Actualidad

Multan con 400 euros a un fotógrafo por tomar imágenes de una concentración en Málaga

74

La subdelegación del gobierno sanciona a Álvaro Luna por considerarlo promotor de una concentración no autorizada en 2013

Álvaro Luna, en una imagen de 2012. Foto: Francisco Gil
27
FEB 2014

La subdelegación del gobierno en Málaga ha notificado de forma oficial la “propuesta de sanción” contra el fotógrafo Álvaro Luna por tomar imágenes de una concentración no autorizada durante el pasado mes de noviembre en la ciudad andaluza.

Con un importe de 400 euros, esta propuesta de sanción –léase multa- viene motivada por el uso de la cámara. Así, y según se explica en el expediente cursado por la subdelegación del gobierno, se considera la toma de fotografías como una “aportación activa” a la promoción de la concentración por realizar “un reportaje fotográfico” de la misma. En el acto participaron una cincuentena de personas, según agentes de la Policía Nacional.

La versión dada por el protagonista de esta historia, antiguo operador de cámara de televisión y trabajador en la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Málaga, difiere sensiblemente de la versión oficial. Y es que, según asegura Luna, las autoridades le han convertido a él, un simple paseante que se topó casualmente con esta concentración y decidió fotografiarla, en su organizador.

“Yo pasaba por allí, realicé varias fotografías de lejos y no intervine en la concentración. Realicé una fotografía a los agentes de lejos y de espaldas cuando procedieron a identificar a la gente. Entonces me pidieron mi DNI por haber hecho fotografías, no me informaron de que me iban a multar”, explica Luna en un escrito remitido a Quesabesde. Según relata, las fotografías no le convencieron y nunca -hasta ahora- se hicieron públicas.

Promotor

La denuncia cursada por efectivos del Cuerpo Nacional de Policía de la comisaría de Fuengirola considera -y este hecho es el que ha levantado especial preocupación entre la comunidad fotográfica- la labor de Luna con la cámara una suerte de agravante, elevando su categoría de mero espectador no sólo a la de participante en la concentración, sino a la de promotor u organizador.

Según declaraciones de representantes de la subdelegación del gobierno en Málaga recogidas por El Observador, Luna no se identificó en ningún momento como profesional de la imagen –él mismo asegura que no se le requirió nada más que el DNI-, y éste es precisamente el argumento esgrimido por las autoridades para cursar la sanción.

Fragmento del expediente sancionador remitido por la subdelegación del gobierno en Málaga a Álvaro Luna.

No obstante, en las alegaciones que ya ha presentado la abogada de Luna se avisa de que la denuncia carece de fundamento legal y se confía en que sea archivada, ya que “el derecho a información lo garantiza nuestra Constitución y asiste tanto a la prensa profesional como a cualquier ciudadano”, explica el propio Luna.

Pese a lo sorprendente que pueda parecer este suceso, lo cierto es que las quejas por el trato, las denuncias y las sanciones de los funcionarios policiales contra los fotógrafos en España son comunes. Sin remontarse más lejos, el pasado 31 de enero dos fotoperiodistas fueron detenidos y acusados de desobediencia cuando cubrían un desahucio en Madrid.

Fe de erratas: la concentración no tuvo lugar en Fuengirola, sino en Málaga

74
Comentarios
Cargando comentarios