• Googlegramas frente a Tàpies
  • La desconocida y fascinante fábula fotográfica de Pentti Sammallahti
Agenda fotográfica

Manel Úbeda sigue el rastro de la Barcelona desaparecida

 
30
ABR 2010
Redacción   |  Barcelona

El espejo y la ventana son dos conceptos opuestos en fotografía, pero a veces el paso del tiempo hace que ambos se fundan y que las imágenes cobren nuevos significados y valores para quien las mira. Es el caso la exposición de Manel Úbeda que estos días -y hasta el próximo 20 de mayo- puede verse en la barcelonesa escuela de fotografía IDEP, de la cual es director desde hace 30 años.

Con el nombre de "Temps existits" ("tiempos existidos" en catalán), la muestra es un íntimo acercamiento a la obra personal de Úbeda vertebrada por una Barcelona desaparecida a través de 20 copias de época que se encuentran en un óptimo estado de conservación.

Foto: Manel Úbeda

A pesar de no tener una vocación documental, el trabajo de Úbeda es una ventana abierta a una Barcelona desaparecida. Los baños de Sant Sebastià, los parques de atracciones del Tibidabo y Montjuïc, y la plaza de toros de las Arenas (en plena remodelación) son algunos de los espacios fotografiados por Úbeda que evocan nuestra memoria colectiva.

Foto: Manel Úbeda
Foto: Manel Úbeda

Úbeda mantiene una línea de trabajo coherente y rítmica que hurga en la frontera que separa el esplendor de la decadencia, el pasado del presente, y que pone en jaque -sin quererlo- al olvido. Desde sus inicios, este fotógrafo catalán ha diseccionado el tiempo con maestría para devolvernos solamente el tránsito de la decadencia hacia la inevitable extinción, o mejor dicho, hacia la inevitable transformación de nuestros espacios urbanos.

Foto: Manel Úbeda

La exposición atestigua que el trabajo de Úbeda ha superado, con nota, la prueba más dura a la que se puede someter una obra de arte: el paso del tiempo.

Artículos relacionados (1)
Agenda fotográfica
15 / FEB 2011
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar