Actualidad

Los nuevos Moto Z y Moto Z Force apuestan por la ampliación mediante módulos

 

Lenovo estrena con ellos el concepto Moto Mods, que permite añadir picoproyectores y baterías extra usando un conector magnético

Moto Z
Moto Z
9
JUN 2016

Lenovo ha debido pensar que su nuevo buque insignia ha dado un paso lo suficientemente grande como para saltarse una versión entera. Así, el notable Moto X cede el relevo al Moto Z, nuevo buque insignia de Lenovo (porque Motorola ha desaparecido como marca a efectos prácticos) que alcanza de esta forma su cuarta generación.

Cambia el nombre, cambia su ficha técnica y cambia virtualmente en todos los aspectos posibles, salvo en una orientación de mercado que una vez más lo lleva a desdoblarse en dos modelos marcadamente distintos: Moto Z y Moto Z Force.

Diseño modular abierto a otros fabricantes

Sin duda alguna la mayor novedad en los nuevos Moto Z es su concepción modular, que permite ampliar las capacidades de ambos dispositivos utilizando diversos accesorios. Este no es un concepto inédito, puesto que LG presentó en el pasado Mobile World Congress el nuevo G5 unido a toda una retahíla de sorprendentes periféricos. Pero Lenovo ha resuelto el diseño de sus nuevos teléfonos de forma más elegante.

Por lo pronto, ninguno de estos componentes requiere desmontar el teléfono, puesto que se fijan al mismo usando un sistema magnético.

Vídeo promocional publicado por Lenovo.

Así como el LG G5 requiere extraer la batería para aprovechar sus módulos de ampliación o Friends, Lenovo ha apostado por el uso de un puerto de conexión en la parte trasera del dispositivo denotado por la presencia de 16 puntos de anclaje de gran resistencia.

Lenovo ha presentado varios módulos de ampliación, bautizados con el nombre Moto Mods: un conjunto de altavoces estéreo firmados por JBL, un picoproyector y una batería externa que incrementa la autonomía del teléfono. Filtraciones recientes señalaban la supuesta existencia de un módulo de cámara con sensor propio firmado por Hasselblad, pero Lenovo no ha realizado mención alguna al respecto durante la conferencia de presentación.

Moto Z Force
Moto Z Force
Incipio lanzará una batería extra de acople magnético.

Cabe señalar que los Moto Mods no solo serán fabricados por Lenovo. A diferencia de los módulos de LG, que solo son producidos por la firma surcoreana, Lenovo aspira a conquistar a fabricantes de accesorios abriendo su plataforma a todas las compañías interesadas, e incluso ha creado un programa de incubación mediante el cual financiará el desarrollo de los Moto Mods más novedosos.

Adicionalmente, y como ya es habitual, Lenovo ofrecerá carcasas de todo tipo bautizadas con el nombre Style Shells, incluyendo algunas realizadas en materiales nobles como la madera y el cuero.

Prestaciones elevadas y personalidades distintas

A nivel de rendimiento el Moto Z se presenta como un dispositivo de gama alta. Siguiendo las pautas marcadas por sus predecesores, el Moto Z Force hace uso de un hardware más avanzado, mientras que el Moto Z apunta un escalón por debajo con una ficha técnica menos rutilante y una tarifa presumiblemente inferior.

Ambos Moto Z presumen de una pantalla AMOLED de 5,5 pulgadas y 1440 x 2560 píxeles, que en el caso de la versión Force está protegida con la tecnología ShatterShield (vidrio Gorilla Glass en el caso del Moto Z base), que evita su fractura en caso de golpe o caída. De la misma forma, los dos teléfonos hacen uso de un procesador Snapdragon 820 y 4 GB de RAM, así como un lector de huellas dactilares debajo de la pantalla a imagen y semejanza del nuevo Moto G4.

El Moto Z Forze contará con una batería de mayor capacidad, puesto que Lenovo ha hecho de la delgadez una de las prioridades de la versión base, que con un perfil de solo 5,2 milímetros se convierte en uno de los móviles más finos del momento. Pese a ello, no prescinde de un lector de tarjetas microSD para ampliar su capacidad de almacenamiento.

Moto Z
Moto Z
Foto: Lenovo
JBL ya tiene listo un Moto Mod que dota al Moto Z con un potente sistema de sonido estéreo.

En lo que respecta al apartado fotográfico, el Moto Z Force cuenta con un captor trasero de 21 megapíxeles frente a los 16 megapíxeles del Moto Z base. Independientemente del modelo, los dos teléfonos se benefician de un sistema de enfoque mediante láser y de estabilización óptica de la imagen. La cámara frontal es de 5 megapíxeles.

De prestaciones punteras y abanderados de todo un nuevo ecosistema de accesorios, Lenovo lanzará los nuevos Moto Z en septiembre. Por ahora no hay constancia de sus tarifas ni de los Moto Mods que estarán disponibles cuando los teléfonos salgan a la venta.

Actualización: Según ha indicado Lenovo, ni el Moto Z ni el Moto Z Force poseen conector de 3,5 milímetros para auriculares. Esto es así debido a su extremada delgadez. Los usuarios que deseen utilizar este común accesorio deberán utilizar el adaptador suministrado junto a los teléfonos o emplear un modelo Bluetooth.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar