• Sony A900: tremendamente competitiva, pero demasiado tímida
  • Panasonic PT-AE2000 y SC-BT100: de un vistazo
Prueba de producto
ROJO CARMíN

LG Scarlet 37LG6000 y Panasonic DMP-BD50: toma de contacto

 
12
SEP 2008

Después de una sonada y original campaña de publicidad en la que LG confundió a propios y extraños para presentar la nueva gama de LCD bautizada como Scarlet, uno de sus ejemplares, el 37LG6000, ha recalado en el salón de QUESABESDE.COM. Para descubrir sus virtudes y defectos, lo hemos emparejado con el reproductor de discos Blu-ray de Panasonic DMP-BD50, equipado con el perfil 2.0 (BD-Live).

Conseguir que un televisor sea portada de revistas y capte la atención de un buen número de posibles compradores no es tarea fácil. Por ésta y otras razones, las compañías buscan métodos insólitos para publicitar sus nuevas creaciones.

Un claro ejemplo es la estrategia que utilizóLG en mayo para introducir su nueva gama de televisores Scarlet. Lo que parecía ser una serie de televisión protagonizada por una bella actriz acabó convirtiéndose en una cara y curiosa campaña para promocionar por todo lo alto los nuevos LCD de la firma.

LG Scarlet 37LG6000 y Panasonic DMP-BD50
LG Scarlet 37LG6000 y Panasonic DMP-BD50
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

Aunque en esta ocasión hemos analizado el Scarlet 37LG6000, la serie cuenta con tres modelos más de 32, 42 y 47 pulgadas.

A excepción del de 32, que se conforma con la resolución HD Ready, el resto alardea de resolución Full HD. Lo que sí es un factor común a todos ellos es el color carmesí que baña la parte posterior del televisor y el curioso botón de encendido sensible al tacto.

LG Scarlet 37LG6000
LG Scarlet 37LG6000
Foto: Joan Piella (Quesabesde)
LG Scarlet 37LG6000
LG Scarlet 37LG6000
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

Para poder apreciar todo lo que puede dar de sí un televisor de nueva generación hace falta una buena fuente de vídeo. Hoy en día, los reproductores Blu-ray se perfilan como la mejor opción, y de entre todos los dispositivos que se sirven de la tecnología del láser azul, el Panasonic DMP-BD50 brilla con luz propia.

Panasonic DMP-BD50
Panasonic DMP-BD50
Foto: Joan Piella (Quesabesde)
Panasonic DMP-BD50
Panasonic DMP-BD50
Foto: Joan Piella (Quesabesde)
Presentado hace varias semanas y disponible desde este mismo verano, el DMP-BD50 es compatible con BD-Live y podría definirse como el hermano mayor del DMP-BD30. Se trata pues de un reproductor de discos Blu-ray de gama media alta que, aun a costa de resultar un tanto caro (su precio oficial ronda los 600 euros), incorpora algunas buenas prestaciones.
Diferente al resto
No es la primera vez que vemos cómo una compañía intenta desmarcarse de sus competidores en el terreno del diseño. No hace mucho, Sony presentaba una gama de televisores LCD que intentaban emular los típicos marcos para fotografías o cuadros. Caprichos de la moda.

La nueva serie Scarlet de LG destaca, así pues, por su cuidado diseño. La parte frontal está formada por el panel (de 37 pulgadas, en este caso), un marco negro brillante que oculta a la perfección los altavoces "invisibles" y un botón de encendido totalmente táctil en forma de gran hueco circular.

LG Scarlet 37LG6000
LG Scarlet 37LG6000
Foto: Joan Piella (Quesabesde)
LG Scarlet 37LG6000
LG Scarlet 37LG6000
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

La gracia de este agujero es que es posible introducir el dedo en él y atravesar, literalmente, el televisor, pero para ponerlo en marcha hay que tocar el aro brillante que lo rodea. Al hacerlo, éste cambia de color y un sonido nos avisa de que el dispositivo está encendido.

La parte posterior tiene un color carmesí que le confiere un aspecto cautivador. Lo habitual al ver un modelo Scarlet es pensar lo bien que quedaría delante del sofá en el salón de nuestra casa.

LG Scarlet 37LG6000
LG Scarlet 37LG6000
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

El diseño del DMP-BD50 es mucho más comedido. Siguiendo la línea marcada por el DMP-BD30, el nuevo reproductor de Panasonic usa el color negro como reclamo principal y dispone de dos tapas móviles en su parte frontal. La primera se abre para que podamos insertar los discos Blu-ray, la segunda esconde algunos controles básicos y la ranura para tarjetas SD Card y SDHC.

Panasonic DMP-BD50
Panasonic DMP-BD50
Foto: Joan Piella (Quesabesde)
Panasonic DMP-BD50
Panasonic DMP-BD50
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

Como es habitual, tanto las conexiones del reproductor Blu-ray como las del LCD de LG están en la parte posterior de los dispositivos. El televisor cuenta además con un puerto USB en la parte lateral izquierda y algunos otros botones básicos de control -pequeños y rematadamente incómodos de pulsar- en la derecha.

LG Scarlet 37LG6000
LG Scarlet 37LG6000
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

Ni el control remoto del televisor ni el del reproductor presentan peculiaridad alguna. Ambos de color negro, disponen de botones grandes y accesos directos a las funciones más habituales. Siguen la línea de este tipo de dispositivos y son extremadamente similares a otros modelos de sus respectivas marcas.

LG Scarlet 37LG6000
LG Scarlet 37LG6000
Foto: Joan Piella (Quesabesde)
LG Scarlet 37LG6000
LG Scarlet 37LG6000
Foto: Joan Piella (Quesabesde)
Panasonic DMP-BD50
Panasonic DMP-BD50
Foto: Joan Piella (Quesabesde)
Panasonic DMP-BD50
Panasonic DMP-BD50
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

El sistema de menús de este LCD Scarlet se asemeja al visto en el LG 50PG6000. A decir verdad, es prácticamente idéntico: ventanas elegantes, menús coloristas repletos de iconos grandes y una facilidad de uso que ya quisieran para sí otros.

LG Scarlet 37LG6000
LG Scarlet 37LG6000
Foto: Joan Piella (Quesabesde)
Panasonic DMP-BD50
Panasonic DMP-BD50
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

Por su parte, el del DMP-BD50 hace lo propio, por desgracia, con los sistemas de otros productos de su misma marca. Tonos azulados y grises envuelven una interfaz sosa y aburrida que, si bien es funcional y fácil de utilizar, podría mejorarse mucho en cuanto a diseño.

Conectado a la red
Por lo que respecta a las conexiones, tanto el dispositivo de LG como el de Panasonic cuentan con todo lo necesario para desenvolverse con soltura en el mundo de la alta definición. El LCD de 37 pulgadas dispone de cuatro puertos HDMI, entrada de vídeo por componentes, S-Video, vídeo compuesto y salida de audio digital óptica, entre otras.

LG Scarlet 37LG6000
LG Scarlet 37LG6000
Foto: Joan Piella (Quesabesde)
LG Scarlet 37LG6000
LG Scarlet 37LG6000
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

El DMP-BD50 dispone, por su parte, de un puerto HDMI, salida de vídeo por componentes, S-Video, vídeo compuesto y salidas de audio digital óptica y coaxial. Está provisto, además, de salidas de audio analógicas para sistemas de 2 y 5.1 canales.

El reproductor de discos Blu-ray de Panasonic incorpora también un puerto Ethernet para poder conectar el dispositivo a la red y aprovechar así su adecuación a la especificación BD-Live, siempre y cuando el disco introducido sea compatible con este perfil.

Panasonic DMP-BD50
Panasonic DMP-BD50
Foto: Joan Piella (Quesabesde)
Panasonic DMP-BD50
Panasonic DMP-BD50
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

Mediante la ranura para tarjetas SD Card y SDHC que integra el DMP-BD50, podemos visualizar tanto imágenes en formato JPEG como vídeos de alta definición en formato AVCHD. El puerto USB con que cuenta el televisor de LG sólo permite la reproducción de imágenes y archivos de música en formato MP3.

Panasonic DMP-BD50
Panasonic DMP-BD50
Foto: Joan Piella (Quesabesde)
LG Scarlet 37LG6000
LG Scarlet 37LG6000
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

El DMP-BD50 reproduce sin inconveniente alguno los archivos de vídeo más comunes en la actualidad, ya sea desde discos Blu-ray, DVD o CD. El formato DivX está, por supuesto, en la lista de archivos compatibles.

El nuevo mundo
Aun cuando la alta definición ya lleva cierto tiempo viviendo entre nosotros, sigue sorprendiendo la nitidez de imagen ofrecida por la tecnología Blu-ray y las pantallas con resolución Full HD. La calidad es soberbia, y disfrutar de un film que ya habíamos visto en formato DVD o VHS se convierte en un ejercicio de redescubrimiento visual muy placentero.

No pertenecen a la misma marca, pero esto no impide que tanto el 37LG6000 como el DMP-BD50 se lleven de maravilla. El segundo proporciona una fuente en alta definición excelente y el primero la interpreta sin tacha alguna.

El Scarlet de 37 pulgadas ofrece un contraste de 50.000:1 más que aceptable y unos brillos y negros que, pese a no ser absolutos, no andan tan lejos de lo visto en televisores de plasma como los Kuro de Pioneer.

LG Scarlet 37LG6000
LG Scarlet 37LG6000
Foto: Joan Piella (Quesabesde)
LG Scarlet 37LG6000
LG Scarlet 37LG6000
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

Puesto a prueba en cuanto al desentrelazado tanto en imágenes fijas con y sin texto como en otras con fuertes movimientos, este Scarlet se desenvuelve con cierta soltura. Presenta algunos parpadeos en las fijas con texto y aparecen pequeños artefactos cuando se juntan líneas finas de colores opuestos, como en una camisa a rayas blancas y negras, por ejemplo.

El resto de las prestaciones en imagen están a la altura de las circunstancias. El tiempo de respuesta del televisor es de 5 milisegundos y el brillo de 500 candelas por metro cuadrado. Está provisto de tecnologías como la de Black Strecher, que mejora los negros en las imágenes.

Destaca además la inclusión de un sensor inteligente en el panel Full HD. Su función es calcular la cantidad de luz que hay en la sala para optimizar los parámetros de color, niveles de blanco, brillo y contraste y conseguir así la mejor imagen posible.

LG Scarlet 37LG6000
LG Scarlet 37LG6000
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

Con todo, también es posible calibrar el televisor de forma manual mediante la multitud de opciones que nos proporciona su menú. Desde el matiz de un color en concreto hasta los distintos modos de imagen, cada usuario puede encontrar el perfil que mejor se adapte a sus preferencias y las condiciones de la sala.

Desaconsejamos encarecidamente el modo de colores vivos a no ser que se coloque el televisor en un ambiente con muchísima luz. Como suele ser habitual, el modo que requiere menos calibración es el llamado Cine.

LG Scarlet 37LG6000
LG Scarlet 37LG6000
Foto: Joan Piella (Quesabesde)
LG Scarlet 37LG6000
LG Scarlet 37LG6000
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

El DMP-BD50 tampoco se queda corto en cuanto a tecnologías de imagen. A la ya de por sí buena calidad que ofrece el vídeo en formato Blu-ray, el reproductor de Panasonic le añade las tecnologías del procesador PHL Reference Chroma y del sistema P4HD (procesamiento progresivo de precisión de píxeles para HD).

El PHL Reference Chroma se encarga de procesar con gran exactitud y en una dirección vertical cada píxel de la señal de vídeo de un disco Blu-ray. De esta manera, se consigue una reproducción del color con el doble de precisión que los sistemas convencionales. El resultado son colores más vivos y nítidos.

En cuanto al P4HD, se encarga de más de 15 billones de píxeles por segundo, a cada uno de los cuales aplica un procesamiento idóneo. En otras palabras, es el responsable de suministrar imágenes progresivas optimizadas y de conseguir que los movimientos de éstas sean mucho más suaves.

