• Sigma 35 mm f1.4 DG HSM: análisis
  • Samsung Galaxy Camera: análisis
GAMA MEDIA A LO GRANDE

LG Optimus L9: análisis  

6
FEB 2013

Las pantallas grandes ya no implican siempre unas especificaciones de postín. Con la vista puesta en dejárselo más económico a quienes valoran mucho el tamaño, modelos como el Optimus L9 proporcionan un panel de 4,7 pulgadas por algo más de 300 euros. No lleva la versión más actual de Android y su cámara deja bastante que desear, pero al menos su fluidez gráfica ha mejorado respecto a anteriores modelos de la firma surcoreana.

Parece ser que al LG Optimus L9 le da un poco igual la habitual forma de segmentar el mercado de los smartphones en función de la diagonal de su pantalla. Y es que este dispositivo sigue un camino parecido al del Optimus L7, del que ya dijimos en su día que era grande por fuera y mediano por dentro.

LG Optimus L9
LG Optimus L9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Eso sí, el L9 se acerca un poco más a las 5 pulgadas y da entrada a prestaciones como el doble núcleo sin que ello dispare demasiado su precio. Lástima que siga anclado en Android 4.0, sobre todo porque LG no tiene precisamente el mejor historial en lo que a actualizaciones se refiere.

Un viejo conocido

El Optimus L9 es un compendio de rasgos que LG ya había empleado en modelos anteriores. Su tapa trasera tiene los mismos escalones en diagonal que el ya lejano Optimus Black, y en su perímetro integra dos franjas plateadas muy parecidas a las que vimos en el Optimus 4X HD.

LG Optimus L9
LG Optimus L9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
LG Optimus L9
LG Optimus L9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Del ya citado Optimus L7 hereda puntos como el ocultismo de los iconos táctiles frontales, que sólo hacen acto de aparición al iluminarse. Tampoco en este caso hay indicador LED para notificaciones, punto que desagradará a más de uno.

LG Optimus L9
LG Optimus L9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
LG Optimus L9
LG Optimus L9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

A todo esto LG suma pequeños detalles diferenciadores respecto a los citados modelos. El botón frontal, por ejemplo, es más fino y alargado de lo que el fabricante nos tenía acostumbrados. Y la trama adherente de la tapa trasera no está formada por líneas, sino por diminutos puntos. El resultado es una estética no especialmente rompedora pero sí lo suficientemente elegante, aun cuando no emplea materiales demasiado sofisticados.

LG Optimus L9
LG Optimus L9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
LG Optimus L9
LG Optimus L9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Lo mejor del diseño, en última instancia, está en que se queda con un peso de sólo 125 gramos. Pese a su comedido grosor de 9,1 milímetros, eso sí, no se libra de generar cierta incomodidad al transportarlo en según qué bolsillos, como es habitual en los smarpthones con pantallas de este tamaño.

LG Optimus L9
LG Optimus L9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
LG Optimus L9
LG Optimus L9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como curiosidad, cabe destacar que las ranuras para las tarjetas SIM (que no micro-SIM) y microSD están superpuestas. A la segunda se accede quitando la batería, por lo que cambiar la tarjeta de memoria requiere apagar momentáneamente el teléfono. Además de la versión negra empleada en este análisis, el Optimus L9 también está disponible en blanco.

Teclados para elegir

Sin ser la resolución más alta del mercado, los 540 x 960 píxeles del Optimus L9 se antojan más que suficientes para su segmento de mercado. Su pantalla IPS se conforma con el nivel de brillo habitual (no hay por cierto ningún modo para que éste vaya cambiando de forma automática en función de la luz ambiente) y no está especialmente bien dotada para soportar el impacto directo de la luz solar. Siendo una pantalla decente pero del montón, su mayor aliciente está en su generoso tamaño de 4,7 pulgadas.

Como siempre, esto se agradece mucho en apartados como el teclado virtual, mucho más espacioso y cómodo que, por ejemplo, el que vimos hace poco en el Galaxy S III mini. Sobre esta base, LG añade un buen abanico de posibilidades en lo que a introducción de caracteres se refiere.

LG Optimus L9
LG Optimus L9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
LG Optimus L9
LG Optimus L9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además de las funciones que ya trae Android de serie (como la tecla decorada con un micrófono para dictar texto a viva voz), tampoco le faltan otras más o menos habituales en terminales de la competencia. Es el caso del sistema Swype para formar palabras realizando trazos por las letras (hay que activar la opción "Ruta del teclado" en el apartado de ajustes) y de la escritura a mano alzada (sólo disponible en formato vertical, por cierto).

También se incluye aquí una posibilidad más propia del universo de los tablets. Como sucede en el mismo iPad, el teclado se puede partir en dos arrastrando cada mitad hacia un extremo con los mismos dedos, acortando así las distancias que tienen que recorrer los pulgares al mecanografiar.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Para las situaciones en las que se usa una sola mano tanto para sostener el equipo como para mecanografiar, el Optimus L9 permite "empujar" un poco el teclado vertical hacia un lado u otro.

Este último modo sólo está disponible en posición apaisada. En formato vertical, en cambio, el teclado puede desplazarse unos centímetros hacia alguno de los laterales para ganar algo de comodidad al escribir usando una sola mano. LG, que engloba este tipo de posibilidades bajo el término My Keypad Style, proporciona así uno de los terminales más completos del mercado en lo que al teclado se refiere.

Despacio pero con buena letra

No son las únicas peculiaridades del software del Optimus L9, al que no le falta la ya conocida herramienta QuickMemo para hacer dibujos y anotaciones a mano alzada sobre capturas de pantalla. LG da entrada además a una aplicación que usa la cámara para escanear texto y traducirlo a diversos idiomas sobre la marcha. Se llamada QuickTranslator, y aunque resulte bastante limitada al trabajar con textos largos, sí que puede venir bien para entender el significado de palabras sueltas -por ejemplo- durante un viaje al extranjero.

Ahora bien: a más de un usuario no le importaría cambiar estas aplicaciones por un QuickUpdate, por usar la nomenclatura de la propia LG. Lo decimos porque el equipo usa Android 4.0, que no es la versión más actual del sistema operativo de Google, y porque la firma surcoreana no se caracteriza precisamente por ser muy rápida a la hora de lanzar actualizaciones, sino más bien al contrario.

LG Optimus L9
LG Optimus L9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
LG Optimus L9
LG Optimus L9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Los usuarios más avanzados siempre tienen la opción de las "ROM cocinadas" por la comunidad de desarrolladores. Pero quien no quiera complicarse la vida trasteando con el software del teléfono se queda de momento sin interesantes prestaciones de Android 4.1, como las notificaciones ampliadas o Google Now.

Si para uno la versión de Android no es un factor determinante, eso sí, el Optimus L9 mueve Ice Cream Sandwich con soltura, y quizás lo más importante: lo hace de forma estable. No es que sea el androide más fluido del mercado, pero apenas sufre esos defectos relativamente habituales en la gama media, como las desaceleraciones repentinas o los "cuelgues" momentáneos.

LG Optimus L9
LG Optimus L9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
LG Optimus L9
LG Optimus L9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El mismo Optimus L7 sufría estos problemas debido a sus componentes algo limitados. El Optimus L9, en cambio, emplea un más que decente chip OMAP 4430 con procesador de doble núcleo a 1 GHz y una memoria RAM de 1 GB (de los que el sistema deja libres 767 MB). Sólo hay que recordar que, mientras que el primero ni siquiera lograba reproducir vídeos a 720p, el segundo mueve sin grandes complicaciones incluso clips a 1080p.

Donde no hay grandes cambios es en cómo LG personaliza el aspecto de Android. Como viene siendo habitual desde los inicios de la saga Optimus, apenas se realizan algunas modificaciones sencillas para darle un toque estético propio, como por ejemplo el efecto de círculo agrandándose en la pantalla de bloqueo. Otros detalles son más funcionales, como la posibilidad de disminuir el tamaño típico de los iconos en la lista de aplicaciones para que quepan más en una sola pantalla.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
La animación de desbloqueo del Optimus L9 (imágenes superiores) y los dos tamaños que ofrece para los iconos de la lista de aplicaciones.

La memoria interna libre de serie de la unidad empleada en este análisis es de 1,9 GB, aunque conviene matizar que se trata de un ejemplar con el típico "branding" de Vodafone, por lo que es de esperar que las versiones libres tengan algo más de espacio. El máximo, en cualquier caso, es de 2,33 GB. No hubiese estado de más suministrar una tarjeta microSD junto al equipo, pero no es el caso.

Algún renglón torcido

No deja de ser hasta cierto punto previsible en estas latitudes del mercado, pero si hay un pie del que cojea el Optimus L9 es su cámara de 5 megapíxeles. Dotada de autofoco continuo y flash de tipo LED, sus resultados ofrecen una calidad bastante básica. Suficiente para quien no valore especialmente esta materia, pero muy lejos de servirle para presumir en lo fotográfico.

LG Optimus L9
LG Optimus L9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
LG Optimus L9
LG Optimus L9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como curiosidad, cabe destacar un punto que toma prestado de los terminales de Samsung: la posibilidad de disparar la foto a través de órdenes de voz. Tras pulsar un icono con forma de rostro parlante, el usuario puede decir palabras como "cheese", "smile" o "whisky" para que se realice la captura. El reconocimiento de la voz funciona a la perfección, pero sólo con términos ingleses. De hecho, una de las palabras que sirve como disparador en este modo es "LG", pero siempre y cuando la pronunciemos en inglés.

Muestras: 5 MP
Las capturas se han realizado con un LG Optimus L9:
las capturas se han realizado con un lg optimus l9:
las capturas se han realizado con un lg optimus l9:
las capturas se han realizado con un lg optimus l9:
las capturas se han realizado con un lg optimus l9:
las capturas se han realizado con un lg optimus l9:
las capturas se han realizado con un lg optimus l9:

Abonada a la grabación de vídeo a 1.920 x 1.080 píxeles (con una tasa de unos 27 fotogramas por segundo), también en este apartado la cámara del Optimus L9 deja bastante que desear. Al menos, en su faceta reproductora hay pocas quejas al respecto, pues además de lo anteriormente comentado respecto a las resoluciones, el software preinstalado acepta sin problemas clips en DivX y MKV y archivos de subtítulos.

LG Optimus L9
LG Optimus L9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La autonomía también es relativamente satisfactoria, siempre y cuando no la comparemos con la que ofrecen rarezas como el Motorola Razr Maxx. Aunque los 2.150 mAh de la batería del Optimus L9 sean una cifra bastante superior a lo habitual, la pantalla -también más grande de lo habitual- es un pequeño lastre en términos de eficiencia energética. Al final todo se compensa y se cumple con las habituales 24 horas de autonomía con un uso intensivo, que se pueden estirar hasta algo más de dos jornadas si uno no abusa de ninguna aplicación en particular.

LG Optimus L9
LG Optimus L9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Poco más que decir de un smartphone que, pese a no pertenecer a la gama alta, no renuncia a estándares de futuro como el NFC o el Wi-Fi Direct. Que tampoco es que sirvan para mucho, pero por ejemplo sí que permiten compartir rápidamente páginas web, tarjetas de contacto o incluso archivos con un número cada vez mayor de terminales.

Cuestión de tamaño

Si a uno le gustan las pantallas grandes pero no puede asumir el desembolso que requieren modelos como el Samsung Galaxy S III o el HTC One X, éste de LG puede ser una buena alternativa. Siempre y cuando se tenga claro que hay que rebajar las expectativas puestas en materias como la cámara, so pena de llevarse un chasco.

La otra precaución que hay que tener con este Optimus L9 está en el software. Ice Cream Sandwich es una versión de Android bastante decente y capaz, pero quienes valoren mucho las última novedades del sistema operativo de Google harán mejor en irse a por un modelo que ya lleve Android 4.1 (como el Samsung Galaxy S III mini, aunque su pantalla es más pequeña) que en confiar en que LG lance las correspondientes actualizaciones.

LG Optimus L9
LG Optimus L9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por último, y si bien LG sitúa el precio oficial del equipo en 380 euros, la mayoría de tiendas de teléfonos libres lo tienen ya disponible por entre 330 y 360 euros. Vodafone y Orange lo tienen ya en su catálogo para el mercado español, y The Phone House también lo ofrece vinculado a un contrato con Yoigo.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Etiquetas
Fuentes y más información
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar