• Sony A7 II: primeras impresiones
  • Nokia Lumia 830: análisis
Prueba de producto
Motorola Motot X 2014
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Motorola Moto X (2014): análisis

 
4
DIC 2014
Texto: Alberto Ballestín  |  Fotos: Álvaro Méndez

Motorola sabe hacer mucho más que anónimos rectángulos de plástico con prestaciones adecuadas y precios irresistibles. Inmejorable prueba de ello es la segunda generación del Moto X, uno de los teléfonos más interesantes y con más personalidad del panorama actual. Un dispositivo Android sensiblemente más grande que su predecesor (monta un panel de 5,2 pulgadas) y que sale airoso de una rara hazaña: combinar el carácter que antaño distinguió a los teléfonos más avanzados de la firma estadounidense con unas prestaciones que nada tienen que envidiar a las de la competencia.

El teléfono X de Motorola alcanza la madurez con el lanzamiento de su segunda generación. Un poco a la sombra del más sencillo Moto G, convertido ya en uno de los iconos modernos de la industria telefónica, el Moto X original llegó en 2013 con el honor y la difícil misión de convertirse en el primer teléfono de la era Google del fabricante estadounidense.

Su segundo capítulo, lanzado a las puertas de una nueva etapa, tiene la complicada labor de mejorar un dispositivo que ya se consideraba de referencia por su positiva relación entre precio y prestaciones.

Motorola Moto X 2014
Motorola Moto X 2014
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Lo cierto es que si la primera generación del Moto X no llegó a más se debió a una política comercial que, a la postre, resultó dañina para el que fue el regreso de Motorola a los escalones más altos del mercado. Su lanzamiento en Estados Unidos se produjo en agosto, pero a Europa no llegó hasta comienzos de 2014. Con el tapón abierto durante meses, la efervescencia mediática se había disipado y el teléfono se encontró con un recibimiento global algo tímido en relación a su acogida en territorio patrio.

Motorola ha aprendido la lección. El nuevo Moto X ha podido disfrutar de un lanzamiento casi simultáneo en relación con el modelo precedente, y además lo hace sacando pecho de unas características que convierten a este teléfono en una opción sumamente atractiva en un segmento tan saturado como el de los smartphones de características premium.

Motorola toca madera

Sencillo y sin embargo elegante como pocos, el diseño exterior fue sin duda uno de los puntos fuertes del primer Moto X. Lejos de caer en el anodino anonimato de modelos como el Moto E o el genérico Moto G, la simplicidad de sus formas se convirtió en todo un valor gracias al uso de materiales vistosos y de alta calidad como el metal y la madera. Ya en su segunda generación, el Moto X vuelve a huir del plástico ligero, que es desde hace años la norma entre la mayoría de sus rivales.

Lo primero que llama la atención del nuevo Moto X es su carcasa trasera. Elaborada parcialmente en bambú, atrapa miradas (y despierta las preguntas de los curiosos) como ningún otro teléfono, al tiempo que transmite una elevada sensación de calidad y refinamiento. En contra de lo que pueda parecer, este material posee una elevada resistencia, y durante el periodo de pruebas ha soportado estoicamente el mismo maltrato que cualquier otro teléfono.

motorola moto x (2014)
Motorola Moto X (2014)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En España el bambú es el único acabado disponible, pero en Estados Unidos y Reino Unido los consumidores pueden escoger otros tipos de madera e incluso cuero, si bien en nuestra propia experiencia este material sí resulta mucho más sensible a factores como los arañazos o los líquidos. Dadas las expectativas de ventas y los costes materiales, Motorola (que en Estados Unidos también ofrece la posibilidad de grabar la carcasa en fábrica) solo ofrece en España la terminación en bambú.

Ampliamente mejorada, la cámara trasera encuentra un mayor protagonismo visual gracias al anillo en el que se integra el flash de tipo LED y a la concavidad inferior con el logo de Motorola. Este pequeño detalle hace más fácil extraer el teléfono del bolsillo y facilita su uso.

motorola moto x 2014motorola moto x 2014motorola moto x 2014motorola moto x 2014motorola moto x 2014motorola moto x 2014
Pura clase

La calidad de los materiales utilizados y el cuidado de las terminaciones hacen del nuevo Moto X uno de los teléfonos más elegantes y distinguidos del mercado

motorola moto x 2014
Motorola Moto X 2014
Álvaro Méndez (Quesabesde)
motorola moto x 2014
Motorola Moto X 2014
Álvaro Méndez (Quesabesde)
motorola moto x 2014
Motorola Moto X 2014
Álvaro Méndez (Quesabesde)
motorola moto x 2014
Motorola Moto X 2014
Álvaro Méndez (Quesabesde)
motorola moto x 2014
Motorola Moto X 2014
Álvaro Méndez (Quesabesde)
motorola moto x 2014
Motorola Moto X 2014
Álvaro Méndez (Quesabesde)

Su llamativa tapa trasera, fijada de forma indeleble al móvil (no hay posibilidad de sustituir la batería sin herramientas), se enmarca en un elegante y bien realizado chasis de aluminio. Su terminación es impecable, como lo es el tacto de sus botones. El nuevo Moto X carece de un interruptor exclusivo para la cámara, pero tiene el detalle de diferenciar el botón de encendido de los controles de volumen usando una textura especial en forma de rejilla que lo hace rápidamente identificable sin necesidad de mirar el teléfono.

Aunque el diseño de la parte frontal no es especialmente llamativo (salvo tal vez por los sensores de proximidad), el Moto X es con diferencia uno de los teléfonos más agradables a la vista. También al tacto. A pesar de que sus 9,9 milímetros de grosor no son ejemplares, el diseño redondeado de la parte trasera dulcifica su perfil y hace que sostenerlo en las manos sea relativamente cómodo a pesar de haber experimentado un importante crecimiento: de las 4,7 pulgadas del original ha saltado hasta unas generosas 5,2 pulgadas.

Una pantalla a la altura

La pantalla es, precisamente, uno de los aspectos más cuidados por Motorola. Este terminal de gama alta posee un panel de 5,2 pulgadas con resolución Full HD basado en la tecnología AMOLED. Como sucede con las pantallas de sus principales rivales, está protegido por una lámina de Gorilla Glass 3.

El uso de un panel de tipo orgánico permite que el Moto X haga gala de unos colores ricos y de extraordinaria viveza, con negros absolutos y un contraste sensacional. Los ladrillos del fondo de pantalla de Motorola parecen querer salirse del teléfono, y tanto juegos como películas son totalmente disfrutables en este teléfono que bordea la tipología de phablet.

El panel puede presumir de un elevado contraste y unos colores muy ricos, pero su saturación resulta algo excesiva

motorola moto x 2014
Motorola Moto X 2014
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Este asalto a las retinas del usuario apunta más al espectáculo que a la corrección cromática, sin embargo. Un análisis visual más detallado muestra unos tonos anaranjados que se aproximan a la fluorescencia, mientras que la aplicación de cámara puede mostrar resultados en ocasiones no muy fidedignos debido a una saturación excesiva.

Otro punto destacable del panel del Moto X es que el uso de la tecnología AMOLED ha permitido a Motorola introducir un interesante modo de bajo consumo que emula a la pantalla Glance de Nokia.

motorola moto x 2014
Motorola Moto X 2014
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La nueva pantalla de 5,2 pulgadas permite al Moto X competir mejor con los últimos teléfonos de la competencia

Debido a que los únicos píxeles que consumen energía en una pantalla AMOLED son aquellos que están activados (a diferencia de las pantallas LCD, que requieren un sistema de iluminación periférica o posterior), el Moto X puede mostrar la hora y pequeños avisos de notificaciones manteniendo la pantalla en negro salvo por el texto del reloj y los iconos correspondientes. La implementación no es tan completa ni práctica como en los teléfonos Lumia, pero hace posible consultar esa información sin necesidad de pulsar el botón de encendido.

Potencia sin conservantes ni aditivos

Con un procesador Snapdragon 801 a 2,5 GHz y 2 GB de RAM, el nuevo Moto X está muy lejos del rendimiento exhibido por su predecesor y en línea con el del resto de sus rivales. Esto, en otras palabras, significa que es capaz de mover las aplicaciones más exigentes de Android y el propio sistema operativo con la mayor de las solturas.

Las pruebas de rendimiento vuelven a poner negro sobre blanco. El popular chip de Qualcomm deja al Moto X en compañía de otros teléfonos de gama alta de última generación como el Sony Xperia Z3, el Samsung Galaxy S5 y el LG G3, con puntuaciones de 44.285, 21.967 y 19.596 en los benchmarks AnTuTu, Quadrant y 3DMark, respectivamente. De hecho, estos registros son ligeramente superiores a los obtenidos por dichos terminales en nuestras propias pruebas.

Las pruebas de rendimiento habituales constatan unas prestaciones a la altura de los mejores dispositivos del momento

motorola moto x 2014
Motorola Moto X 2014
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)

A la hora de la verdad, el Moto X se desenvuelve con mayor fluidez que algunos de sus contrincantes gracias a la sabia decisión de no adulterar su ROM con capas de personalización innecesarias. Motorola mantiene su compromiso de ofrecer versiones limpias de Android (KitKat originalmente de serie, aunque Lollipop ya está disponible) y actualizaciones frecuentes, dejando que otros sobrecarguen sus dispositivos con pesadas aplicaciones e interfaces que en ocasiones aportan muy poco a la experiencia de uso. Esto no quiere decir que el Moto X carezca de elementos diferenciadores.

Cuatro sensores infrarrojos dispuestos en la parte frontal del teléfono (casi invisibles en el modelo de color negro) permiten manejar el teléfono sin necesidad de tocar ni un solo botón. El usuario tiene la posibilidad de activar la pantalla con solo pasar la mano por encima, así como recibir y rechazar llamadas. Esta operación, a priori algo extraña, termina resultando casi natural pasado un tiempo, si bien los sensores son incapaces de detectar los gestos del usuario cuando éste mueve la mano demasiado cerca del terminal.

motorola moto x 2014
Motorola Moto X 2014
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Adicionalmente, Motorola ofrece la ya conocida aplicación de migración de datos y un asistente personal que, entre otras cosas, permite configurar el teléfono automáticamente para ignorar las llamadas durante las reuniones o pasarlas al manos libres cuando detecte que el usuario se encuentra al volante. El sistema de reconocimiento de voz de Motorola vuelve a estar presente, ahora ofreciendo la posibilidad de cambiar el aviso de alerta por cualquier otra frase que no sea el "Hola Moto" original.

El Moto X ofrecido en España posee una capacidad de almacenamiento de 16 GB que no es ampliable. Y e que Motorola no ha querido integrar una ranura para tarjetas microSD en el dispositivo, lo que puede ser una desventaja frente a los modelos de la competencia, que mayoritariamente vienen dotados con lectores compatibles con tarjetas de hasta 128 GB.

Menos es más para Motorola, pero también para el usuario. Más sencillez, más facilidad de uso y más velocidad

motorola moto x 2014
Motorola Moto X 2014
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)

Frente a sus excelentes prestaciones, la batería del Moto X resulta algo pobre. A pesar de que su acumulador de 2.300 mAh ofrece más capacidad que el montado en el modelo saliente, el mayor tamaño de su pantalla hace que su rendimiento se quede en lo puramente aceptable.

Manteniendo las redes sociales más habituales en actualización periódica y con un uso razonable del navegador, el nuevo Moto X desfallece en cuestión de día y medio. En ocasiones algo menos. La ausencia de carga inalámbrica tampoco juega a su favor, aunque al menos Motorola ofrece un cargador rápido con la tecnología QuickCharge 2.0 de Qualcomm, gracias a la cual es posible disfrutar de 8 horas de batería con solo 15 minutos de conexión.

Cámara mejorada, aunque no magnífica

Las cámaras nunca han sido uno de los fuertes en la historia reciente de Motorola. Ninguno de sus teléfonos ha hecho gala de unas capacidades fotográficas fuera de serie, pero las prestaciones del Moto X original resultaban especialmente decepcionantes viendo la progresión de sus rivales. Su sucesor ha querido enmendar esta situación.

La antigua cámara trasera de 10 megapíxeles del primer Moto X ha sido sustituida por una nueva dotada con un captor de 13 megapíxeles, engastado en un elegante anillo donde queda alojado el flash de tipo LED. Su llamativo diseño podría llevar a pensar en una calidad más elevada que la brindada a la hora de la verdad, y es que el Moto X no destaca especialmente en este apartado.

La aplicación de cámara de Motorola no incorpora funciones especialmente avanzadas, pero es muy sencilla y carga rápidamente

motorola moto x 2014
Motorola Moto X 2014
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La cantidad de detalle en las imágenes no es muy elevado, todo lo contrario que sucede con la aparición de artefactos tan pronto como empeoran las condiciones de iluminación y el grano se hace evidente en la pantalla del propio teléfono. El color de las imágenes tampoco es muy fidedigno, inclinándose hacia tonalidades frías, y el rendimiento nocturno es directamente pobre si no es con la ayuda del modo HDR, que en esos casos se torna casi necesario.

La cámara frontal, de 2 megapíxeles y con soporte para vídeo Full HD, sorprende por la cantidad de grano que añade a las imágenes y por una latencia absolutamente incomprensible en un dispositivo de gama alta lanzado en 2014. Claramente éste fue uno de los puntos donde Motorola ajustó al máximo el presupuesto de desarrollo.

Muestras: 13 MP
Fotografías realizadas con un Motorola Moto X (2014)
fotografías realizadas con un motorola moto x (2014)
fotografías realizadas con un motorola moto x (2014)
fotografías realizadas con un motorola moto x (2014)
fotografías realizadas con un motorola moto x (2014)
fotografías realizadas con un motorola moto x (2014)
fotografías realizadas con un motorola moto x (2014)

La grabación de vídeo del nuevo Moto X salva el trance con mejor nota, ofreciendo capacidad de captura a resolución 4K e incluso un modo de cámara lenta. Esta función está accesible desde la propia aplicación de cámara de Motorola, que vuelve a distinguirse por su velocidad y sencillez de uso. Nada que objetar.

Un buque insignia como ningún otro

Tras una primera generación que pasó sin pena ni gloria, el nuevo Moto X se convierte en una portentosa alternativa en un mercado que hace tiempo comenzó a descuidar la experiencia de uso y la calidad de las terminaciones en favor de las aplicaciones propias y las características de valor añadido (pulsímetros o lectores de huellas, por ejemplo) que en ocasiones pueden resultar algo peregrinas. Como ya sucedió con el Moto G y el más humilde Moto E, Motorola ha preferido centrarse en lo que de verdad importa.

Con un precio aproximado de 500 euros, el Moto X ofrece todo el rendimiento de sus rivales en un teléfono de una elegancia incomparable y con la promesa de ser actualizado a las últimas versiones de Android con la mayor velocidad posible. Un compromiso que hoy por hoy puede ser un factor decisivo en la compra de un teléfono si no se planea sustituirlo con periodicidad anual.

motorola moto x 2014
Motorola Moto X 2014
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El Moto X ocupa un lugar propio en el escaparate no solo por sus prestaciones, sino por un toque de distinción que lo aleja de otros modelos de Motorola

En contra del nuevo Moto X juegan una cámara simplemente aceptable y el hecho de que otros teléfonos en el mismo escalón de precios ofrecen características tan deseables como la carga inalámbrica. Puede que Motorola haya querido diferenciarse del resto con sus sensores infrarrojos, pero éstos no resultan igual de prácticos que la posibilidad de cargar el teléfono usando un cargador Qi.

Motorola ha preferido apostar más por ofrecer un producto de calidad excepcional y cómodo como pocos a un precio aceptable antes que tirar las tarifas por los suelos como ha hecho con los Moto G y Moto E, que han revolucionado los segmentos medio e inferior con una política comercial muy agresiva.

Como tal, difícilmente podrá satisfacer las ansias de los power users obsesionados con tener el dispositivo más completo (y en ocasiones farragoso) del mercado. Pero definitivamente hará las delicias de todos esos usuarios que buscan un teléfono de gama alta que no parezca haber salido del mismo molde utilizado para fabricar el 90% de los terminales. A veces la clase se puede comprar.

Artículos relacionados (3)
Prueba de producto
05 / SEP 2014
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar