Actualidad

Microsoft adquiere la división de dispositivos y servicios de Nokia por más de 5.400 millones de euros

 
3
SEP 2013

Uno de los rumores más recurrentes desde hace meses se ha hecho finalmente realidad: Microsoft acaba de anunciar la compra de Nokia por 7.100 millones de dólares, esto es, unos 5.440 millones de euros. La adquisición, que se hará efectiva a comienzos de 2014, incluye las divisiones de dispositivos y servicios de la compañía finlandesa, así como su cartera de patentes, que de hecho supone una parte importante de la operación económica.

Según el acuerdo, cerca de 32.000 empleados de Nokia, de los cuales 4.700 trabajan en el país escandinavo, pasarán a engrosar las filas del gigante de Redmond.

Tras completarse la operación, Nokia mantendrá su estatus de compañía independiente, aunque quedará reducida a las divisiones de infraestructura de redes (NSN), tecnologías avanzadas y servicios de localización (HERE), si bien el uso de sus mapas también ha sido licenciado a Microsoft para los próximos cuatro años.

Nokia también seguirá manteniendo el control sobre su marca, si bien las denominaciones Lumia y Asha usadas en los terminales de la compañía pasarán también a manos de Microsoft. Algo que implica -apuntan algunos analistas tras estudiar los detalles de la compra- el fin en los escaparates de Nokia, una de las marcas más importantes en la historia de la telefonía móvil.

Stephen Elop (izquierda) y Steve Ballmer sellaban en 2011 un acuerdo de colaboración entre Nokia y Microsoft. Desde entonces, Windows Phone y Nokia han ido de la mano. | Foto: Nokia

El actual máximo responsable de Nokia, Stephen Elop, pasará a dirigir la renovada división de móviles de Microsoft que surja tras la compra. De hecho, tras el reciente anuncio de retirada de Steve Ballmer, que se hará efectiva dentro de un año, el nombre de este controvertido ejecutivo escandinavo suena como uno de los candidatos a convertirse en el nuevo director general de Microsoft.

Antigua dominadora del mercado mundial de telefonía y venida a menos con la irrupción del iPhone primero y el imparable avance de Android después, Nokia unió esfuerzos con Microsoft en febrero de 2011 al apostar por Windows Phone como sistema operativo para sus smartphones de referencia. Una alianza estratégica con la que la plataforma móvil de Microsoft apenas ha conseguido ganar terreno a sus rivales más directos.

Etiquetas
Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar