Actualidad

Microsoft unificará Windows 9, Windows RT y Windows Phone en un mismo sistema operativo

 

Ordenadores de sobremesa y portátiles, tablets basados en ARM y smartphones tendrán un único sistema operativo apto para distintos tamaños de pantalla

Windows 8.1
Windows 8.1
Foto: Alberto Ballestín
23
JUL 2014

Un sistema operativo para gobernarlos a todos. Ésta es la nueva estrategia de plataformas de Microsoft tal y como ha sido desvelada por su consejero delegado durante la conferencia que la compañía ha celebrado para informar sobre los resultados del último trimestre fiscal. Confirmando los rumores de las últimas semanas, Satya Nadella ha hecho público que su política de racionalización pasa por reducir el número de sistemas operativos de Microsoft de tres a uno, reduciendo gastos y simplificando el trabajo a los desarrolladores.

Actualmente Microsoft mantiene tres grandes plataformas: Windows 8, pensada para ordenadores portátiles, equipos de sobremesa y tablets basados en chips x86; Windows RT, básicamente utilizada por un pequeño número de tablets con procesadores ARM, y Windows Phone, con la que intenta hacerse hueco dentro del segmento de los smartphones. El propósito de Nadella es que todas ellas converjan con el lanzamiento de Windows 9 en un nuevo sistema operativo capaz de adaptarse a distintos tamaños y tipos de pantalla.

El nuevo sistema operativo de Microsoft tendrá un kernel común en todos los dispositivos basados en Windows, gracias al cual será posible ejecutar aplicaciones universales

El anuncio no resulta especialmente sorprendente después de la migración del núcleo de Windows Phone con el lanzamiento de la versión 8 y el lanzamiento de la iniciativa para crear aplicaciones universales, pero pone de manifiesto que los trabajos para unificar las versiones de Windows ya están funcionando a toda máquina. Teóricamente, Windows 9 debería anunciarse en abril de 2015.

Aunque Nadella no ha facilitado más detalles, se sobreentiende que la convergencia de plataformas de Microsoft no redundará en un Windows 9 único para distintos factores de forma, sino en múltiples versiones especialmente adaptadas del mismo sistema operativo. Así pues, las aplicaciones universales permitirán unificar las tiendas de software bajo un mismo techo, pero no cabe esperar un escritorio clásico accesible desde Windows Phone.

Los mayores beneficiados por este cambio serán los desarrolladores, que solo necesitarán programar una aplicación que después se podrá adaptar de forma sencilla a todo tipo de dispositivos, enriqueciendo así el ecosistema de software común de Windows. No es un cambio baladí si se considera la reducida oferta de las tiendas de aplicaciones de Windows y Windows Phone.

La nube impulsa las cuentas de Microsoft

A nivel económico el informe financiero del cuarto trimestre fiscal de Microsoft revela un incremento en los ingresos y una reducción en sus beneficios. La firma de Redmond registró una caja de 23.382 millones de dólares, de los cuales extrajo unos ingresos netos de 4.612 millones.

Esta cifra supone un incremento continuado a nivel de ingresos brutos con respecto al trimestre pasado y el mismo periodo de 2013, cuando Microsoft logró atraer 20.403 y 19.896 millones de dólares, pero al mismo tiempo representa un descenso significativo frente a los beneficios del pasado trimestre, que fueron de 5.660 millones de dólares.

Los productos empresariales en la nube siguen ascendiendo a toda la velocidad, con un incremento interanual del 147%. En total, Microsoft ganó 13.480 millones de dólares solo a través de su división comercial, donde se incluyen la venta de licencias de Windows. El departamento de Dispositivos y Consumo, por su parte, generó aproximadamente 10.000 millones de dólares en ingresos; en esta cifra se cuenta un impacto negativo de 900 millones de dólares achacable a la reducción de inventario de Surface RT.

Los costes por la adquisición de la división de dispositivos de Nokia también se han dejado notar en las cuentas de Microsoft. Los costes residuales del acuerdo de compra fueron de 382 millones de dólares.

El informe financiero de Microsoft revela también que la compañía trabajó en un tablet Surface Mini que finalmente no vio la luz. El documento no indica si este dispositivo será lanzado más adelante, limitándose a señalar que sus costes de desarrollo han sido incluidos en la memoria trimestral dentro del epígrafe de la división de Dispositivos y Consumo.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar