• "Se crea como un mito de fotógrafos de guerra… ¡es ridículo!"
  • "El gran problema que tenemos algunos fotógrafos es que somos malos ...
Entrevista
MARTIN PARR , FOTóGRAFO

"Barcelona es un buen ejemplo de ciudad asediada por el turismo"

3
Foto: Martin Parr (Magnum Photos)
1
JUL 2014
Ivan Sánchez   |  Barcelona

El pasado 11 de junio Martin Parr se convertía en el centro de todas las miradas fotográficas en Barcelona gracias al OjodePez Photo Meeting. Rueda de prensa, visita comentada a su exposición “Los inconformistas” y una guinda en forma de charla inaugural. Con un guion aprendido al milímetro y fiel a sus teorías, el irreverente fotógrafo británico de Magnum Photos aprovechó la breve charla con Quesabesde para hablarnos del turismo de Barcelona y Benidorm. Y pese a criticar la repetición sistemática de clichés fotográficos por parte de la mayoría de autores, reivindicó el trabajo de varios fotógrafos españoles que están rompiendo moldes.

Sabedores de tu fascinación por el turismo de masas, resulta irónico entrevistarte a escasos metros de las Ramblas, la calle con más turistas por metro cuadrado de Barcelona.

¡Por supuesto! Me encanta estar en una zona donde hay turistas porque yo mismo soy un turista. Vine a Barcelona hace dos o tres años y es una ciudad emocionante. Además, la industria turística es muy importante para la economía de la ciudad. Creo que sin ella aún tendríais más problemas de los que ya tenéis a día de hoy.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)
Martin Parr el día de su charla inaugural del OjodePez Photo Meeting 2014.

¿Cuál es a grandes rasgos la evolución que hay desde “Los inconformistas” hasta tu cuerpo de trabajo más conocido?

Después de fotografiar en Hebden Bridge en los años 70, en 1982 me pasé al color. Con ese aspecto que se podía ver en los anuncios y el diseño gráfico vi que podía ser mucho más crítico con el mundo que estaba viviendo. Con el blanco y negro de los años 70 [mi trabajo] era más como una exaltación, pero luego se volvió más crítico coincidiendo con la llegada de la señora Thatcher.

Fue la época en la que tuvimos la revolución consumista, la irrupción de los centros comerciales y el declive de la zona norte de Inglaterra. Estos aspectos centraron mi atención y el color era el medio ideal para expresar todas estas ideas.

Todos odiábamos a la señora Thatcher, así que nos hizo un favor: muchos fotógrafos de esa década nos concentramos en los aspectos negativos de la nueva sociedad británica que ella había creado. Nos dedicamos a criticarla a ella y a su política a través de la fotografía.

Foto: Martin Parr (Magnum Photos)
Fotografías pertenecientes a la serie "The Non-Conformists" (1977). | Foto: Martin Parr (Magnum Photos)

Fotoperiodismo, fotografía documental, street photography, ensayo, fotografía artística… Tu trabajo presenta trazos de cualquiera de estas disciplinas. ¿Cuál de ellas tienes presente cuando fotografías?

Creo que si tuviera que definirme diría que soy un fotógrafo documentalista. Puedo ser cualquiera de los que has nombrado; también podría ser un artista, pero mi trabajo se engloba más dentro de la fotografía documental.

La mayoría de tus reportajes tienen que ver con el comportamiento de gente inmersa en determinadas sociedades. ¿Qué te interesa de estas personas?

Me interesa cómo la gente se muestra a sí misma. Les fotografío en situaciones de ocio porque es cuando son más auténticos. Por eso voy a la playa como si fuera un turista más. Aunque las reglas son muy estrictas y muy predecibles, suelen saltárselas de forma particular, y eso es algo con lo que disfruto mucho.

Foto: Martin Parr (Magnum Photos)
New Brighton, Reino Unido. De la serie "The Last Resort" (1983-1985). | Foto: Martin Parr (Magnum Photos)

¿Qué quieres documentar en tu proyecto de larga duración sobre los turistas?

Intento ilustrar esa idea estereotipada que tenemos de un lugar, y una vez allí la realidad puede ser totalmente distinta. Esa contradicción fundamental funciona muy bien en fotografía.

¿Hay mucha diferencia entre ese estereotipo de Barcelona y lo que encontraste fotografiándola?

Prácticamente Barcelona encaja a la perfección con el estereotipo de ciudad turística. Por ejemplo, si vas a la Sagrada Familia tienes que hacer grandes colas. Dentro está atestado de gente y hay vendedores ambulantes por doquier.

"Barcelona encaja a la perfección con el estereotipo de ciudad turística"

Cuando fui al Park Güell casi ni pude ver la salamandra porque estaba absolutamente rodeada de gente histérica. No pude hacerme una foto con una cara seria porque todo el mundo se cruzaba por medio y todos querían retratarse con la salamandra al mismo tiempo. Es un buen ejemplo de ciudad asediada por el turismo.

Park Güell, Barcelona (2012). | Foto: Martin Parr (Magnum Photos)

¿Por qué crees que los turistas se comportan de esta manera?

Todos queremos ser parte del mundo que reconocemos. Por eso a la gente le encantan los lugares famosos; es una manera de demostrar que son parte del mundo. Es una forma moderna de peregrinación.

También has fotografiado en otros destinos turísticos de España como Benidorm. ¿Hay alguna diferencia entre Benidorm y el resto del mundo?

Básicamente es todo lo mismo, aunque hay algunas características particulares. Benidorm es un lugar interesante porque se mezclan españoles, ingleses y alemanes. Hay ciertas cosas que los españoles hacen a unas horas determinadas, mientras que los ingleses hacen otras. Y me gusta ese choque de culturas, esa idea de cómo tiene que estructurarse el día en un mismo lugar según la gente venga de un sitio u otro. Es un caos cultural positivo.

Foto: Martin Parr (Magnum Photos)
Benidorm (1997). | Foto: Martin Parr (Magnum Photos)

Se aprecia un punto de vista más crítico en tus fotografías sobre las playas del sur de Inglaterra.

Eso es algo que te dejo decidir a ti. Yo no hago juicios de valor sobre mi trabajo. Lo presento y dejo que sean los espectadores quienes saquen sus propias conclusiones.

En tu proyecto sobre el lujo, en cambio, no se aprecian diferencias esenciales en partes distintas del mundo: Suiza, Rusia, Emiratos Árabes, China, Estados Unidos…

Las tendencias sobre el lujo son muy internacionales y parte de mi trabajo muestra la globalización que se da en el mundo. Acabo de tomarme una bebida en el Starbucks de La Rambla: hay Starbucks en todas partes.

"Yo no hago juicios de valor sobre mi trabajo. Dejo que sean los espectadores quienes saquen sus conclusiones"

Al final todo va a ser igual, vamos a tener esa visión panamericana del mundo, y aunque habrá excepciones puntuales, las grandes compañías están copándolo todo. Hay que luchar contra eso.

París (2007). De la serie "Luxury". | Foto: Martin Parr (Magnum Photos)

¿Ya ni siquiera podemos confiar en los nuevos ricos de países como China, India o Sri Lanka?

Hay algunos países asiáticos que están creciendo mucho, como por ejemplo China, de donde proviene la nueva oleada de turistas precisamente porque éstos se han enriquecido. Están alcanzando a Occidente, el lugar donde tradicionalmente se hacía dinero.

"Hace falta ir más allá de los clichés, hay que tener una visión más particular"

Hay diferencias, claro, pero al final todos persiguen el mismo objetivo: quieren su aire acondicionado, su nevera, sus vacaciones. Uno de los problemas del mundo es el conjunto de demandas de bienestar que provienen de las clases que están aumentando su poder adquisitivo.

La street photography está presente en la mayoría de tus series. ¿La utilizas como un punto de vista para fotografiar gente?

Fotografío en las calles porque me interesa fotografiar a la gente y ahí es donde la encuentro. Otra cosa diferente es el modo en que me acerco a ellos. Ese punto de vista es diferente y no tiene nada que ver con la street photography. Se trata más de escoger una forma adecuada de conectar con mis personajes.

Es una de mis armas, es algo que hago pero no es lo único. De hecho hace unos 15 años me acercaba incluso más a la gente. Simplemente me sitúo donde es necesario para conseguir la foto que quiero.

"La mayoría de fotógrafos siguen persiguiendo clichés fotográficos. Precisamente por eso, de tanta gente que hay en la fotografía contemporánea, hay tan pocos que sean realmente buenos." En la imagen, Parr bromea durante su visita guiada a la muestra "Los inconformistas" en Barcelona

martin parr
Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

En 2011, después de comisariar la Brighton Photo Biennial, escribiste un texto sobre cómo la fotografía se estaba repitiendo a sí misma a través de unos determinados clichés, ¿Crees que ha habido cambios significativos de un tiempo a esta parte?

No, básicamente la mayoría siguen persiguiendo esos clichés fotográficos. Precisamente por eso, de tanta gente que hay en la fotografía contemporánea, hay tan pocos que sean realmente buenos.

Hace falta ir más allá de los clichés, hay que tener una visión más particular. Pero la mayoría de los trabajos que vemos los podríamos definir como genéricos. Esos fotógrafos copian a otros persiguiendo ciertos lenguajes de la fotografía contemporánea; crean sus propias versiones, pero no tienen una voz propia.

Foto: Martin Parr (Magnum Photos)
Dorset, Reino Unido. De la serie "West Bay" (1996). | Foto: Martin Parr (Magnum Photos)

Los fotolibros se han popularizado muchísimo en los últimos años, pero tú llevas ya unos 80 títulos publicados. ¿Te permiten contar la historia de una manera diferente a cómo lo harías en una exposición o una revista?

Creo que con un libro puedes controlar mucho mejor la producción de lo que puedes hacer en una exposición y por tanto alcanzar mejor el objetivo de lo que quieres contar.

En la rueda de prensa de hace un rato destacabas varios casos españoles.

Están Óscar Monzón, Cristina de Middel, Ricardo Cases… no puedo recordar todos los nombres pero hay muchos buenos fotógrafos españoles que están editando libros. También está Txema Salvans, un gran fotógrafo al que he podido echar una mano en su proyecto “The Waiting Game”, que creo que se ha convertido en un buen libro.

Fuentes y más información
3
Comentarios
Cargando comentarios