• Refresco a 100 Hz: la hora de los LCD
  • Full HD: aclarando la mayor resolución doméstica
TVs dudas

24p: cadencia cinematográfica en el televisor

 
26
NOV 2007

Tal como sucede con el refresco a 100 hercios, el llamado modo 24p se está convirtiendo en una de las especificaciones de moda entre los dispositivos de cine en casa. En esencia, se trata de un sistema que recrea en los hogares la cadencia original de 24 fotogramas por segundo presente en la gran mayoría de las producciones cinematográficas, aunque su aplicación acarrea ciertas dificultades.

Entre otras cosas, la llegada de los lectores de alta definición HD DVD y Blu-ray también está precipitando la popularización del llamado modo 24p en muchos dispositivos de cine en casa como televisores, proyectores o reproductores. A efectos prácticos, el sistema permite que las imágenes en movimiento respeten la cadencia cinematográfica original de 24 fotogramas por segundo con la que fueron grabadas.

El resultado, sobre el papel, son unas imágenes más naturales, sin defectos de conversión, sin campos duplicados y con mayor fidelidad a las pretensiones originales del director de cine.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El modo 24p está concebido para trasladar al televisor la cadencia cinematográfica original de las películas

La expresión 24p se utiliza para describir una señal progresiva refrescada a 24 hercios. En un equipo Full HD (1080p), estaríamos ante una resolución de 1920 x 1080 píxeles, escaneados 24 veces cada segundo de un modo progresivo.

Televisores PAL
Hasta hace no mucho, para disfrutar de una película en un televisor del sistema europeo PAL, ésta debía ser obligatoriamente convertida a una resolución de 576 líneas horizontales, en modo entrelazado y con una tasa de refresco de 50 hercios. Es decir, 25 imágenes completas por segundo.

Cuando se dispone del material original, esta conversión es relativamente sencilla, ya que sólo hay que acelerar un 4% la velocidad de las imágenes primigenias. Este incremento apenas es perceptible y permite generar de un modo aceptable todos los campos de imagen que hacen falta para el proceso.

Más problemática es la conversión del material fílmico al sistema entrelazado NTSC, que se ampara en una tasa de refresco de 60 hercios. Para conseguir las imágenes necesarias se utiliza un mecanismo de repetición alterna y asimétrica de campos, conocido como "3:2 pulldown".

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sólo los contenidos grabados originalmente a 24 imágenes por segundo pueden beneficiarse del modo 24p.

Si el equipamiento de cine en casa no es capaz de desentrelazar y procesar correctamente estos contenidos -algo bastante habitual-, las imágenes se vuelven muy inconsistentes en las transiciones y los desplazamientos.

Aunque esta peculiaridad no debería afectar a Europa, en ocasiones la conversión de películas al sistema PAL no se hace desde la fuente original, sino desde una versión NTSC, lo que provoca una universalización de sus defectos de imagen.

La solución 24p
Con el modo 24p se solucionan, a priori, todos los problemas de conversión de material cinematográfico, ya que el "telecinado" -proceso de transformación de la película original a contenido reproducible en un televisor- se realiza a razón de un cuadro progresivo completo por fotograma.

Claro que, para poder disfrutar de esta ventaja, es necesario que toda la cadena de reproducción sea compatible con esta cadencia.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Para poder disfrutar de las ventajas del refresco a 24 hercios, es necesario que tanto el lector como el televisor sean compatibles con el modo 24p.

Es decir: el disco ha de tener la codificación 24p, el lector ha de permitir la salida de la señal a 24 hercios y la pantalla ha de ser compatible con la recepción y la reproducción de las imágenes con la citada velocidad de refresco. Así las cosas, un televisor PAL no compatible con la función 24p se verá obligado a procesar la señal a 50 hercios.

Para evitar confusiones, la oficina de estandarización europea EICTA ha creado el logo HD Ready 1080p, que -entre otras cosas- garantiza que los dispositivos que lo posean puedan lidiar con las señales progresivas a 24, 50 y 60 hercios.

Todo material no fílmico, como las señales televisivas o las grabaciones de vídeo, además de las películas que no hayan sido codificadas a 24p, no obtendrán ningún beneficio de la reproducción a 24 hercios.

Los artículos de la serie "TVs dudas" aparecen publicados, normalmente, el cuarto lunes de cada mes.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar