Actualidad

Amenazan con una multa de 15.000 euros y cárcel a un fotógrafo por entrar en una fábrica semiabandonada

8

Finalmente evitó la sanción comprometiéndose a no repetir este tipo de incursiones en Francia durante los próximos tres años

Foto: The Other Side
13
JUN 2014

Fotografía de lugares abandonados, conocida también como exploración urbana o urbex. Un género con muchos adeptos y páginas dedicadas para cuya práctica es necesario –lógicamente- colarse y retratar edificios en desuso. Una actividad en auge pero que conlleva ciertos riesgos si los fotógrafos –o quienesquiera que accedan sin autorización- son sorprendidos en estos lugares en los que en muchas ocasiones está prohibida la entrada.

Buena prueba de ello es la experiencia de un fotógrafo belga que se hace llamar The Other Side (su auténtico nombre es David van Bael) y que se las ha tenido con las autoridades francesas después de ser sorprendido hace unos meses en una fábrica abandonada. En realidad semiabandonada, según él mismo explica en Facebook, porque algunos trabajadores todavía estaban allí llevando a cabo una huelga.

Según ha relatado a este medio el fotógrafo –que aclara que simplemente accede a lugares abandonados para fotografiarlos sin causar ningún tipo de desperfecto-, la policía acudió al recinto alertada por un representante de la empresa propietaria del edificio y le informó de que la sanción para este tipo de actividades puede llegar a los 15.000 euros e incluso un año de cárcel.

El fotógrafo y su compañero accedieron a firmar un documento en el que se comprometían a no realizar este tipo de actividades en Francia durante los tres próximos años. “De no haberlo firmado posiblemente hubiésemos sido multados y tal vez hubiésemos perdido el equipo”, aclara a Quesabesde.

Artículos relacionados (1)
8
Comentarios
Cargando comentarios