• Vista, oído, tacto, gusto, olfato
  • Los rostros del rock
Porfolio

Seré una lluvia de azúcar

20

Ambientes fríos y desolados y cuerpos desnudos y anónimos se funden en las psicológicas y terapéuticas fotografías de Melanie Türkyilmaz

8
FEB 2016

Realizadas durante una temporada "un poco mala" en su vida, las fotografías de la serie "I will Be a Rain of Sugar", de Melanie Türkyilmaz, han supuesto para esta esta joven fotógrafa suiza una herramienta de autoanálisis y terapia, como ella misma explica. Y es que "poder utilizar algo así [la fotografía] para entender y entenderse resulta muy gratificante y consolador", según la autora.

El fuerte componente psicológico y simbólico está claramente presente en todas y cada una de las imágenes que conforman esta serie, plagadas de paisajes desolados y oníricos, personas sin rostro y ambientes fríos y crepusculares. Casi parecen la extensión natural de una mente que se encuentra en un momento vulnerable y triste, en un estado de hibernación.

Las fotos de Türkyilmaz casi parecen la extensión natural de una mente vulnerable y triste, en un estado de hibernación

La propia Türkyilmaz nos desvela algunas de las figuras simbólicas que salpican toda su obra: "Hay presencia de elementos como un laberinto, un pájaro blanco volando, unas puertas cerradas, una prisión, una chica desnuda... y todos estos componentes reflejan de alguna manera mi estado de ánimo en aquel momento."

"En cierto sentido traté de ser simple a la hora de expresarme para que el trabajo no se quedara en algo muy personal y enigmático. Mi intención es que el espectador pueda sentirse identificado en mis fotografías, y no dejar que mi trabajo se convierta en algo tan personal que sea inalcanzable para los demás", razona.

Respecto al poético título de la serie, la autora asegura que refleja la sensación que tuvo al terminar el proyecto. "Habla del futuro como algo reconfortante y dulce, como el azúcar, y también de la lluvia, que concibo no como algo negativo sino como una especie de liberación."

Preguntada sobre su metodología a la hora de plantearse y realizar sus fotografías, Türkyilmaz asegura que acostumbra a salir de casa "sabiendo que la base de las fotografías ya está resuelta, principalmente en lo que se refiere a las condiciones climáticas y atmosféricas y a las personas y escenarios que necesito". Se define además como una fotógrafa reflexiva que presta gran atención a los encuadres, la ordenación de los elementos en la escena, la composición y la geometría.

Acompañada siempre de su inseparable Leica M9-P y un objetivo Summicron 50 mm f2, Türkyilmaz se refiere a la Escuela de Helsinki como su mayor influencia fotográfica, aunque también cita al escritor italiano Luigi Pirandello y al pintor surrealista René Magritte como fuentes constantes de inspiración.

Nacida en Ginebra en 1989, Türkyilmaz cursó fotografía en la escuela barcelonesa GrisArt y ha mostrado sus fotografías en varias exposiciones colectivas, como "Grafting Architecture", en la Bienal de Venecia.

Fuentes y más información
20
Comentarios
Cargando comentarios