COMPARTIR

Lo más de Photokina  

21
SEP 2012
Iker Morán   |  Colonia

¿Algo interesante?, nos preguntan quienes apenas han tenido tiempo para salir de su estand cuando pasamos por allí a visitarles. Normalmente a la hora de comer, claro, por si entre charla y charla entre los divino, lo humano y lo fotográfico cae algo para picar. La prensa, ya se sabe, se mueve a ritmo de canapés y saraos.

¿Algo interesante? Buena pregunta. En una edición en la que las novedades abundan resulta difícil destacar sólo una y condenar las otras al olvido. Más aún teniendo en cuenta que igual alguien se toma en serio nuestro consejo -hay gente para todo- y dedica sus últimos 30 minutos de feria antes de salir pitando hacia el aeropuerto a ver lo que nosotros le señalemos. ¡Qué responsabilidad! ¡Y nosotros con estos pelos!

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Puestos a improvisar ahora mismo con nocturnidad y alevosía unos premios a lo más interesante de Photokina, la cosa no está fácil. Aunque los métodos TIPA y EISA (hay que ver lo que les gusta a los japoneses lucir estatuillas junto a sus cámaras) de enumerar todas las novedades como las mejores son tentadores, no es plan. Nosotros somos gente seria. Bueno, quizás no tanto, pero puestos a hacer risas mejor hacerlas a costa de las firmas que de los lectores.

Pero no nos desviemos del tema. ¿Lo más interesante? Las Nikon D600 y Canon EOS 6D. O viceversa, que cada cual elija el orden para evitar rencillas. Las Sony A99 y NEX-6 también merecerían figurar aquí, pero lo cierto es que la Cyber-shot DSC-RX1 se ha llevado todo el protagonismo. Y eso que en esta Photokina se ha mostrado sólo detrás de una vitrina, en esa modalidad de mirar y no tocar que tanto gusta y que tan absurda resulta en una feria.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

¿La tendencia del momento? Aplicaciones, conectividad y primeros pasos hacia la integración de sistemas operativos de teléfonos móviles. La Nikon Coolpix S800c y la Samsung Galaxy Camera -no ha habido forma de sonsacar su precio de venta, pero nos tememos que no será barata- son sólo un globo sonda.

Y es que si hay algo en lo que coinciden todas las firmas es en augurar un negro futuro para las compactas más sencillas. Ese limbo conformado por decenas de modelos de 100 euros en el que hace poco todas las compañías querían estar y del que ahora todo el mundo parece querer salir.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

¿La frase más repetida? El sector está muy mal. Una letanía que, eso sí, se escucha sólo en castellano y que, de hecho, lleva tantos años oyéndose que cuesta tomársela en serio. En todo caso, y dadas las caras de circunstancias de las que ahora va acompañado el comentario, igual sí que hay que darle crédito.

¿La cámara más polémica? Algunos seguramente la tildarían de absurda, pero por aquello de darle un margen de confianza vamos a déjalo en polémica: unanimidad absoluta para elegir la Hasselblad Lunar en esta categoría (aunque seguro que una Leica M grabando vídeo también podría figurar en este apartado).

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

¿La cámara más "cool"? Con el permiso de los chicos de la lomografía que siempre tienen la patente en este terreno y de unos inventos de Impossible Project que hemos podido ver en funcionamiento, la Fujifilm XF1 merece figurar en esta lista. Su zoom retráctil, los colores y acabados y las simpáticas chicas encargadas de explicar sus virtudes nos han conquistado. Tal vez es que somos chicos fáciles.

¿Las más anodinas? Sentimos mucho decir que son las nuevas Olympus E-PL5 y E-PM2. Con la OM-D E-M5 triunfando (se ven muchas colgadas del cuello por los pasillos de Photokina), la adopción de su sensor por parte de las nuevas Pen es una buena noticia, pero el caso es que nos han dejado un poco fríos.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

¿Lo más surrealista? Acercarse al estand de Pentax Ricoh siempre es un buena idea para encontrar la respuesta a esta pregunta. En este caso nuestro experimento con una Q10 y el nuevo teleobjetivo de 560 milímetros ha puesto la guinda con esos 3.080 milímetros resultantes, perfectos para llevar a todas partes. Hablando de zoom, el 50x de la Canon PowerShot SX50 HS nos parece merecedor del premio a la batalla más cansina. A este paso nos van a hacer echar de menos la guerra de los megapíxeles.

Pese a las novedades, hay cosas que no cambian. Una vez más, las convocatorias que más han triunfado son aquellas en las que había modelos femeninas de por medio. Si era con poca ropa, incluso se formaban colas de fotógrafos para practicar aquello del desnudo artístico. Algo más discutible es el buen gusto de combinar modelos con un tanque de la Segunda Guerra Mundial. Será que somos unos aburridos.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

¿Lo más curioso? Una cámara de Minox para dejar colgada en el árbol y fotografiar aves. ¿Lo más divertido? Las copias asiáticas de casi cualquier accesorio imaginable. ¿Lo más efímero? La fotografía 3D. ¿Alguien se acuerda? Pues en Photokina no queda casi ni rastro de ella.

¿Lo mejor? Posiblemente todo eso que se nos está olvidando o lo que -por aquello del secreto profesional y que somos unos tipos discretos- no podemos contar.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar