Crónica

Martin Parr conquista un pedacito de Madrid

 
26
OCT 2012
Eduardo Parra   |  Madrid

Cielo de tormenta, viento más que molesto y temperatura poco amable ayudan a llenar una conferencia. Y si de ponente estrella tenemos a Martin Parr, da igual que brille el sol y revoloteen los pájaros: el lleno está asegurado. Así ocurrió ayer por la noche en Matadero Madrid, escasos días después de que en Barcelona concluyese una de las muestras más ambiciosas del fotógrafo británico en suelo español.

Bajo el paraguas de la feria de arte Estampa 2012, el de Magnum Photos llenó hasta la bandera -casi literalmente- el salón de actos elegido para la ponencia. Cerca de setenta sillas ocupadas, pasillos llenos y público arremolinado junto a la mesa de los conferenciantes sentenciaron algo que era la comidilla de la noche: a los organizadores la conferencia se les fue de las manos.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Martin Parr, nombre estelar en la mesa redonda de ayer en Matadero Madrid.

"Es el fotógrafo de lo anodino", nos comentaba uno de los asistentes, mientras el resto escuchaba con atención. "Es capaz de hacer arte con un maldito plato de pollo y un flash anular", apuntaba otro con una frase que parecía traer cocinada de casa.

A punto de morir de éxito, la charla destilaba las primeras conclusiones antes incluso de arrancar. Una, que la fotografía contemporánea no sólo está viva, sino que a juzgar por la cantidad de seguidores que tiene su futuro está más que asentado. Y dos, que a pesar de todo en España seguimos ninguneándola: apenas un par de medios de comunicación había en la sala.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Presentada por Alejandro Castellote, comisario de fotografía, y titulada "Nuevas plataformas para la fotografía contemporánea", la conferencia no dejó ningún gran titular ni tampoco dio pie a una crónica polémica. "Estoy a favor de los fotolibros; es bueno que se publiquen libros de fotografías. Hace que crezca la cultura fotográfica", soltaba Parr mientras se paseaba por la neutralidad. Acompañaban al británico el también comisario Sema D'Acosta y el joven fotógrafo Eric Stephanian.

Calificado por el conductor del acto como "el rey del pop-art ahora que Michael Jackson ha muerto", Parr afirmó que todo está cambiando y que la fotografía no es ajena a esta mutación: "Las agencias deben reinventase", concluyó. "Ha descubierto América", comentaba por lo bajini uno de los oyentes.

Lejos de polemizar, Parr ve con buenos ojos que colectivos como Magnum se adapten a los nuevos tiempos y aprovechen las nuevas plataformas para la difusión de su trabajo promocionando -por ejemplo- talleres.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Parr junto a Alejandro Castellote.

Y aunque la sensación general fue de satisfacción, alguno comentaba que hubiera preferido un Parr diferente. "Sé que la conferencia tenía un fondo definido", protestaba resignada una asistente, "pero ha sabido a poco".

Concluida la charla ya no llovía. Los oyentes, muchos de ellos jóvenes estudiantes, se abalanzaban sobre la mesa para lanzar tímidas preguntas y de paso atrapar alguna firma. "Le he dado un libro para que me lo firme", nos confesaba un estudiante de Bellas Artes. "Y le iba a dar un 'pendrive' con mis fotos... pero al final no me he atrevido." ¡Ay, la fama!

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar