Actualidad

Microsoft apunta a los mercados emergentes con nuevas alianzas y especificaciones para sus smartphones

 

Hasta nueve fabricantes chinos, indios y taiwaneses -además de LG- producirán nuevos terminales con Windows Phone. La actualización 8.1 llegará esta primavera

23
FEB 2014

Entre las firmas más madrugadoras de este Mobile World Congress que oficialmente arranca mañana en Barcelona destaca Microsoft, que ha aprovechado la jornada previa a la cita tecnológica para revelar algunos detalles de la hoja de ruta a corto plazo para su sistema operativo móvil.

Se ha encargado de ello Joe Belfiore, vicepresidente corporativo de la compañía y máximo responsable del equipo de Windows Phone, quien ha dado pistas sobre la esperada versión 8.1 del sistema operativo sin mencionarla explícitamente. Así, la actualización llegará esta primavera y podrá instalarse sin restricciones en todos aquellos dispositivos que estén basados en la vigente versión 8.

Igualmente reseñable ha sido el anuncio de un acuerdo con hasta nueve firmas que suben a bordo de la plataforma Windows Phone y que están encabezadas por LG, que vuelve al redil de Microsoft. Más allá de la multinacional surcoreana, fabricantes chinos como ZTE, Foxconn y Lenovo se suman a la plataforma junto a otras marcas menos conocidas en Occidente como las también chinas Longcheer y Gionee o las indidas Lava y Karbonn.

Tal y como ha explicado el propio Belfiore, se trata de compañías muy populares en los mercados emergentes, que es hacia donde parecen ir encaminados los próximos pasos de Microsoft con la puesta al día de Windows Phone.

Windows Phone 8.1

La próxima gran actualización del sistema operativo móvil de los de Redmond llegará con nuevos requerimientos de hardware que permitirán a los fabricantes reducir el coste –y obviamente las prestaciones- de los dispositivos.

Así, Windows Phone 8.1 permitirá por ejemplo crear terminales con botones de control virtuales para prescindir así de los capacitivos. Se dará entrada asimismo a procesadores menos potentes, como los Qualcomm 200 y 400, y las aplicaciones podrán guardarse directamente en la tarjeta microSD, con lo que será posible lanzar smartphones con muy poca memoria interna. Otra destacada novedad es el soporte al sistema de doble tarjeta SIM, prestación muy demandada en los mercados emergentes.

Estas novedades permitirán a los fabricantes aprovechar el mismo hardware para producir terminales Android y Windows Phone.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar