Actualidad

Microsoft expía los pecados del pasado con Windows 10

3

La firma de Redmond pasa por alto Windows 9 para lanzar un sistema operativo más coherente y con múltiples guiños a los usuarios de equipos de sobremesa

Windows 10
Windows 10
Integración y confluencia de conceptos, como la nueva barra de inicio, son la base de Windows 10.
1
OCT 2014

Es el primer paso en la mayor evolución en la historia de Windows. Tal vez por eso Microsoft ha tomado la extraña decisión de saltarse todo un capítulo y pasar directamente de Windows 8 a Windows 10 sin hacer parada en Windows 9, evidenciando implícitamente la mácula en la que se ha convertido la actual versión del sistema operativo para ordenadores personales más extendido del mundo.

A pesar de las apariencias, no es sin embargo una revisión tan radical como la vivida con el lanzamiento de Windows 8 y su polémica interfaz Metro. Coherencia y cohesión son las palabras que parecen haber servido de inspiración a Windows 10, que sin dejar totalmente atrás la pantalla de inicio moderna de Microsoft, le resta protagonismo e integra sus funciones en el escritorio clásico.

Oficiado ayer por la noche (hora española), el bautismo de Windows 10 es más un somero avance de algunas de sus características principales que un auténtico desglose de sus funciones y prestaciones, que no serán reveladas en detalle hasta el año que viene. De hecho, el evento estuvo marcado por una palpable orientación empresarial, haciendo un guiño a todas esas compañías que no quisieron actualizar sus equipos a Windows 8 debido a los cambios a nivel de interfaz.

Un guiño a los usuarios empresariales

La nueva versión de Windows no prescindirá totalmente de Metro, sino que se adaptará al factor forma de cada dispositivo para mostrar una interfaz más adecuada a su pantalla y uso. Así, el mismo sistema operativo se podrá adaptar para su uso en tablets, ordenadores portátiles y de sobremesa e incluso en la videoconsola Xbox One.

Windows 8 y sus tiles eran adecuados para tablets, pero la desconexión que supone navegar entre la pantalla de inicio y el escritorio rompe totalmente la dinámica de uso en el caso de los equipos tradicionales. Windows 10 evitará esta desconexión devolviendo el botón de inicio clásico e integrando en el mismo parte de las aplicaciones y funciones de la pantalla de inicio de Windows 8, de forma que sus aplicaciones estarán disponibles desde el escritorio.

Windows 10
Windows 10
Foto: Microsoft
Las aplicaciones al estilo Windows 8 pueden ejecutarse en el escritorio clásico.

Además de poder acceder rápidamente a los tiles de Metro desde la recuperada barra de inicio, Windows 10 permitirá ejecutar aplicaciones Metro sin abandonar el escritorio. Esto significa que tanto aplicaciones clásicas como modernas convivirán bajo un mismo entorno, mejorando la experiencia de uso al evitar el salto entre interfaces.

Del mismo modo, las mejoras en la función Snap View permitirán ejecutar hasta cuatro aplicaciones Metro de forma reducida. Anteriormente era posible dividir la pantalla entre estos programas y las aplicaciones tradicionales de Windows, pero Windows 10 ofrecerá soporte para hasta cuatro aplicaciones modernas ejecutándose simultáneamente, anclando sus vistas reducidas a cada una de las esquinas de la pantalla.

Vídeo demostrativo del nuevo diseño de Windows.

Otra clave de Windows 10 son las aplicaciones universales. Para ello será necesaria la migración a WinRT, un runtime sucesor de Win32 que permitirá que los desarrolladores creen un mismo programa para múltiples dispositivos usando una base común y adaptando después la interfaz a cada tipo de producto, ya sea un teléfono móvil o un PC de oficina. La idea general de Microsoft es estimular el lanzamiento de aplicaciones para todos los ecosistemas en los que compite simplificando su programación en todo lo posible.

Las aplicaciones creadas para cada una de estas plataformas no serán compatibles directamente entre ellas, pero sí adaptables con un esfuerzo mínimo. Esto permitirá inyectar algo de vida en la alicaída tienda de aplicaciones de Windows al mismo tiempo que se refuerza la de Windows Phone, más boyante pero todavía lejos de iTunes y Google Play a nivel de aplicaciones disponibles.

Windows 10
Windows 10
Foto: Microsoft
Snap permite ahora colocar hasta cuatro aplicaciones Metro en las esquinas.

Adicionalmente, los usuarios más productivos podrán beneficiarse de un nuevo administrador de tareas más claro, la disponibilidad de múltiples escritorios para alternar entre diversos tipos de uso y un nuevo explorador que separará los archivos y carpetas a los que se ha accedido de forma más frecuente.

Misión: olvidar el fracaso de Windows 8

El propósito de Windows 10 es claro: dejar atrás los errores cometidos por Windows 8 arrancando una página entera, casi como si la actual iteración del sistema operativo fuera un capítulo apócrifo en la historia de Windows. Borrón y cuenta nueva.

Microsoft, por ahora, no ha facilitado una fecha de lanzamiento para Windows 10, más allá de que estará disponible entrado el año 2015. Todavía quedan muchos detalles por conocer sobre su nueva plataforma, y la compañía desvelará algunas de sus novedades para los usuarios comunes durante un evento que tendrá lugar a comienzos del año que viene. La puesta de largo oficial se espera en la conferencia para desarrolladores BUILD 2015, unos meses más tarde.

Fuentes y más información
3
Comentarios
Cargando comentarios