Actualidad

Microsoft invierte en Cyanogen para despojar a Google del control de Android

1

Cyanogen aspira a crear una versión de Android con una tienda de aplicaciones propia, mientras que Microsoft desea socavar el dominio de Google en la industria

OnePlus One
OnePlus One
OnePlus One, seguramente el teléfono con Cyanogen OS más conocido.
30
ENE 2015

Cyanogen es una de las startups de moda. Popularizada gracias a la ROM CyanogenMod, un derivado de Android con numerosas modificaciones que lo diferencian del sistema operativo original, esta compañía ya ha logrado levantar cerca de 100 millones de dólares en financiación para crear una nueva plataforma móvil basada en el código de Android pero sin la influencia de Google. Uno de sus últimos accionistas no es otro que Microsoft.

Según publica el The Wall Street Journal, Microsoft se encuentra entre los inversores que han participado en una reciente ronda de financiación que se ha cerrado con una caja de 70 millones de dólares. La firma estadounidense participará así en los futuros lanzamientos de Cyanogen, cuyo derivado de Android ya es utilizado por más de 50 millones de usuarios.

Recientemente el máximo responsable de Cyanogen se convirtió en noticia al declarar sus aspiraciones a "arrebatar a Android" de las manos de Google para crear un sistema operativo libre de los servicios del coloso de Internet, que ha logrado cimentar un imperio casi inamovible a través de aplicaciones como Gmail, Drive y YouTube, preinstaladas en un gran número de terminales.

Tomando nota de su experiencia en China y la India, Cyanogen desea crear una versión de Android con servicios y (con el tiempo) hasta una tienda de aplicaciones propia, totalmente ajena a Google Play.

Microsoft y Android, extraños compañeros de cama

Microsoft apenas controla un 3% del mercado con Windows Phone, por lo que en un principio su interés en apoyar plataformas rivales puede parecer incoherente. Sus intenciones, sin embargo, no serían tanto apostar por Cyanogen como erosionar las cifras de Google, que se ha encontrado con un grave problema ante la proliferación en China de dispositivos con derivados de Android pero sin servicios clave como Gmail, sustituidos por las alternativas de otros fabricantes y proveedores.

Se da la circunstancia de que recientemente Microsoft se lanzó al desarrollo de aplicaciones para Android a través de una iniciativa con la que desea estimular la creación interna de apps originales y prácticas. Además, posee servicios en la nube que, como Outlook y OneDrive, podrían ser de gran valor de cara a la potencial emancipación de Cyanogen con respecto a Google.

Además, Microsoft se beneficia casi en secreto de la venta de dispositivos basados en Android gracias a la licencia de sus patentes de software a los fabricantes de teléfonos y tablets. Tan rentable es este negocio que Microsoft estaría ganando más dinero con la licencia de las patentes supuestamente infringidas por el código de Android que con la venta de sus productos basados en Windows Phone.

En estos momentos Cyanogen OS todavía no es una opción muy conocida, pero sus responsables esperan a invertir esta situación próximamente. La popularidad del OnePlus One, que viene con Cyanogen OS instalado de serie, ha servido para dar a conocer su sistema operativo al gran público, y otras compañías como Oppo y la española GeeksPhone han anunciado ya productos con soporte oficial para esta plataforma nacida al calor de la comunidad de desarrolladores caseros.

Actualización: Las últimas informaciones señalan que Microsoft se ha echado atrás y no invertirá por ahora en Cyanogen.

1
Comentarios
Cargando comentarios