• Sony Ericsson Xperia Play: toma de contacto
  • LG Optimus 3D: toma de contacto
Prueba de producto
UN TABLET HONEYCOMB CON UN TOQUE DE 3D

LG Optimus Pad: toma de contacto

 
15
FEB 2011
Lucas Laó   |  Barcelona

Cuando aún se está debatiendo si los tablets necesitan en realidad algo más que una cámara web frontal, LG va y le coloca a su Optimus Pad un doble captor para grabar en 3D. Es el lujo que se permite un modelo que sigue el guión de Android 3.0 y busca su otro signo de distinción en el formato panorámico de la pantalla de 8,9 pulgadas. Siguiendo el ritmo que marcan los competidores más avanzados, apuesta por el doble núcleo e incluye conexión HSPA+, aunque todo apunta a que las operadoras que se hagan con él financiarán su precio a cambio de cuotas mensuales no aptas para todos los bolsillos.

Al final va a resultar que los tablets con Android 3.0 van a acabar como los smartphones con Windows Phone 7: nadie retoca la receta original (elaborada en este caso por Google) y se multiplican los modelos que ofrecen la misma experiencia de usuario. La distinción, como consecuencia, se centra en un hardware donde uno ya no es nadie si no incluye argumentos como el doble núcleo o -cada vez en menor medida- intenta llamar la atención con el tamaño de la pantalla.

LG Optimus Pad
LG Optimus Pad
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
LG Optimus Pad
LG Optimus Pad
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Teniendo esto en cuenta, parece lógico que LG incluya en su Optimus Pad el caramelo de la cámara 3D y plantee las ventajas de su pantalla panorámica de 8,9 pulgadas y 1280 x 768 píxeles de resolución, a medio camino entre los dos formatos imperantes. El principal riesgo que corre es que el caramelo, además de salir caro, sea de esos que nadie recoge y quedan abandonados en el suelo tras la cabalgata de Reyes.

Sólo un poco
En un primer vistazo este Optimus Pad V900 no parece mucho más pequeño que el Motorola Xoom u otros tablets de 10 pulgadas, quedándose con una relativa delgadez de 12,8 milímetros. Sí que resulta algo más ligero que la media, aunque el recién presentado Samsung Galaxy Tab 10.1 se queda ligeramente por debajo de los 630 gramos de éste.

LG Optimus Pad
LG Optimus Pad
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Los materiales de su carcasa tienen un tacto tímidamente acolchado en la zona trasera, donde una barra metálica con el logotipo de Google separa los dos captores de 5 megapíxeles que se complementan para la grabacíon de vídeo 3D.

LG Optimus Pad
LG Optimus Pad
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

LG ha ilustrado los principales puntos a favor de su particular elección de tamaño (sólo compartida con el escurridizo HP Slate 500, que sepamos) en materias como la facilidad para agarrar el equipo de cualquier forma. En este sentido, hay que concederle al fabricante asiático que su Optimus Pad se puede sostener con una sola mano sin mayores problemas. A no ser que uno tenga una talla muy pequeña de guantes, claro.

LG Optimus Pad
LG Optimus Pad
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
LG Optimus Pad
LG Optimus Pad
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La comodidad de uso del teclado QWERTY virtual, que según la firma surcoreana supera a la del resto de tablets tanto en vertical como en apaisado, es el otro de los atractivos teóricos. En la práctica, la mejora más perceptible está en que el leve recorte de espacio permite optar por un formato panorámico sin que esto implique teclados algo impracticables como el vimos de cerca en el Toshiba Folio 100.

Honeycomb a doble núcleo
Dejando a un lado sus peculiaridades, nos encontramos con un tablet totalmente "Google-friendly". De hecho, fue de los primeros modelos enanunciarse con Android 3.0, aunque con el nombre comercial T-Mobile G-Slate.

La interfaz nativa de Honeycomb luce unas transiciones ligeramente flotantes al movernos por los escritorios principales. El nuevo sistema para agregar elementos a éstos escritorios, ofrece una categorización presentada en pestañas que aprovecha bien el tamaño de pantalla para ofrecer algo más que miniaturas previsualizadas.

La unidad que hemos probado a pie del stand de LG en el Mobile World Congress de Barcelona tenía algo de jaqueca, seguramente debido a que Android 3.0 está aún en fase de desarrollo y posiblemente agravada por la sobredosis de manoseos de periodistas -y similares- esperando su turno para echarle el guante. En los ratos que este aturdimiento le daba una tregua, su fluidez gráfica era irreprochable y el panel se dejaba manejar suavemente y con gran fluidez..

LG Optimus Pad
LG Optimus Pad
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Es lo mejor que podemos decir del rendimiento de su chip Nvidia Tegra 2 con procesador de doble núcleo a 1 GHz, ya que los vídeos almacenados en la galería no estaban por la labor de reproducirse. La dotación del procesador, eso sí, arroja algo de esperanza en que el 1080p de los vídeos grabados con la cámara se acerque un poco al 1080p real en materias como la compresión o el flujo de datos, independientemente de que la calidad de imagen no esté a la altura de lo que consigue una videocámara autónoma.

El caramelo 3D
La cámara dual de este tablet consigue unos vídeos estereoscópicos con un relieve y una profundidad convincentes (en eso consiste precisamente el 3D), pero factores como la rapidez de enfoque o la gradación del color se sitúan en unos niveles bastante justos y acotados por las limitaciones de las ópticas empleadas.

LG Optimus Pad
LG Optimus Pad
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Para disfrutar de la experiencia tridimensional en un televisor compatible, por cierto, hay que recurrir a unas gafas especiales, como las que LG prestaba momentáneamente en su stand para ver contenido grabado con el Optimus Pad.

LG Optimus Pad
LG Optimus Pad
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Durante la videollamada de demostración que realizaron los responsables de LG en la rueda de prensa de ayer, la cámara frontal de 2 megapíxeles -que se queda con vídeos en 2D y de 720 líneas- ofrecía imágenes bastante borrosas que ni siquiera pudieron venir acompañadas de sonido. Cosas del directo.

Un tablet mileurista
La mayor barrera de entrada para el Optimus Pad está en el precio, que la filial alemana de LG cifra en unos 1.000 euros de cara a su lanzamiento en tierras teutonas durante el próximo mes de abril. Una cantidad que se justifica por la cámara 3D, el procesador y otras prestaciones avanzadas como la salida micro-HDMI o las conexiones Wi-Fi (802.11 b/g/n) y HSPA+ (un estándar más útil en países como España que el LTE de la versión estadounidense).

El primer Galaxy Tab, no obstante, ya se vio en una papeleta similar y eso no le impidió alcanzar unas ventas significativas. En comparación con Samsung, LG juega una baza más madura en la experiencia de usuario y mejor sostenida en el hardware, aunque se enfrenta a un momento del mercado en el que la competencia es mucho mayor tanto cuantitativa como cualitativamente.

LG Optimus Pad
LG Optimus Pad
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
LG Optimus Pad
LG Optimus Pad
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En este contexto, no pensamos que la cámara 3D vaya a ser un argumento de mucho peso a la hora de atraer compradores. Al menos no más que puntos como los 32 GB de almacenamiento integrado o la batería de 6.400 mAh.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar