Actualidad

El viejo truco de subir los precios para luego bajarlos el Black Friday

5

La jornada de ofertas importada de Estados Unidos ha ganado popularidad en países como España, donde cada año se desata la polémica

Dos imágenes de una misma oferta en Media Markt previa al Black Friday separadas por unas horas de diferencia (lo que antes costaba 699 euros ahora cuesta 749) y compartidas por un usuario en Twitter.
26
NOV 2015

Hace no mucho Black Friday hubiese sonado a título recurrente para alguna película de terror. Sin embargo, la facilidad con que se importan las modas de Estados Unidos ha convertido esta popular jornada de rebajas en todo un acontecimiento para los comercios españoles (entre ellos nuestra tienda Ofertology, por cierto). Al otro lado del Atlántico, el viernes después del día de Acción de Gracias supone el arranque de la campaña navideña, así que por aquí, incluso sin cena con pavo, esta fecha tan señalada para muchos comercios no ha tardado en consolidarse.

Todo el mundo se quiere subir al tren de las rebajas del viernes negro, que se alarga hasta el lunes en el llamado Cyber Monday. Es entonces cuando estos precios supuestamente locos se traladan de las tiendas físicas al mundo on-line, donde en realidad ya hace días que se ofrecen todo tipo de descuentos. Un ejemplo del entusiasmo con el que en España se ha adoptado esta tradición es que incluso los supermercados se han apuntado al Black Friday ofreciendo rebajas en sus magdalenas. Y no es un chiste.

Diversos usuarios han denunciado la subida del precio de algunos productos durante los días previos al Black Friday en Media Markt

Pero esta jornada de compras no está exenta de polémica. De hecho, las guerras de precios entre comercios y sobre todo los extraños movimientos de cifras los días anteriores hace ya años que son parte de las tradiciones de esta fecha. El truco es muy sencillo: subir el precio de un producto unos días antes para ofrecerlo el viernes con un descuento aparentemente espectacular, pero que a la hora de la verdad no lo es tanto.

Evidentemente no es una práctica extraña, y más o menos se repite cada vez que se acerca la temporada de rebajas o uno de esos "días sin IVA". La diferencia es que cada vez los compradores están más atentos y las redes sociales recogen estas prácticas, que pese a ser totalmente legales –como recuerdan las organizaciones de consumidores-, no son muy elegantes.

Media Markt ha estado en el ojo del huracán precisamente por eso. Diversos usuarios han denunciado a través de Twitter la subida del precio de algunos productos (portátiles y cartuchos de tinta, por ejemplo) durante los últimos días en la tienda del famoso lema "yo no soy tonto".

La cadena ha negado este punto, y en declaraciones a El Confidencial sus portavoces aseguran que esas variaciones estaban relacionadas con una campaña anterior denominada Martes Happy Night, recordando además que los precios en el área de informática fluctúan continuamente.

No es el único caso, pero sí el que más críticas ha recibido en redes sociales. Algo que tampoco es de extrañar teniendo en cuenta que el año pasado Media Markt estuvo involucrada en una polémica similar por estas mismas fechas.

5
Comentarios
Cargando comentarios