• Casio Exilim EX-Z1200 y Panasonic Lumix DMC-FX100: primeras muestras
  • Olympus E-510: primeras muestras
Prueba de producto
EL "BOOM" DE LOS MARCOS DIGITALES

Kodak EasyShare EX-1011: toma de contacto

 
4
JUN 2007

Aunque los marcos digitales ya son productos relativamente veteranos en el mercado, es ahora cuando empiezan a enfilar su camino hacia la popularidad. Siempre atenta a los estudios de mercado, Kodak se ha adentrado de lleno en este sector con cuatro marcos que ya se asoman a los escaparates europeos. El más espectacular de ellos, con una pantalla de 10 pulgadas y conexión Wi-Fi ya ha pasado por nuestra manos.

Es la captura de la imagen y los aparatos vinculados a ella lo que normalmente centra nuestra atención. Sin embargo, los analistas de mercado no se cansan de asegurar que, a corto plazo, serán los dispositivos y servicios que permiten compartir o mostrar las fotografías los que sustentarán este sector.

Teniendo en cuenta que durante 2006 los marcos digitales cuadruplicaron sus ventas en Estados Unidos y que se espera que esta tendencia se reproduzca en Europa, no es de extrañar el interés de Kodak por este nuevo sector.

Kodak EasyShare EX-1011
Kodak EasyShare EX-1011
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Presentados a principios de año, los marcos con denominación EasyShare de Kodak comienzan a asomarse tímidamente a los escaparates. Disponibles en 7, 8 y 10 pulgadas, hemos elegido el modelo más avanzado de ellos, el EX-1011, con una pantalla de 10 pulgadas y conexión Wi-Fi, para este inusual artículo de toma de contacto.
Vertical y horizontal
El diseño del modelo probado no requiere demasiados comentarios. Con un aspecto similar al de un marco tradicional y unas dimensiones muy generosas -tal vez excesivas, aunque dependerá de espacio disponible y de su decoración-, es cierto que no nos acaba de convencer su construcción.

Kodak EasyShare EX-1011
Kodak EasyShare EX-1011
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque el plástico es el material elegido, el marco tiene un aspecto algo endeble y detalles poco cuidados, como la débil peana de sujeción, el contundente interruptor de encendido o los inmanejables botones posteriores.

Kodak EasyShare EX-1011
Kodak EasyShare EX-1011
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Kodak EasyShare EX-1011
Kodak EasyShare EX-1011
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Detalles aparte, la verdad es que todo el que se ha acercado a este marco en pleno funcionamiento se ha mostrado sorprendido al ver un cable de alimentación conectado al mismo y que obliga a hacer malabarismos para disimularlo. Nos preguntamos si una batería -¡hay impresoras de Kodak que funcionan de forma autónoma con baterías!- no hubiera sido una solución más elegante.

Kodak EasyShare EX-1011
Kodak EasyShare EX-1011
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sin ánimo de ser demasiado exigentes con un segmento que no tiene la rodadura suficiente y con una marca que acaba de llegar a él, no hay que olvidar que hablamos de un marco digital cuyo precio supera los 250 euros. Hay detalles que merecen ser cuidados con más mimo.

400.000 píxeles
La inmensa pantalla de 10 pulgadas de diagonal cuenta con una resolución de 800 x 480 píxeles. Algo más de 400.000 puntos -¿para qué entonces los 10 megapíxeles de nuestra compacta?- que son suficientes para ver con calidad las fotografías expuestas, sobre todo si respetamos la distancia lógica de visionado.

Kodak EasyShare EX-1011
Kodak EasyShare EX-1011
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Tras un ligero tirón de orejas por la escasa visibilidad lateral de las imágenes -tampoco hace falta verlas desde cada rincón de la casa-, el procesador de imagen que Kodak ha implementado en este marco hace bien su trabajo, ofreciendo unas imágenes con colores saturados y muy atractivos. Justo lo que se pretende de una fotografía que va a estar a la vista.

La gestión de los archivos es bastante ágil una vez que se le ha cogido el tranquillo al manejo. Una de nuestras mayores dudas era cuánto tardaría el marco en cargar imágenes de gran tamaño y resolución. Miedo infundado, puesto que el EX-1011 dedica los mismos 5 segundos, aproximadamente, a mostrar la primera imagen, sea de 3 ó 12 megapíxeles.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

No obstante, si insertamos una tarjeta, se inicia casi inmediatamente una proyección con todas las imágenes disponibles. Como era de esperar, el marco ofrece un total de 12 modalidades de transición entre imagen e imagen que pueden anularse o seleccionarse de forma aleatoria.

Manejo a distancia
Tras una infructuosa batalla con los botones posteriores y justo antes de arrojar la toalla, caímos en la cuenta de que la pieza principal para manejar el marco no era el propio dispositivo, sino el mando a distancia.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Situados a una distancia media y orientados -eso sí- lo más frontalmente posible hacia el receptor infrarrojo del marco, es posible seleccionar todas y cada una de las opciones y funciones que ofrece el EX-1011.

Kodak EasyShare EX-1011
Kodak EasyShare EX-1011
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque hay tareas realmente tediosas (como la configuración de la conexión Wi-Fi mediante un teclado virtual mostrado en la pantalla), resueltas las primeras dudas no es difícil hacerse con el control de todas las funciones. Algo que, no obstante, no redime nuestras ganas de sugerir una pantalla táctil para futuros modelos.

Conectividad múltiple
Las opciones de conectividad que ofrece el EX-1011 conforman uno de sus mejores argumentos.

Kodak EasyShare EX-1011
Kodak EasyShare EX-1011
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El dispositivo cuenta con una ranura para tarjetas de cinco formatos (CompactFlash, SD Card, MMC, xD-Picture Card, MemoryStick) y discos Microdrive; una memoria interna limitada a 128 MB (muy pocos megabytes para los tiempos que corren), y un puerto USB que permite conectarlo al ordenador (PC y Mac) o ver las fotografías directamente desde una cámara digital.

Kodak EasyShare EX-1011
Kodak EasyShare EX-1011
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Kodak EasyShare EX-1011
Kodak EasyShare EX-1011
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pero es sin duda la conexión Wi-Fi el principal atractivo en este apartado. Una opción que se bifurca en dos vertientes: sincronizar inalámbricamente la galería multimedia a través del reproductor Windows Media Player 11, o mucho más interesante: ver las fotografías que hayamos subido a nuestra galería on-line Kodak Gallery.

Esta última posibilidad resulta especialmente interesante para aquellos que ya se hayan creado -o estén dispuestos a hacerlo- álbumes on-line con sus fotografías.

Kodak EasyShare EX-1011
Kodak EasyShare EX-1011
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Aunque entendemos que es ésta una forma de potenciar las relativamente nuevas galerías de Kodak, nos preguntamos si ampliar la compatibilidad de esta función a otros servicios más extendidos (pensamos en páginas como Flickr, por ejemplo) no sería un buen empujón para estos marcos.

Kodak EasyShare EX-1011
Kodak EasyShare EX-1011
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

En cualquier caso, la carga de las imágenes on-line es bastante rápida, aunque tarda algo más que si lo hacemos desde una tarjeta o desde la memoria interna. Concretamente, unos 8 segundos a partir de archivos de 7 megapíxeles subidos a esta galería.

Fotos, música y vídeo
Además de ver fotografías y poder ejecutar las clásicas funciones -borrar una imagen, copiarla a la memoria interna o incluso enviarla a imprimir a través del puerto USB del marco- el EX-1011 también reproduce archivos en formato MP3 y secuencias de vídeo en formato MPEG1, MPEG4, MOV y AVI.

Kodak EasyShare EX-1011
Kodak EasyShare EX-1011
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Kodak EasyShare EX-1011
Kodak EasyShare EX-1011
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Puesto que se trata de funciones accesorias -aunque una proyección de imágenes con música puede ser más atractiva-, no tendríamos que exigirle un elevado rendimiento el EX-1011 en este terreno. Aun así, la calidad de los altavoces estéreo integrados es algo justa, y nos hemos encontrado con algunos problemas de compatibilidad al reproducir vídeos AVI y MPEG4.

Para gustos
Con el Kodak EasyShare EX-1011 ocurre lo mismo que con muchos marcos digitales: mientras a unos les entusiasma, otros no acaban de ver la utilidad de estos dispositivos, y tampoco faltan los que asumen que acabarán por convertirse de aquí a poco en una nueva moda.

Reflexiones aparte, lo cierto es que este marco de Kodak supone un aterrizaje por todo lo alto en un nuevo sector. Si el tamaño de la pantalla y las posibilidades que ofrece la conectividad Wi-Fi (el tema de las galerías on-line es lo que más nos entusiasma) son sus puntos álgidos, no es menos cierto que, por los 250 euros que cuesta, Kodak debería pulir algún detalle de diseño y pensar en cómo deshacerse del molesto cable de alimentación.

Kodak EasyShare EX-1011
Kodak EasyShare EX-1011
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

También sería interesante disponer de bordes y acabados intercambiables que, como hacen otras marcas, permitan personalizar el marco y adaptarlo a diferentes espacios.

En este sentido, Kodak apunta que se ofrecerán unos marcos opcionales en cristal esmerilado con formas florales, en madera de nogal, pizarra blanca (sobre la que se puede escribir y limpiar con un paño) y plata antigua. No obstante, aún no existe fecha de disponibilidad confirmada para estos accesorios.

Un regalo original, un futurible "gadget" de moda o un capricho decorativo de cuestionable utilidad. Sea cual sea la opción, y a falta de dar un repaso a lo que ofrece la competencia, el EX-1011 no es una mala opción para los que estén dispuestos a invertir una generosa cantidad en este tipo de aparatos.

Actualización: Kodak España ha informado a este medio sobre la futura disponibilidad de bordes y acabados intercambiables para el marco EasyShare EX-1011. Ya se han añadido los cambios pertinentes en el texto de la noticia.

Etiquetas
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar