• Juan Flor: "Más alegría sentí aún cuando vi que Iniesta corría en mi ...
  • Francesc Melcion: "Estaban metidos hasta la cintura en un agua que ...
Con texto fotográfico

"Las once posiciones del esquiador dan dinamismo a la imagen" Mieszko Chmielarski

 
Foto: Mieszko Chmielarski
30
DIC 2010
Declaraciones obtenidas por Ivan Sánchez

Pese a su juventud, Mieszko Chmielarski cuenta en su haber con un extenso recorrido como fotógrafo de eventos deportivos y algunas campañas publicitarias. Uno de los mayores intereses que suscita el fotógrafo polaco es su capacidad de innovación, que demuestra en esta imagen o en la composición de muchas instantáneas que incluyen elementos poco habituales. Huye además del uso abusivo del ojo de pez, tan habitual en deportes de deslizamiento.

Mieszko Chmielarski

Hace algunos años fui el fotógrafo oficial de la sexta edición del Polish Freeskiing, que se celebró en Zakopane, al sur del país. Una de mis tareas era tomar fotografías en las que apareciera la publicidad de los patrocinadores, así que para este salto aproveché el Fiat Abarth 500 que habían traído.

Como era un día de invierno muy nublado y el blanco de la nieve ofrecía una imagen muy gris, utilicé los tonos rojos del coche y la chaqueta del esquiador para conseguir este contraste en la foto no sólo cromático, sino también del paisaje -que aporta calma- con la emoción de la competición.

El hecho de incluir las once posiciones del esquiador resulta en una composición más dinámica y ayuda a dar una idea del arco que describe en el salto y los pasos que hace. Se trata de una foto ilustrativa.

Por otra parte, usé una sensibilidad de 400 ISO que me permitía disparar a una velocidad de obturación rápida para poder congelar el movimiento durante la acrobacia. Usé el zoom de 70-20 milímetros, pero en su posición de 70 milímetros, porque no estaba demasiado lejos de la escena.

En este tipo de competiciones te has de estar moviendo continuamente. El trípode, más que una ayuda, sería un estorbo.

Lo que hice fue tirar en ráfaga y quedarme con la foto que tiene el fondo que más me interesaba. El resto es un trabajo delicado y aburrido de eliminar fondo y dejar al esquiador.

La exposición suele ser crítica en estos casos, porque la nieve refleja mucho la luz. Aquí no se ve el cielo, pero cuando sí se aprecia creo la misma imagen con tres exposiciones diferentes mediante Lightroom y después combino las tres imágenes como capas en Photoshop para quedarme con la parte que me interesa de cada una de ellas.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar