Actualidad

Crean una microcámara tan pequeña que puede ser inyectada con una jeringa

2

Con un tamaño similar al de un grano de sal, se conecta usando un fino cable de fibra óptica y permitiría explorar el cerebro sin utilizar técnicas invasivas

Foto: Timo Gissibl (Universidad de Stuttgart)
29
JUN 2016

Científicos de la Universidad de Stuttgart han dado un importante paso adelante en las tecnologías de la imagen aplicadas a la medicina con la creación de una cámara digital con un tamaño comparable al de un grano de sal y que puede inyectarse.

Así, esta singular cámara puede ser introducida en el cuerpo humano utilizando una jeringa para realizar exploraciones no invasivas de órganos potencialmente enfermos. Se podría evitar de este modo acceder a los mismos utilizando procedimientos más lesivos o sondas de mayor tamaño.

La cámara ha sido desarrollada gracias a los últimos avances en impresión 3D, que han permitido solventar las dificultades de crear sistemas ópticos complejos a escala súper reducida. Con un tamaño de 100 micrómetros (120 micrómetros incluyendo el encapsulado), el conjunto de lentes está impreso directamente sobre el propio sensor y se conecta a los sistemas de observación utilizando un delgado cable de fibra óptica.

A pesar de su reducido tamaño, la microcámara ofrece un rendimiento adecuado para su uso médico, sacando provecho a su capacidad para enfocar objetos a una distancia mínima de 3 milímetros. No obstante, sus creadores también vaticinan su uso en otro tipo de contextos, como la creación de cámaras de videovigilancia virtualmente invisibles y ópticas compuestas para robots.

Etiquetas
Fuentes y más información
2
Comentarios
Cargando comentarios