• Alessandro Gandolfi: "Son cada vez más hedonistas y narcisistas"
  • Joan Alvado: "A veces parece que son las mismas fotos las que nos escogen a ...
Con texto fotográfico

"Quería que no se entendiera la foto a primera vista" Marina Cano

7
Foto: Marina Cano
5
NOV 2015
Declaraciones obtenidas por Ivan Sánchez

Aunque reparte su tiempo entre África y Cabárceno, el trabajo de la cántabra Marina Cano es más conocido fuera de España. Acaba de formar parte de los finalistas al Wildlife Photographer of the Year que otorgan la BBC y el Natural History Museum con esta intrigante foto del reflejo de unas jirafas. Causa o consecuencia del amor que profesa por los animales, su obra está orientada en gran medida al conservacionismo.

Marina Cano

Esta fotografía está hecha en Namibia, en el parque nacional de Etosha. A ese lugar lo llaman waterhole, un sitio donde suelen ir los animales a beber. En esa época del año –la foto está hecha en abril- es invierno para ellos y no es época de lluvias, así que tienen que ir a beber a estos charcos.

Es relativamente fácil encontrar animales al atardecer, así que suele concentrarse gente allí. Muchos son fotógrafos. Yo estaba en un viaje por África y este era uno de los destinos. Forma parte de una serie de fotografías a las que quise dar la vuelta. Ya cuando las estaba haciendo mi idea era ponerlas boca abajo [girándolas 180 grados]. La foto forma parte de un trabajo personal que estuve haciendo durante un mes en África, y concretamente en esa laguna trabajé varios días fotografiando con diferentes luces siempre para darles la vuelta.

Estas imágenes nacieron ya con esta idea para darles una atmósfera diferente de lo habitual, para un poco salir del cliché de las fotografías de naturaleza más documentales. Quería que el espectador no entendiera la foto a primera vista, que necesitara un poco de tiempo para entender lo que pasa en ella y por qué el cielo parece estar en el suelo.

"No hay nada en ninguna de mis fotografías que no haya querido yo que esté en ese momento"

La foto está en la exposición de la BBC [en el Natural History Museum de Londres], y es muy interesante ver a la gente parada delante inclinando la cabeza para intentar hacerse la idea de cómo es la original. Es divertido verlos contorsionarse.

Ese óvalo alargado es en realidad el charco con el reflejo de las jirafas, que queda muy nítido, sobre el agua. Ellas están totalmente oscuras porque esperé a que la luz se fuera desvaneciendo para que lo que quedara no fuera más que esa silueta recortada contra el cielo que también se refleja.

En mi trabajo siempre hay una parte muy importante en la que la estética está muy cuidada porque me interesa mucho el impacto visual. No hay nada en ninguna de mis fotografías que no haya querido yo que esté en ese momento. Cada elemento en la fotografía tiene su valor, su peso, y está colocado en el sitio que yo quiero. Espero cuanto sea necesario o vuelvo al lugar para hacer la foto que quiero.

Detrás de la parte visual en mi trabajo siempre hay un lado conservacionista, presente desde que hace unos 12 años comencé a hacer fotografía de fauna. Al principio iba a hacer fotografía de animales sin más norte que la propia fotografía, pero al cabo de volver muchas veces y de pasar tiempo con los animales al final me enamoré de ellos.

"Es muy interesante ver a la gente parada delante de la foto inclinando la cabeza para intentar hacerse la idea de cómo es la original"

Eso hizo que cambiara totalmente mi forma de acercarme y fotografiar. El sentido de mis fotografías ahora está mucho más centrado en que la gente entienda la problemática que hay en cada especie, que es prácticamente en todas.

Buena parte de mi trabajo siempre va destinado a asociaciones que luchan en África -por ejemplo- en la conservación de rinocerontes o elefantes con toda la problemática [derivada de la caza] que hay actualmente.

No es un camino fácil vivir de este tipo de fotografía porque es una vía muy estrecha: tiene un público muy concreto, no tiene un alcance excesivamente grande. Pero tiene mucho trabajo detrás y sí es cierto que hay formas de aparecer en libros y publicaciones. Está también la venta del fine art y la educación, las charlas. Dentro de la estrechez tiene un abanico grande de opciones.

Mi actitud frente a los animales es siempre de total respeto y prudencia. Yo nunca me pongo en ningún tipo de riesgo para tomar una fotografía, y creo que nadie debería hacerlo. Respetando esto, mi relación con los animales es casi familiar. Los siento tan cercanos también porque, aparte de trabajar en muchos países de África, voy mucho a fotografiar a 15 minutos de donde vivo en Cantabria, en Cabárceno, que es el parque de fauna más grande de Europa. Voy tan a menudo que siento que estoy en mi segunda casa. Esto crea una relación de contacto muy cercana. Incluso les hablo. Hay una comunicación muy especial.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

Artículos relacionados (1)
7
Comentarios
Cargando comentarios