Actualidad

El Parlamento Europeo vota a favor de la libertad de panorama

2

Los europarlamentarios bloquean una enmienda que pretendía restringir el derecho a tomar fotos comerciales de monumentos y lugares públicos

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
9
JUL 2015

No habrá cambios en las leyes nacionales que regulan la capacidad para tomar fotografías de monumentos y lugares públicos. El Parlamento Europeo ha votado de forma clara y rotunda en contra de una medida que hubiera tenido efectos perniciosos al hacer necesario recibir la autorización del propietario de los derechos de reproducción fotográfica antes de capturar una instantánea de lugares como el museo Guggenheim de Bilbao.

La votación se ha saldado con 502 votos en contra y 40 a favor, por lo que la enmienda no será incorporada en el documento con el que se busca armonizar las leyes de propiedad intelectual de los estados de la Unión Europea.

El rechazo parlamentario a esta enmienda mimetiza el del propio público. En solo unos días, la petición en Change.org en defensa de la libertad de panorama ha sobrepasado el medio millón de firmas. Desde asociaciones de fotógrafos y periodistas a simples aficionados, la respuesta en contra de restringir la libertad de panorama ha sido masiva.

Cada país regulará la libertad de panorama como desee

Aunque la mayoría de los estados no se inmiscuyen en el uso que se vaya a dar a las fotografías realizadas en un lugar público, en algunos como Francia es necesario solicitar permiso a los propietarios de los derechos de reproducción para realizar un uso comercial.

La enmienda, introducida por el europarlamentario francés Jean-Marie Cavada, del Grupo de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa, pretendía extender la situación francesa a toda la Unión Europea. Rechazado su texto, cada estado podrá seguir legislando en esta materia con total autonomía.

El informe de armonización fue redactado inicialmente por la alemana Julia Reda, miembro del Partido Pirata. Reda tiene la misión de dar forma a una serie de propuestas que después serán utilizadas para crear un marco legal que permita unificar las legislaciones europeas en materia de propiedad intelectual.

El texto original señalaba la idoneidad de eliminar las restricciones existentes en Francia y Bélgica para garantizar la libertad de panorama en toda la Unión Europea, pero Cavada, con el apoyo del Comité de Asuntos Legales, quiso dar la vuelta a la situación y extender la restrictiva legislación francesa a la Unión Europea.

De acuerdo con las leyes francesas, los fotógrafos que deseen capturar un monumento con fines comerciales han de solicitar permiso al propietario de los derechos de reproducción. Esto significa que, por ejemplo, no es posible vender una imagen nocturna de la Torre Eiffel, puesto que el montaje de iluminación está protegido por los derechos de autor (la torre puede ser fotografiada libremente, puesto que los derechos sobre la misma expiraron hace tiempo).

Una enmienda fruto de la ignorancia

Según Günther H. Oettinger, Comisario de Economía Digital, nunca se ha tratado de imponer ningún tipo de restricción desde la Comisión Europea (que más adelante deberá ocuparse de crear una legislación común en base al informe de Reda), calificando este suceso de un malentendido.

"La libertad de panorama no va a imitarse desde la legislación europea. Dejemos de perder tiempo en quimeras y volvamos a ocuparnos de las cosas realmente importantes", ha declarado.

Reda, responsable del informe inicial, se mostró diametralmente opuesta a la enmienda y llegó a anunciar que votaría en contra de su propio documento si finalmente salía adelante la propuesta para modificarlo. De acuerdo con Reda, detrás de la enmienda no se encuentra ningún lobby misterioso, sino unos europarlamentarios aferrados a la idea de la necesidad de legislar siempre a favor de los propietarios de los derechos de autor.

En este sentido, Jean-Marie Cavada defendió la necesidad de que las "plataformas de Internet" pagaran por el uso de fotografías de lugares públicos. Sitios web como la Wikipedia, que licencia imágenes de forma abierta y con la posibilidad de realizar un uso comercial, hubieran tenido que eliminar o censurar su vasto catálogo fotográfico debido a la ambigüedad del texto. Algo que no preocupaba a Cavada, que calificó a la enciclopedia colaborativa como un "monopolio estadounidense" dañino para todo el sector cultural europeo.

2
Comentarios
Cargando comentarios