Actualidad

Me-Mo Magazine ultima su salida de la mano de cinco prestigiosos fotoperiodistas

 

La cabecera impulsada por Manu Brabo, Guillem Valle, Fabio Bucciarelli, Diego Ibarra y José Colón busca financiación para convertirse en una realidad

Foto: Fabio Bucciarelli
8
JUL 2014

Diego Ibarra, Manu Brabo, Fabio Bucciarelli, Guillem Valle y José Colón se han ganado a pulso un lugar en lo más granado del fotoperiodismo europeo pese a su juventud. El reconocimiento internacional que atesoran viene avalado por su trabajo en zonas de conflicto y por premios del calibre de un World Press Photo (Valle y Bucciarelli) e incluso un Pulitzer (Brabo).

Ahora, cuando todo el mundo asegura que el periodismo está en crisis, este grupo formado por cuatro españoles y un italiano nacidos entre 1980 y 1983 (con el permiso del más veterano Colón, de 1975) se ha propuesto demostrar que el oficio goza de una salud envidiable.

Foto: José Colón
Foto: Guillem Valle

Su proyecto se llama Me-Mo Magazine, una publicación digital que elimina el intermediario que son las editoriales para ir desde el periodista directamente hasta el lector.

El nombre de Me-Mo, nos explica Bucciarelli, “está ligado al hecho de que la fotografía documental genera una gran parte de la memoria colectiva. Memory in Motion [que de ahí proviene Me-Mo] hace referencia a ese hecho, y al hecho de que esa memoria la generamos a partir de documentar un mundo en constante movimiento”.

Foto: Manu Brabo
Foto: Manu Brabo

Concebida como publicación digital, la revista contará con una tirada limitada de varios ejemplares en papel para algunos de sus financiadores. En efecto, Me-Mo Magazine se está financiando mediante micromecenazgo a través de la plataforma Indiegogo, y ha superado ya el 90% de los 15.000 euros que sus promotores se han marcado como objetivo a batir antes del próximo 17 de julio.

Nuevas fórmulas

La idea original de esta publicación surgió de un grupo de amigos periodistas que querían dar soluciones cuando todo el mundo solo plantea problemas en torno a la salud del periodismo. “Llevamos demasiado tiempo escuchando a la gente quejarse de la situación del periodismo”, explica Bucciarelli. “Aun a riesgo de equivocarnos, preferimos lanzar nuevas iniciativas, intentar buscar soluciones, probar nuevas fórmulas y a la vez tener control sobre nuestros trabajos y la manera en que éstos se muestran.”

Aunque Me-Mo está ahora en su fase final, el italiano reconoce que llevan trabajando en el proyecto casi dos años. “Es el momento justo para lanzar nuevas iniciativas que investiguen diferentes formas de hacer periodismo, aprovechando las ventajas del [medio] digital, las nuevas tecnologías y la manera en la que éstas han modificado la forma de contar historias.”

Aunque Me-Mo nace aprovechando las herramientas actuales (“unificamos varias plataformas, texto, vídeo, animaciones… para crear así una herramienta interactiva y periodísticamente completa”) que no solo abaratan costes sino que también permiten llegar más lejos, la continuidad en el tiempo está aún en el aire: “La idea es que dure y se asiente”, asegura Bucciarelli. “No empezamos cosas para dejarlas a medias.”

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar