Crónica

La higiene del sensor (o más vale prevenir que limpiar)

 
1
ABR 2011
Eduardo Parra   |  Madrid

Con la irrupción del sensor digital en el mundo de las ópticas intercambiables tocó hacer frente a un nuevo reto técnico: erradicar la suciedad acumulada en él. Durante todos estos años, han sido muchos los mecanismos implementados en las cámaras que se han propuesto zanjar este asunto, pero ninguno de ellos es perfecto, y tarde o temprano la mayoría de fotógrafos se ven obligados a realizar una limpieza a conciencia del CCD o CMOS de su máquina. Una promoción conjunta de la Fnac y Serfoto -el servicio técnico de Canon en España- nos permitió ayer conocer los misterios que se esconden tras la operación de higiene de un captor.

Pedir turno, rellenar una invitación y esperar unos minutos a que un técnico le limpie a uno el sensor de su Canon. Esa es la propuesta que Serfoto puso en marcha ayer jueves a primera hora y que mantendrá vigente hasta mañana sábado en el centro Fnac de la Plaza de Callao, en Madrid. Los requisitos son simples: haber comprado en los últimos dos años un cuerpo o una óptica de Canon en cualquiera de los centros comerciales de Fnac en España y ser de los primeros 750 usuarios -aunque en Serfoto reconocen que pueden llegar a unos 800- en concertar la operación.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

QUESABESDE.COM se acercó ayer mismo a comprobar cómo discurría esta curiosa promoción. Aunque a primera hora de la mañana eran pocos los fotógrafos canonistas que se habían acercado hasta allí, los portavoces de Serfoto esperaban una mayor afluencia, y de ahí la necesidad de pedir hora previamente para acceder al servicio de limpieza gratuita.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Quienes habían llevado su cámara aseguraban, eso sí, haber quedado muy satisfechos con el resultado. Los técnicos les enseñaban con una lupa especial el nivel de suciedad acumulado en el captor y cómo quedaba éste tras la limpieza.

Limpieza de laboratorio
No es una limpieza de laboratorio, nos explicaban los técnicos. "En estas limpiezas de campo lo que hacemos es quitar lo más gordo, pero desde luego la limpieza real se realiza en el servicio técnico."

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

La limpieza realmente exhaustiva se realiza extrayendo el sensor e introduciéndolo en una campana libre de polvo ambiental

En efecto: aunque rápida y efectiva, la limpieza realizada por los técnicos de Serfoto -valorada en 30 euros- no es la misma que se realiza en el servicio técnico, cuyo coste es de unos 70 euros.

En este último caso se desmonta la cámara y se extrae el sensor para introducirlo en una campana especial libre de polvo ambiental. Es allí donde se realiza la limpieza. Toda una obra de ingeniería que arroja un poco de luz a unas tarifas no pocas veces criticadas.

Mejor prevenir
Los técnicos de Serfoto reconocen que, a pesar de todos los sistemas antipolvo que se han ido incorporando en los últimos años, el sensor -o mejor dicho, el filtro que lo protege- siempre acaba ensuciándose. Por eso, lo importante es evitar que el polvo llegue ahí.

"Los sistemas que montan las cámaras más modernas son una ayuda, pero no es una limpieza exhaustiva, así que hay que ser pulcros, porque la cámara tiene muchos huecos por donde puede colarse el polvo", nos explicaban ayer.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Como prevención, es recomendable pasar un trapo o una brocha por la cámara tras una sesión de trabajo, además de mantener limpias la tapa de la bayoneta y las lentes traseras de la óptica.

Entre sus recomendaciones figuran pasarle un trapo o una brocha al cuerpo de la cámara tras una sesión de trabajo, mantener limpio el interior de las tapas ("de poco sirve cubrir el sensor con una tapa llena de polvo") y hacer exactamente lo mismo con la puerta del compartimento para la tarjeta de memoria o las lentes traseras de los objetivos. "Una lente sucia va a proyectar el polvo al sensor cuando movemos el anillo del zoom", advierten.

Aficionados exigentes
¿Quiénes se quejan más, los fotógrafos profesionales o los aficionados? Los técnicos de Serfoto no dudan a la hora de responder a esta cuestión: los aficionados.

"Hay de todo, pero lo normal es que los aficionados sean mucho más exigentes en este aspecto. Fuerzan la cámara disparando hacia el cielo a f22 para ver cualquier mancha, mientras que, por ejemplo, los profesionales de fotografía deportiva dejan los cuerpos en el suelo de cualquier manera o los objetivos sin tapa."

Ciertamente, da la sensación de que tener el sensor de la cámara limpio es misión imposible, y ante la perspectiva de despachar 70 euros periódicamente por una limpieza a fondo, a muchos nos pasa por la cabeza la misma ocurrencia: hacerlo nosotros mismos.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Ante esta cuestión, los técnicos del servicio oficial de Canon no dicen ni que sí ni que no: "'Un sensor es una pieza delicadísima y hay que tratarla como tal", advierten antes de enumerar los posibles peligros de una limpieza casera, entre los cuales están rayarlo o dejar pequeños restos en él por usar un producto inadecuado.

Nos cuentan en Serfoto que se encuentran de todo cuando limpian una cámara, desde un escarabajo en el sensor hasta una hormiga asada en el interior del flash

"Los líquidos y materiales que empleamos los puede usar cualquiera -reconocen-, pero hay que saber dosificarlos." Quedarse corto puede significar dañar el sensor; pasarse, dejar restos y acabar con el sensor más sucio que al principio. "Como se dice en el chiste, no se cobra por apretar el tornillo, sino por saber qué tornillo hay que apretar."

Una última curiosidad en este improvisado interrogatorio. ¿Qué se encuentran a la hora de limpiar una cámara? "De todo. Ayer mismo un escarabajo o algo parecido, y no es raro ver telas de araña entre las lentes de un objetivo."

"Una vez -apuntan- abrimos un flash de tipo pop-up porque no disparaba, y encontramos una hormiga asada en el interior. Las cámaras están selladas, sí, pero si te vas al campo y dejas la puerta de la tarjeta abierta, en un minuto te entra de todo."

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar