Actualidad

Microsoft anuncia el despido de 18.000 empleados

5

Su director ejecutivo ha comunicado que eliminará del organigrama a gran parte de la división de dispositivos de Nokia. Sus móviles basados en Android desaparecerán

Satya Nadella, consejero delegado de Microsoft.
17
JUL 2014

Era ya de dominio público que Satya Nadella estaba a punto de dar la vuelta a Microsoft como si se tratara de un calcetín; solo faltaba conocer el número de despidos y el momento en el que serían anunciados. Finalmente, el consejero delegado de la firma de Redmond ha hecho públicos sus planes de reestructuración, que se saldarán con la mayor ola de despidos en la historia de Microsoft. En total, 18.000 personas se irán a la calle.

Este es el mayor recorte de personal en la historia de Microsoft.

La gran parte de los despidos se concentra en el vasto aparato productivo de Nokia, cuya división de dispositivos fue adquirida por Microsoft a mediados de año. La compañía estadounidense no quiere ni necesita la inmensa mayoría de los terminales fabricados con la enseña de la firma finlandesa, lo que ha motivado el recorte de 12.500 empleados entre trabajadores de las líneas de producción y puestos administrativos de todo tipo.

Nokia X, desarrollado tiempo atrás por la compañía finlandesa como un posible plan B en caso de que su alianza con Microsoft no fructificara, desaparecerá para dejar paso a teléfonos Lumia más baratos

El proceso de reestructuración de Microsoft contempla el cierre de la antigua factoría de Nokia en Komárom (Hungría), así como recortes no especificados en los centros de producción de China. A partir de ahora, la fabricación de dispositivos estará concentrada en Hanoi (Vietnam).

Finlandia sale comparativamente mejor parada que ningún otro país, dado que Microsoft centrará allí los trabajos de ingeniería y desarrollo, tanto de dispositivos como de software.

Las oficinas abiertas por Nokia en Pekín y San Diego, donde se realizaban labores de ingeniería, también sufrirán recortes, pasando a mantener un papel más secundario dentro de la división de dispositivos de Microsoft.

Fin de trayecto para Nokia X

Además de desprenderse de gran parte de los empleados de la parte de Nokia adquirida hace dos meses, Microsoft pondrá fin a sus dispositivos basados en Android. Los teléfonos Nokia X, desarrollados durante la dirección de Stephen Elop -antiguo consejero delegado de Nokia y ahora jefe de dispositivos de Microsoft-, serán directamente abandonados para dejar más espacio a la gama de productos Lumia.

La decisión no resulta tan sorprendente desde el punto de vista estratégico como por el hecho de que hace apenas unos días Microsoft anunció el nuevo Nokia X2.

Nokia X
Nokia X
Desarrollados bajo la dirección de Stephen Elop, los teléfonos Nokia X están basados en Android.

Según ha comunicado Stephen Elop, Microsoft seguirá vendiendo los teléfonos Nokia X ya disponibles y ofreciendo soporte técnico para los clientes de las unidades ya comercializadas. Algunos de los futuros modelos todavía en desarrollo serán adaptados para pasar a formar parte de la familia de productos Lumia, basada en Windows Phone, y así llegará a su fin el fork de Android desarrollado en su día por Nokia en caso de que su asociación con Microsoft no prosperara.

Microsoft no ha aclarado qué piensa hacer con sus teléfonos clásicos -sin funciones inteligentes- ni con su gama de productos Asha, muy popular en países como la India. Estos teléfonos disfrutan de una cuota de mercado significativa en los países emergentes, pero se enfrentan a una competencia salvaje por parte de los teléfonos Android chinos de precio más reducido y no ofrecen una rentabilidad muy elevada a Microsoft.

Las sacudidas llegan a las oficinas de los ejecutivos

La reestructuración impulsada por Nadella no es sino el reflejo de los grandes cambios que se avecinan en el seno de Microsoft. La antigua división de dispositivos de Nokia sufrirá el mayor golpe, pero el envite también llegará a las oficinas de Redmond.

Uno de los problemas históricos de Microsoft ha sido su incapacidad para hacer frente a los cambios de una industria sacudida por continuos cambios de paradigma. Microsoft perdió el tren de Internet y más tarde el de los dispositivos móviles. Nadella está determinado a que esta situación no se vuelva a repetir.

Reconociendo explícitamente que la dirección de Microsoft no se ha caracterizado por su flexibilidad y capacidad de adaptación, el nuevo consejero delegado de Microsoft ha anunciado que reformará la compañía para eliminar puestos ejecutivos horizontales y verticales a fin de crear una empresa más rápida y eficiente. Igualmente, Nadella expresa su deseo de mejorar la cooperación entre los distintos departamentos de Microsoft, pequeños feudos conocidos por mantener enemistades casi tribales.

Satya Nadella sustituyó a Steve Ballmer en febrero. Su experiencia al frente a los exitosos servicios en la nube de Microsoft impulsó su carrera hacia la máxima oficina de la compañía, que ahora quiere orientar hacia plataformas empresariales como Azure, auténtica gallina de los huevos de oro en unos tiempos en los que las ventas de Windows ya no tienen la importancia de antaño para Microsoft. La reestructuración anunciada hoy es solo el primer punto de una hoja de ruta que todavía ha de ser desvelada en su plenitud.

Actualización: Microsoft ha indicado que la división Mobile Phones, responsable de teléfonos no inteligentes como los terminales Asha se limitará a ofrecer servicio técnico, cancelando el desarrollo de nuevos modelos.

5
Comentarios
Cargando comentarios