Si a estas dos tecnologías les sumamos el modo 24p del que hace gala el BD50, el resultado visto en el panel de alta definición de LG es más que satisfactorio: imágenes nítidas con colores vivos y contrastes notables.

Panasonic DMP-BD50
Panasonic DMP-BD50
Foto: Joan Piella (Quesabesde)
Panasonic DMP-BD50
Panasonic DMP-BD50
Foto: Joan Piella (Quesabesde)
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

Aunque hemos realizado la mayor parte de las pruebas de imagen del 37LG6000 con el reproductor Blu-ray DMP-BD50 de Panasonic, al analizar el televisor con fuentes de definición estándar, como la televisión digital terrestre o un reproductor DVD, los resultados han sido igual de satisfactorios.

Calibrado por un experto
En cuanto al sonido, el 37LG6000 vuelve a contar con la colaboración de Mark Levinson en la calibración de los altavoces, que una vez más son "invisibles". LG incluye un ecualizador con el que podemos ajustar manualmente el sonido y un descodificador Dolby Digital.

Otras de las prestaciones que vuelven a aparecer en este nuevo modelo de LG y que ya habíamos probado en otros televisores de la casa es el sistema Clear Voice, que confiere nitidez a los diálogos de los actores de una película, por ejemplo.

LG Scarlet 37LG6000
LG Scarlet 37LG6000
Foto: Joan Piella (Quesabesde)
LG Scarlet 37LG6000
LG Scarlet 37LG6000
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

Si bien su funcionamiento es aceptable, una vez más volvemos a insistir en su desactivación. ¿La razón? Al proporcionar nitidez en los diálogos, también se reduce la contundencia del sonido de fondo y de los efectos sonoros que incluye una película actual. En el caso de ver un film de acción, por ejemplo, el impacto del sonido ambiente queda reducido si activamos esta opción.

En cualquier caso, los altavoces de un televisor nunca son la mejor opción para disfrutar de un buen efecto de sonido envolvente, ni siquiera cuando está provisto de cuatro altavoces que proporcionan una potencia de 20 vatios, como en el caso del 37LG6000.

El DMP-BD50 cuenta con descodificadores para los sistemas de sonido DTS-HD, Dolby Digital Plus y Dolby TrueHD, aunque de poco sirven si no poseemos un receptor de audio compatible con estos sistemas y un buen número de altavoces -siete, a ser posible- más un buen subwoofer.

Panasonic DMP-BD50
Panasonic DMP-BD50
Foto: Joan Piella (Quesabesde)
Panasonic DMP-BD50
Panasonic DMP-BD50
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

Lo que sí se puede utilizar -aun cuando no dispongamos de un receptor de audio dedicado- es el sistema potenciador de diálogos que incorpora el reproductor. Funciona de forma similar al llamado Clear Voice del televisor de LG, y como su nombre indica, ofrece mayor nitidez a los diálogos de los actores del film que se esté reproduciendo.

Una buena pareja
Por separado, el LG Scarlet 37LG6000 y el reproductor Blu-ray de Panasonic son muy buenos productos. El primero ofrece imágenes nítidas tanto en contenido en alta definición como en definición estándar y el DMP-BD50 incorpora tecnologías y prestaciones de última generación.

Aunque se suele recomendar que los diferentes dispositivos sean de la misma marca, cuando trabajan juntos, tanto el DMP-BD50 como el 37LG6000 se comportan como si se conocieran de toda la vida.

Eso sí, las 37 pulgadas sabrán a poco si alguna vez hemos probado un proyector o si un plasma de 42 pulgadas nos parece lo más normal del mundo.

LG Scarlet 37LG6000 y Panasonic DMP-BD50
LG Scarlet 37LG6000 y Panasonic DMP-BD50
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

En el caso del reproductor Blu-ray, si bien se mejora el proceso de carga de los discos, éste sigue siendo demasiado lento si lo comparamos con los reproductores de DVD actuales.

Las compañías deberían solucionar este aspecto lo antes posible, ya que es desesperante apagar el reproductor y comprobar que nos hemos olvidado el disco en el interior. Encenderlo otra vez y sacar el disco puede convertirse en una tortura.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar