• Samsung EX1: bajo la lupa
  • Wacom Bamboo Touch & Pen: de un vistazo
Prueba de producto
ADICCIóN A LAS REDES

Motorola DEXT: análisis

 
25
FEB 2010

Cual Ave Fénix que pretende recuperar su posición en el mercado de la telefonía móvil, este Motorola DEXT es la primera prueba real del nuevo rumbo emprendido por la compañía de la mano de Google y su sistema operativo Android. Con unas prestaciones más correctas que espectaculares y un precio moderado -contrato con Movistar mediante-, Motorola ha conseguido con su sistema Motoblur lo que muchos prometen: poner el acento en las redes sociales. No se trata de algo simplemente anecdótico, sino del epicentro de un smartphone que se sitúa -merced a un procesador algo justo y también a la inminente llegada del Motorola Milestone a Europa- en la gama media.

Aunque es cierto que el DEXT (llamado CLIQ en el mercado americano y MB200 atendiendo a su nombre técnico) es el primer terminal de Motorola basado en Android, eso ya no es suficiente. En un mercado en el que la competencia es cada vez mayor y los modelos con el sistema operativo de Google ya no son una rareza, quien más quien menos intenta buscar su propio hecho diferencial.

Motorola DEXT
Motorola DEXT
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Motorola DEXT
Motorola DEXT
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Motorola ha elegido el camino de las redes sociales, recubriendo Android con su nueva interfaz Motoblur, que se centra precisamente en convertir el móvil en el engranaje principal de la vida social de su usuario. Exactamente lo mismo que todos dicen, pero llevado aquí al extremo.

Un camino que, vistos los últimos lanzamientos de la reciente feria Mobile World Congress 2010, ha creado escuela.

Un buen teclado
Con unas dimensiones, un grosor y un peso suficientemente comedidos como para viajar en el bolsillo sin causar muchas molestias, Motorola ha realizado un trabajo bastante equilibrado a la hora de moldear este DEXT.

Motorola DEXT
Motorola DEXT
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Motorola DEXT
Motorola DEXT
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Aunque en las manos queda claro desde el primer momento que no nos encontramos ante uno de estos lujosos terminales que brillan con luz propia, el sentido común a la hora de repartir los botones y el controlado grosor -pese a incorporar un teclado QWERTY deslizante- merecen ser destacados.

Más discutible sería si la carcasa posterior tenía que ser tan endeble (las pequeñas hendiduras le dan un toque estiloso, cierto) o si no se podría haber rematado mejor el perfil, igualando el tamaño de la parte inferior (léase el teclado) y superior (la pantalla) del teléfono.

Motorola DEXT
Motorola DEXT
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Lo de colocar la ranura para la tarjeta microSD Card de tal forma que sea inaccesible sin quitar la batería -una manía demasiado extendida- o el delicado plástico que protege la tarjeta SIM son otros detalles que tampoco merecen una buena nota.

Motorola DEXT
Motorola DEXT
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

No se puede decir lo mismo del teclado completo, uno de los aspectos que más nos ha gustado de este modelo. El tamaño de las teclas y -sobre todo- su volumen hace que sea muy sencillo hacerse con su control sin necesidad de tener que estar un par de días aprendiendo a escribir de nuevo.

Motorola DEXT
Motorola DEXT
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Es interesante también el "pad" que incluye en la zona izquierda, y que puede ser de gran utilidad para algunos juegos y aplicaciones que no se conformen con la pantalla táctil.

El único tirón de orejas en este terreno lo merece la fila inferior de teclas, que por algún extraño motivo abandona el volumen de sus compañeras y opta por una forma bastante más incómoda.

Motorola DEXT
Motorola DEXT
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Motorola DEXT
Motorola DEXT
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Es cierto que no se trata de teclas tan habituales como el resto, pero el problema es que la barra de espaciado -una de las de uso más frecuente, claro- se encuentra precisamente en esta zona.

Algunas buenas ideas
Más cosas que nos han gustado y que, aunque la lógica podría convertirlas en norma universal, no siempre ocurre así: un puerto estándar micro-USB (sin tapa protectora, eso sí), una conexión de 3,5 milímetros para auriculares y un interruptor dedicado exclusivamente a una de las operaciones más habituales que realizamos con el móvil: activar el modo silencioso.

Motorola DEXT
Motorola DEXT
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Motorola DEXT
Motorola DEXT
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Justo en el otro extremo de este mando nos encontramos con otro botón bastante más discreto, pero al que se le han asignado funciones muy importantes. Tan importantes como poner en marcha y apagar el teléfono manteniéndolo pulsando, bloquearlo con un solo toque o acceder a un interesante menú para controlar las conexiones inalámbricas.

Motorola DEXT
Motorola DEXT
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

De este modo, de forma realmente sencilla podemos ver y cambiar el estado del Blueetooth, la conexión Wi-Fi, el GPS o activar el "modo avión". A diferencia de lo que ocurre en otros terminales Android que disponen de un menú similar entre sus widgets, en este caso no tenemos la opción de desactivar de forma general la conexión de datos de la operadora.

Algo que, en parte, no nos extraña en absoluto, porque este terminal carece de gran parte de su sentido si no está asociado a una tarifa plana para navegar y conectarse on-line sin límites y en todo momento.

Motorola DEXT
Motorola DEXT
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Malas noticias también para los que tuvieran planeado aprovechar la conexión de datos contratada con la operadora (en este caso Movistar, que ahora mismo tiene la exclusiva de venta del DEXT en España) para compartirla con el ordenador, porque este modelo no permite esta opción de "tethering".

Motoblur
"El primer terminal con vida social." El lema empleado por la propia Motorola para publicitar este modelo resume muy bien sus pretensiones. Para gestionar todo el caudal de información y datos que se genera en torno a las redes sociales a las que pertenecemos, la firma se ha sacado de la manga la interfaz Motoblur, que lleva a la pantalla principal del teléfono todos esos datos.

Motorola DEXT
Motorola DEXT
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Nada más ponerlo en marcha nos encontramos con un sistema de registro en el que podemos crear una cuenta de Motoblur e ir asociando los datos de nuestro correo y de las redes sociales en las que participamos.

En concreto, el DEXT nos ofrece hasta media docena de posibilidades de sincronización con diferentes servicios y redes: MySpace, Facebook o Twitter, entre otras, además del coreo de Google y la llamada "sincronización de empresa", que se realiza con Exchange.

Motorola DEXT
Motorola DEXT
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

A continuación, toda esa información se concentra a través del widget "eventos" de la pantalla principal (los tweets y cambios de estado en Facebook, por ejemplo), mientras que en la barra superior aparecen los correos en forma de notificaciones. Una característica común a todos lo terminales de Android y realmente muy práctica.

Además de los clásicos avisos sonoros o por vibración cada vez que se produce uno de estos "eventos" o "notificaciones", el DEXT también dispone de una pequeña luz en su parte superior que parpadea cuando alguno de estos avisos reclama nuestra atención.

Motorola DEXT
Motorola DEXT
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

En resumen, un sistema muy ágil para seguir minuto a minuto la actividad de cada uno de nuestros contactos. Eso sí, quienes no estén acostumbrados al ritmo de Twitter y demás redes puede que rápidamente sientan la tentación de eliminar esos "eventos" de la pantalla principal e incluso reducir su vida social. En Internet, se entiende.

Pantalla correcta
Pero, dejando para otro momento las reflexiones sociales y centrándonos en las características del teléfono, no podemos pasar por alto la pantalla "capacitiva" de 3,1 pulgadas de diagonal que el DEXT incorpora, y que presenta una resolución estándar -y a estas alturas mediocre- de 320 x 480 píxeles.

Motorola DEXT
Motorola DEXT
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Aunque los datos ya dejan claro desde el primer momento que no se trata de un monitor de elevadas prestaciones, el comportamiento de la pantalla es bastante digno en lo que se refiere a precisión del control táctil y agilidad de respuesta.

El DEXT dispone de un total de cinco escritorios que podemos ir configurando de forma muy sencilla con accesos directos a las aplicaciones, a los widgets (algunos propios de Motorola, otros comunes del sistema operativo) y a las carpetas.

Motorola DEXT
Motorola DEXT
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El sistema es muy sencillo. Basta con mantener el dedo sobre la pantalla para acceder a este menú. Una vez situado el acceso directo, para cambiarlo de lugar o eliminarlo hay que repetir la operación: mantener el dedo sobre el icono y esperar a que una pequeña vibración nos indique que ya podemos desplazarlo.

Motorola DEXT
Motorola DEXT
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Por supuesto, además de las aplicaciones más básicas (reproductores multimedia, buscador de Google, navegador...) la tienda Android Market abre la puerta a miles de aplicaciones compatibles con éste y cualquier teléfono de la plataforma liderada por Google. Sin duda, uno de los mejores argumentos de este DEXT y de cualquiera de sus compañeros de sistema.

Motorola DEXT
Motorola DEXT
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Incluso algunas funciones algo justas del teléfono, como su cámara, adquieren una nueva dimensión al ser vistas junto a todas las aplicaciones disponibles en Android.

Motorola DEXT
Motorola DEXT
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Motorola DEXT
Motorola DEXT
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Y es que, pese a que esos 5 megapíxeles sin flash y con una lente de tamaño irrisorio saben a poco, basta con instalar -por ejemplo- FxCamera y su amplio surtido de filtros Polaroid para que la cosa mejore notablemente. La calidad será la misma, pero las posibilidades, mucho mayores.

Potencia y energía ajustadas
El DEXT emplea un procesador Qualcomm MSM7201A de 528 MHz que, comparado con los últimos terminales que están aterrizando en el mercado, se queda un poco corto. Dispone de una memoria RAM de 256 MB y 512 MB de ROM.

En resumen, unas especificaciones que lo sitúan en la base de los terminales basados en Android. La combinación de éstas con la desfasada versión 1.5 (conocida también como Cupcake) del sistema operativo no supone un problema especialmente dramático, pero sí es cierto que esa falta de potencia se deja notar en algunas transiciones no especialmente finas o a la hora de abrir ciertas aplicaciones.

Motorola DEXT
Motorola DEXT
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

De todos modos, habrá que ver si la prometida actualización a la versión 2.1 de Android para este terminal también repercute en la fluidez de su funcionamiento.

La batería de 1400 mAh tampoco anda sobrada de potencia si pretendemos hacer un uso medianamente intensivo del teléfono. Aunque puede soportar más de un día sin pasar por el cargador, si nos limitamos al uso telefónico o incluso recurrimos a la conexión Wi-Fi, en su hábitat natural (es decir, con el 3G siempre en marcha y una continua sincronización con las redes sociales) la carga nocturna del DEXT se convertirá en un rito diario, tal y como ocurre con muchos otros terminales.

Android social
Tras pasar un par de semanas con el Motorola DEXT, lo cierto es que son más los puntos a favor de este terminal que las razones para seguir rebuscando en el catálogo.

Entre las primeras hay que citar el precio. Con el irremediable contrato de permanencia y una taifa de voz y datos, el DEXT puede conseguirse por un precio medio que va de los 70 a los 120 euros.

Motorola DEXT
Motorola DEXT
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

No es, ni mucho menos, el más potente ni completo de los teléfonos basados en Android del mercado. De hecho, tampoco lo es del catálogo de Motorola, y más ahora que sabemos que el potente Milestone -hermano mayor de este DEXT- también planea llegar a estas costas.

Visto así, el DEXT puede ser una interesante puerta de acceso a Android, con casi todo lo que el usuario medio quiere (pantalla táctil de generosas dimensiones y teclado QWERTY incluidos) por un precio ajustado. La adicción a las redes sociales también viene de serie.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar