• No hay artículos previos de esta serie
  • 1966: un Mundial con final controvertido
Cromos del Mundial

1930: la pasión por el Mundial se desata en Montevideo

 
29
JUN 2010

Desde la fundación de la FIFA en 1904, ya se planteó como opción de futuro la posibilidad de crear una competición de equipos a nivel mundial. No obstante, no fue hasta 1930 cuando el proyecto se hizo realidad en Montevideo, Uruguay. Ese año, los equipos participantes fueron Argentina, Bélgica, Bolivia, Brasil, Chile, Estados Unidos, Francia, México, Paraguay, Perú, Rumanía, Yugoslavia y el país anfitrión.

La primera competición no estuvo exenta de polémica y perdió brillo debido al boicot que realizaron diversos países europeos, que no asistieron alegando problemas económicos causados por la fuerte crisis que azotaba entonces al viejo continente. Igualmente, Egipto no llegó a tiempo: aunque estaban inscritos, demandaron a la organización posponer el inicio de los encuentros, ya que el viaje en barco les impedía estar allí para la fecha prevista. Tras algunas deliberaciones, la FIFA denegó esta petición, quedando ese país fuera de juego.

Foto: Bob Thomas (Getty Images / Popperfoto)

Esta imagen del equipo francés fue tomada antes del inicio del primer partido que lo enfrentaba a México en el Parque Central de Montevideo. Ganó el equipo europeo por 4 a 1.

La competición llevó a Uruguay y sus vecinos argentinos a luchar por el trofeo, diseñado por el francés Abel Lafleur. Reconocimiento mundial que finalmente consiguieron, con esfuerzo, los jugadores de la selección anfitriona por 4 a 2.

La foto del equipo con este formato, jugadores de pie y en cuclillas, es prácticamente idéntica a las que hoy, 80 años después, se siguen realizando en los partidos de la liga española. Es un rito antiguo que antes del partido los jugadores posen para los fotógrafos de esta forma, aunque cada día lo hacen con menor interés. Distinto es en las competiciones de la FIFA, donde los equipos forman de pie durante los himnos.

En aquella época los fotógrafos trabajaban al borde del campo y dentro de él cuando se trataba de hacer la foto del equipo. Las ópticas de las cámaras eran mucho más cortas y había que estar al lado de los jugadores para fotografiar escenas interesantes. Detrás de las porterías, los fotógrafos casi estaban junto a los postes, y no era raro ver algunos incluso entrar en el campo para tomar una imagen durante una jugada en el área pequeña.

Fotos antiguas como ésta atestiguan que hay ciertas tradiciones que todavía hoy se mantienen en el mundo del fútbol.

Daniel Glückmann es director de Getty Images para España y Portugal.

Artículos relacionados (2)
Cromos del Mundial
06 / JUL 2010
Cromos del Mundial
02 / JUL 2010
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar