• "El rendimiento del enfoque de la E-3 es muy bueno, incluso podría decir ...
  • "Irrumpió un kamikaze en el cibercafé y se inmoló: tuve miedo, pero es ...
Entrevista
MIKHAEL SUBOTZKY, FOTóGRAFO

"Espero que a través de estas fotografías la realidad en Sudáfrica cambie"

 
28
OCT 2007

A sus 25 años, Mikhael Subotzky puede sentirse orgulloso de su fructífera carrera. Con el eje temático de la violencia y el crimen en su país natal, Sudáfrica, sus fotografías le han valido la participación en el prestigioso Joop Swart Masterclass 2006 -organizado por la asociación World Press Photo-, su entrada en Magnum Photos y la consecución del último Premio al Joven Reportero en Visa Pour l'Image.

Acabas de recibir un premio en el festival de fotoperiodismo más relevante de Europa, tienes exposiciones internacionales y has entrado en una de las agencias fotográficas más prestigiosas del mundo. ¿Qué te reconforta más?

No creo que el reconocimiento sea lo más importante. Lo que realmente me reconforta en la fotografía es lo que saco de cada reportaje, de la gente que conozco, del momento en el que tomo las fotografías.

Pero, obviamente, estoy encantado con cada uno de los premios que he ganado, y ser aceptado en Magnum es el sueño de casi cualquier fotógrafo. Así que, para mí, ha sido muy importante.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)
A pesar de su juventud, Subotzky atesora una trayectoria profesional envidiable.

En 2006 fuiste alumno del prestigioso Joop Swart Masterclass. ¿Quiénes fueron los profesores que más te influyeron?

Todos fueron importantes, y creo que aprendí algo de cada uno de ellos. Ayperi Ecer, de Reuters, fue muy estimulante. También estaban Barbara Stauss, de Mare Magazine; Simon Norfolk; David Hurn [de Magnum Photos]; Lesley Martin, de Aperture... todos fueron sensacionales. Para mí, fue realmente muy provechoso conocerles.

Foto: Mikhael Subotzky
Foto: Mikhael Subotzky

¿Qué clase de fotografías realizabas antes de tu trabajo sobre las cárceles sudafricanas?

Entre 2000 y 2004 realicé reportajes y proyectos de documentación, temas de problemáticas sociales en Sudáfrica.

Foto: Mikhael Subotzky

Debe resultar especialmente complicado trabajar con presidiarios...

Creo que siempre resulta difícil fotografiar a cualquier persona. Y cuando se trata de presos, la dificultad es mayor.

Aun así, me encontré que en las cárceles casi todo el mundo quería ser fotografiado. Son una gran comunidad y todos querían que les retratase, así que no fue realmente difícil; sólo había que relacionarse un poco con ellos.

Foto: Mikhael Subotzky
Foto: Mikhael Subotzky

Entonces, se trataba de entablar cierta relación con ellos antes de hacer las fotografías.

Correcto. Les expliqué exactamente qué estaba haciendo, y por qué y para qué eran las fotografías.

Foto: Mikhael Subotzky
Foto: Mikhael Subotzky

Comenzaste con fotografías dentro de la cárcel ("Die Vier Hoeke", o "Las Cuatro Esquinas") y continuaste con una serie fuera de ella ("Umjiegwana", o "En el exterior"). ¿Te diste cuenta de que a tu reportaje le faltaba algo?

Sí, así fue. Una vez hube realizado las fotografías de los internos, me di cuenta de que no era correcto enseñar sólo el interior de las cárceles. De ese modo, era muy fácil dar una opinión errónea a la sociedad de lo que son las cárceles.

Yo pretendía lo contrario. Era importante contextualizar aquello que ocurría fuera de las cárceles y cuáles eran las condiciones de vida de esa gente.

Foto: Mikhael Subotzky
Foto: Mikhael Subotzky

Al denunciar esas condiciones de vida, podría parecer que estás del lado de los encarcelados...

No del todo. No creo que esté tomando parte o posicionándome con los presos. Miro el mundo e intento enseñar a través de mi fotografía cómo lo veo.

Quizá mi discurso trate temas políticos, pero no tomo parte en ellos. Lo que sí es cierto es que me involucro emocionalmente con lo que hago y establezco relaciones con las personas que fotografío.

Foto: Mikhael Subotzky
Foto: Mikhael Subotzky

En cada una de tus series utilizas varios formatos, incluso realizas algunas panorámicas de 360 grados. Esta variedad, ¿responde a alguna finalidad?

Creo que es una forma más de dar un testimonio. En términos de imagen, estos formatos encajan con la temática, así que los he usado tanto como creía conveniente.

Foto: Mikhael Subotzky
Foto: Mikhael Subotzky

¿Con qué cámaras has realizado estos reportajes?

He trabajado con diferentes cámaras: una Canon EOS 20D en digital; una Hasselblad XPan para las fotografías panorámicas, y también una Mamiya de 6 x 7.

Foto: Mikhael Subotzky

En tu serie "Beaufort West" continúas con el tema de la violencia. Esperemos que ésta no sea la única realidad de Sudáfrica... ¿Para cuándo un tema más alegre?

Obviamente, la violencia y el crimen no son las únicas cosas que ocurren en Sudáfrica. Pero en ningún caso busco un equilibrio en los temas que fotografío en mi país. Realizo proyectos muy específicos sobre temas que me interesan, y espero que a través de estas fotografías la realidad en Sudáfrica cambie.

Es muy triste, pero es la realidad: los mayores problemas en mi país provienen del crimen, y están creando, en cierto modo, un nuevo "apartheid".

Foto: Mikhael Subotzky
Foto: Mikhael Subotzky

¿Volverás a recurrir a Sudáfrica en tu próximo trabajo?

Voy a volver a Sudáfrica, a fotografiar a gente que está viviendo con un miedo constante; gente que sufre la problemática de la violencia y el crimen. En definitiva, a explicar otras historias, pero siempre desde el punto de vista del crimen y el miedo.

Etiquetas
Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar