director ejecutivo de la GSMA, el principal cambio que vivirá el Mobile World Congress (MWC) en su edición de 2013, que se celebra del 25 al 28 de febrero: tras casi una década celebrándose a escasos metros de la emblemática Plaza de Espanya, la gran cita anual de la telefonía móvil se muda a las instalaciones de Fira de Barcelona en la ciudad colindante de L'Hospitalet de Llobregat.

El MWC crece así en espacio expositivo hasta los 94.000 metros cuadrados, un 30% más que en ediciones anteriores. Es uno de los datos que Hoffman compartía esta mañana con la prensa en un acto celebrado precisamente en la nueva sede del evento. Los periodistas convocados, eso sí, pudieron comprobar en primera persona que se acabó eso de tener varias bocas de metro a tiro de piedra de la entrada. La organización confía en que los asistentes tengan suficiente con ferrocarriles, autobuses y taxis.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Hoffman (a la derecha) y Wood durante la rueda de prensa celebrada esta mañana.

Tras cerrar el MWC de 2012 con 67.000 asistentes, la GSMA confía en llegar hasta los 70.000 este año, en la que presume de ser la edición con más espacio y expositores hasta la fecha. Un millar y medio de compañías (113 de ellas españolas) se repartirán el espacio de los ocho pabellones del evento, incluyendo una moderna sala de conferencias por la que pasarán oradores como Stephen Elop o César Alierta, máximos dirigentes de Nokia y Telefónica, respectivamente.

En un año en el que Barcelona estrena además el título de capital mundial del móvil, desde la GSMA trazan un futuro caracterizado por el crecimiento del sector pese a la actual crisis económica. Been Wood, analista de CSC Insight, sostiene que este año se venderán 1.300 millones de teléfonos, y por primera vez los smartphones superarán en cantidad a los modelos de prestaciones más sencillas. Sin olvidarse de los tablets, que en 2012 movieron 150 millones de unidades.

Michael O'Hara, jefe de "marketing" de la GSMA, va más allá al hablar del impacto que los dispositivos móviles están teniendo en otros sectores, como el de la salud o el automovilístico. "Todo tipo de dispositivos necesitarán una conexión móvil", afirma. "Incluso cámaras", secundaba Wood con una Samsung Galaxy Camera en la mano a modo de ejemplo.

Y tampoco hay que olvidarse de las aplicaciones: si en 2012 se descargaron unos 53.000 millones en todo el mundo, Wood prevé que este año la cifra ascienda a 150.000 millones. Descargas que requerirán conexiones móviles cada vez más estables y veloces, de ahí que desde la GSMA hagan hincapié en la necesidad de liberar espectro radioeléctrico para facilitar el asentamiento del estándar LTE (que en España, sin ir más lejos, no puede emplear de momento frecuencias reservadas a la TDT).

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Wood, Hoffman y O'Hara posan para la prensa.

En cuanto a los lanzamientos que se esperan para el evento, Wood sostiene que Android volverá a ser el protagonista indiscutible en la parte del software. En el hardware, y teniendo en cuenta los numerosos precedentes que se han desvelado en el reciente salón CES de Las Vegas, da por hecho que entre las novedades más sonadas se estilarán las pantallas de 5 pulgadas, los procesadores de cuatro núcleos y las cámaras de 13 megapíxeles.

Pese al cambio de sede, Hoffman quiso matizar que el Mobile World Congress 2013 seguirá manteniendo su esencia de años anteriores. "Será mucho de lo que ya visteis en el pasado, pero más grande y mejor." Además del aumento de espacio, por ejemplo, este año habrá 270 redes Wi-Fi adicionales. A partir del próximo 25 de febrero tocará comprobar si esto se traduce en que ya no será tan difícil lograr conectarse a alguna.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar