Actualidad

Minox aprovecha Photokina para lanzar la versión digital de sus míticas cámaras espía

 
25
SEP 2008
Redacción   |  Colonia

"Licencia para disparar." En torno a este cinematográfico lema ha planteado Minox su presencia en Photokina y la presentación de su cámara espía digital DSC. El ingenio consiste en un peculiar y diminuto modelo de 5 megapíxeles interpolados que rememora la estética de las míticas cámaras en miniatura de la marca germana.

Antes empleaban película de 8 x 11 milímetros y ahora es un diminuto CCD de 3,2 megapíxeles interpolados hasta 5. Salvo este pequeño detalle, la primera versión digital de la familia de cámaras espía de Minox se mantiene fiel a la idiosincrásica estética de estos pequeños dispositivos.

Minox DSC
Minox DSC
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Codiciado objeto de coleccionismo y auténtico icono en las películas de espías, la firma germana ha elegido precisamente esta temática para decorar su stand en Photokina 2008 y arropar el lanzamiento de su Minox DSC (Digital Spy Camera).

Minox DSC
Minox DSC
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Aunque las prestaciones técnicas son realmente secundarias en una cámara que pretende convencer por su aspecto y su pequeñísimo tamaño, además de los 5 megapíxeles interpolados cabe destacar la óptica fija equivalente a 42 milímetros y con una abertura de f3.

Minox DSC
Minox DSC
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

128 MB de memoria interna, ranura para tarjetas microSD Card y batería recargable completan los datos técnicos de esta cámara, que puede competir -sostiene Minox- con la calidad que ofrecen la mayoría de las compactas del mercado.

Más accesorios
Como accesorio opcional para la DSC se podrá adquirir una unidad de flash que, como es habitual en la saga, se acopla en uno de los laterales de la cámara.

Minox DSC, flash opcional
Minox DSC, flash opcional
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Lo más curioso, no obstante, es que es en esta unidad donde se integra una pequeña pantalla de 1,5 pulgadas para visualizar el resultado de las fotos que se van tomando.

El toque más peliculero lo ponen otros divertidos aparatos de la firma, como un cinturón con cámara digital integrada, unas gafas de sol con idéntica función -y cristales graduables, por cierto- y un clásico del sector: el bolígrafo con cámara y micrófono oculto para grabar secuencias de vídeo.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar