• Víctor Fraile: "Algunos luchadores empiezan a los doce años"
  • Oriol Clavera: "Pasar tantos días seguidos en medio del océano te obliga ...
Con texto fotográfico

"Me encanta que la gente saque diversas conclusiones de una misma foto" Max Whittaker

 
Foto: Max Whittaker
28
ABR 2011
Declaraciones obtenidas por Ivan Sánchez

Fotoperiodista free lance y miembro fundador de Prime Collective, el estadounidense Max Whittaker dice poner su objetivo crítico al servicio del espectador. Presente en las guerras de Iraq y Afganistán, ha fotografiado también temas candentes en su país, especialmente aquellos que los grandes medios de comunicación prefieren ignorar. Es el caso de las manifestaciones contra el Partido Republicano, testigo de las cuales es esta fotografía.

Max Whittaker

En los Estados Unidos se dan manifestaciones prácticamente por todo el país. Eventos políticos como las reuniones del G-20 o las convenciones nacionales de los partidos Republicano y Demócrata son objetivos muy frecuentes. En 2008 cubrí las manifestaciones frente ambas convenciones. Esta foto en concreto la tomé durante las protestas contra los republicanos en Saint Paul, Minnesota, en agosto de aquel año.

La manifestación contra el Partido Republicano fue planeada por diversos grupos de izquierda que se oponen a una gran variedad de temas, desde las guerras de Iraq y Afganistán hasta recortes en servicios sociales para los discapacitados mentales.

Por lo general, la mayoría de manifestantes son muy pacíficos y obtienen sin dificultad permisos de la policía para sus protestas. Pero en el caso de la convención de los republicanos, algunos anarquistas se infiltraron entre los manifestantes pacíficos y se esforzaron al máximo para causar grandes estragos. Rompieron contenedores y ventanillas de coches, realizaron actos vandálicos en varios comercios y desafiaron a la policía, que respondió con una represión muy dura, usando "sprays" de pimienta y porras.

La policía no hizo ningún tipo de distinción entre manifestantes y periodistas. Incluso los que íbamos debidamente acreditados recibimos lo nuestro. A mí me rociaron en la cara con "spray" de pimienta; después me golpearon con una porra y me lanzaron gas lacrimógeno. Evité que me detuvieran, pero al final arrestaron a muchos periodistas, además de manifestantes.

En aquel momento, las cosas sucedían muy rápidamente y la fotografía de la bandera la tomé al vuelo. Así que no tuve mucho tiempo de pararme a pensar en la composición. Se trata de una ventana rota por una roca lanzada contra el cristal de un banco que tenía la bandera americana expuesta.

Para mí el significado de esta imagen depende del ojo del espectador, de quien la ve y de aquello en lo que cree. En mi opinión, los conservadores la deben de ver como una evidencia del asalto de los liberales a sus propios colores. Los liberales pueden interpretarla como un pequeño símbolo de sus intentos por acabar con lo que ellos ven como una adquisición corporativa de Estados Unidos. Me apasiona tomar fotografías en las que el espectador se forma su propia opinión. Me encanta que la gente sea capaz de sacar conclusiones diversas.

En la convención del Partido Republicano en Saint Paul decidí dedicar la mayor parte de mi tiempo a los manifestantes y enfoqué mi reportaje en ellos, porque es en el pueblo donde debería recaer el poder político y no en un fanfarrón con traje. Los manifestantes se contaban a millares y hubo cientos de arrestados. Pese a todo, la mayoría de medios de comunicación decidió ignorarlos, centrándose en los discursos de los políticos.

En 2012 se celebran elecciones de nuevo, y con Barak Obama como presidente demócrata será interesante ver cómo se materializarán las protestas en torno a las elecciones. ¿Serán esta vez los conservadores quienes se echen a la calle? Sea como sea, yo estaré allí para fotografiar el rol de la gente en el proceso político.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar