• Casio Exilim H20G: análisis
  • Panasonic Viera TX-L42E30: análisis
Prueba de producto
ANDROID TRIDIMENSIONAL SIN GAFAS

LG Optimus 3D: análisis

 
3
AGO 2011

Ver imágenes tridimensionales sin ayuda de gafas tiene de momento una serie de taras que pueden disuadir a más de uno a la hora de hacerse con este LG Optimus 3D. Su diseño no es ni mucho menos el más transportable, la versión de Android que trae no es la más actual y su autonomía es sencillamente frustrante. Es lo que tiene ser uno de los equipos pioneros en esto del 3D de bolsillo, aunque como contrapartida estamos ante un smartphone con grandes posibilidades multimedia (incluida la captura de fotos y vídeos 3D, por supuesto) y una potencia que, en líneas generales, hace buena la presencia de un procesador de doble núcleo.

El primer día nos merendamos de una sentada todos los vídeos 3D que trae precargados y probamos constantemente sus juegos optimizados. Luego invertimos dos o tres jornadas en enseñárselo a todos nuestros amigos -que vacilar es lo primero- y en juguetear sin parar con su cámara de doble óptica, retratando en tres dimensiones hasta las pelusas de debajo de la cama.

Antes de una semana, y después de haber rastreado un poco entre los vídeos del canal 3D de YouTube, nos empezamos a cansar del inevitable mareo que de vez en cuando provoca ver imágenes tridimensionales en su pantalla de 4,3 pulgadas. Y en menos de 15 días, uno puede acabar por preguntarse si no hubiese sido mejor optar por un smartphone más liviano y con una batería que no se gastase a las primeras de cambio.

LG Optimus 3D
LG Optimus 3D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Esta curva de interés claramente descendente es el mayor riesgo que se puede correr con el LG Optimus 3D, nada menos que el primer teléfono con efecto de visión tridimensional sin ayuda de gafas disponible fuera de Japón (donde Sharp estrenó esta categoría a finales de 2010) y que probablemente en unos meses contará con la compañía de un primer rival de la competencia: el HTC Evo 3D.

Precisamente por este carácter único vamos a permitirnos alterar la estructura habitual de los análisis de QUESABESDE.COM para empezar directamente por lo más importante del terminal: su peculiar pantalla capaz de emitir imágenes autoestereoscópicas, aunque siempre -eso sí- en apaisado.

Dos dimensiones y media

Está claro que pantallas como la del LG Optimus 3D otorgan un plus de comodidad y pueden ser la solución perfecta para aquellos que ni se plantearían esto de las imágenes tridimensionales si tuviesen que usar algún accesorio adicional. Pero también es cierto que la experiencia de visionado que proporciona este smartphone no está al nivel de la que se consigue con unas gafas de obturación activa y un televisor 3D (y no hablemos ya de una sala de cine especialmente acondicionada para estos menesteres).

Por eso quizás lo más justo sea hablar de 2,5D, ya que aun en las mejores condiciones uno no percibe realmente una tercera dimensión, sino la distancia entre el fondo de la escena y los elementos principales presentes en ella, siendo representados estos últimos de forma fundamentalmente plana y sin que apenas se perciba su supuesta profundidad (por supuesto, nada de generar esa sensación de imágenes que se salen de la pantalla que sí que se consigue en el cine 3D).

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
A veces es complicado no percibir simultáneamente las dos imágenes empleadas para lograr el efecto tridimensional.

Es básicamente lo mismo que sucede con otros equipos cuyas pantallas también hacen uso de la tecnología "parallax barrier", como la Fujifilm Finepix Real 3D W1 o la misma Nintendo 3DS. Una fórmula que incluye otras contrapartidas como los leves mareos (sobre todo las primeras veces que probamos el efecto 3D), el cansancio de la vista tras sesiones largas o la visión doble, este último un fenómeno muy usual si variamos sobre la marcha la inclinación con la que miramos la pantalla o la distancia entre ésta y nuestros ojos.

Digamos que se trata de un efecto que, si bien está bastante bien logrado para no requerir gafas, se puede perder sobre la marcha para recuperarse instantes después. Además, sólo es apto para un único espectador, pues no goza de un gran ángulo de visión. Y lo ideal es que se cumplan una serie de condiciones cuando lo utilizamos.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La "Guía 3D" del terminal instruye sobre cómo aprovechar sus posibilidades tridimensionales, incluyendo consejos como colocar la pantalla de frente y a unos 30 o 40 centímetros de nuestros ojos.

Por ejemplo, es aconsejable huir de fuentes de luz muy fuertes. De hecho, ya contamos que el efecto tridimensional era mucho más perceptible en el local donde LG presentó este smartphone en Madrid (dotado en su interior de una iluminación penumbrosa pero no completamente a oscuras) que en el stand de la firma en el último Mobile World Congress de Barcelona, donde pudimos probarlo brevemente bajo el impacto directo de los "focazos" del recinto ferial de Monjtuic.

Por supuesto, siempre podemos desactivar manualmente el efecto 3D o incluso regularlo. En los vídeos esto último se hace deslizando hacia un lado u otro una barra inferior habilitada como control de paralaje. En nuestro caso, lo cierto es que apenas le hemos visto utilidad a este sistema (en la mayoría de los casos lo único que hemos logrado es terminar de verlo todo doble), pero esto es algo que puede variar en función de cada persona (no todos tenemos los ojos separados exactamente por la misma distancia, por ejemplo).

LG Optimus 3D
LG Optimus 3D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

No hay que olvidar tampoco que no todos los contenidos 3D arrojan per se la misma calidad. Así, mientras que la decena de cortos de animación que vienen precargados en el teléfono poseen un efecto bastante bien conseguido, la cosa cambia cuando entramos a YouTube 3D y buscamos entre una amalgama de vídeos de distinta procedencia, incluidos los que graben los mismos poseedores de un Optimus 3D con su cámara.

Con un par de objetivos

Desafortunadamente, el único medio que tenemos para mostrar a nuestra audiencia qué tal se comporta la cámara de doble óptica del LG Optimus 3D es colgar vídeos grabados con ella en el susodicho canal 3D de YouTube. Recurriendo a la vieja técnica del anaglifo instamos a quien esté interesado a colocarse unas gafas de cartón con filtros de papel rojo y azul.

LG Optimus 3D
LG Optimus 3D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

No es un medio con el que se llegue a recrear ni de lejos la experiencia de visionado en la pantalla del terminal, pero sí que sirve para darse cuenta al menos de qué limitaciones tiene a la hora de tomar fotos y vídeos tridimensionales. Los archivos originales, por cierto, tienen una resolución de 1280 x 720 píxeles, una tasa de 30 fotogramas por segundo y llevan el audio codificado en ACC y el vídeo en H.264.



Vídeo 3D grabado con un LG Optimus 3D. Puedes verlo a pantalla completa y en alta resolución. Para percibir el efecto tridimensional en la pantalla de tu ordenador, debes usar un filtro rojo sobre el ojo izquierdo y un filtro azul sobre el derecho.

El primer ejemplo de arriba da cuenta del tipo de situaciones en las que mejor se desenvuelve el terminal: un objeto cercano (aunque no demasiado) y estático que se interpone entre la cámara y la escena principal. El efecto se mantiene muy estable en las bicicletas sin que haya apenas lugar a los habituales "vaciles" tridimensionales que se producen cuando un ojo capta información destinada originalmente al otro.



Vídeo 3D grabado con un LG Optimus 3D. Puedes verlo a pantalla completa y en alta resolución. Para percibir el efecto tridimensional en la pantalla de tu ordenador, debes usar un filtro rojo sobre el ojo izquierdo y un filtro azul sobre el derecho.

En el segundo vídeo probamos también con objetos estáticos pero colocados a distintas distancias. Cuanto más lejos estén, menos evidente es el efecto. Y si nos acercamos demasiado al objeto, en esta ocasión sí que podemos llegar a verlo doble.



Vídeo 3D grabado con un LG Optimus 3D. Puedes verlo a pantalla completa y en alta resolución. Para percibir el efecto tridimensional en la pantalla de tu ordenador, debes usar un filtro rojo sobre el ojo izquierdo y un filtro azul sobre el derecho.

En el tercer ejemplo introducimos movimiento en el objeto principal (un columpio balanceándose), y si bien se percibe claramente la distancia entre éste y el fondo de la escena, no llegamos a tener la sensación de que el columpio vaya a golpearnos en la cara.



Vídeos 3D grabados con un LG Optimus 3D. Puedes ver el vídeo a pantalla completa y en alta resolución. Para percibir el efecto tridimensional en la pantalla de tu ordenador, debes usar un filtro rojo sobre el ojo izquierdo y un filtro azul sobre el derecho.

En los dos últimos ejemplos recurrimos a un plano fijo con varios objetos en distinto movimiento. En estos casos, la sensación de profundidad es bastante correcta, aunque el efecto está mejor conseguido en aquellos objetos que se mueven siempre a poca distancia (como las palomas o las personas que pasan lateralmente delante de la cámara) y menos en los que vienen desde lejos para acercarse progresivamente.

Las facultades de las fotos 3D (que se pueden tomar con una resolución máxima de 3 megapíxeles) son similares a las de los vídeos, aunque al tratarse de imágenes estáticas partimos con algo de ventaja. Que nadie espere retratar con todo lujo de detalles tridimensionales un paisaje natural o urbano, pero en las típicas fotos de reuniones de amigos cada persona suele aparecer perfectamente "aislada" del fondo.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Al desactivar el 3D en los vídeos de la cámara podemos ver por separado qué graba cada objetivo.

Tanto en las fotos como en los vídeos, además, podemos convertir a 3D contenidos grabados con el efecto desactivado (y viceversa) ya sea pulsando el rótulo 3D de la pantalla o del botón ubicado en el mismo lugar donde se suele colocar el disparador de la cámara. Por lo que hemos podido comprobar, eso sí, sospechamos que al hacer esto no se obtiene el mismo resultado que si hubiésemos captado las imágenes directamente en 3D, aunque ajustando el control de paralaje se puede llegar a conseguir una sensación bastante parecida.

Buscando contenidos

El mismo botón que citábamos en el párrafo anterior sirve para acceder al Espacio 3D, una aplicación que cuenta con su propio icono de acceso directo y que reúne en una ruleta (con efecto tridimensional incluido, por supuesto) todas las funciones del teléfono que aprovechan de alguna forma las peculiaridades de la pantalla autoestereoscópica del terminal.

Así, y junto a los accesos directos a la cámara 3D, la galería 3D y la "Guía 3D" anteriormente citada, también podemos entrar desde aquí con una sencilla pulsación al canal 3D de YouTube y a las aplicaciones y juegos 3D que tengamos instalados en el teléfono. Dos espacios que, casualmente, parecen polos opuestos en lo que a la cantidad y la calidad de los contenidos que proporcionan.

LG Optimus 3D
LG Optimus 3D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
LG Optimus 3D
LG Optimus 3D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Mientras que en el portal de vídeos propiedad de Google hay que buscar entre bastantes clips tridimensionales para encontrar ejemplos que resulten convincentes en la pantalla del Optimus 3D, el catálogo de juegos que aprovechan su efecto autoestereoscópico se reduce a menos de una veintena, pero todos ellos están expresamente optimizados para este smartphone de LG.

Habrá que darle tiempo a YouTube 3D, ya que de hecho la intención de LG es aprovechar este canal precisamente para que los usuarios del Optimus 3D (y de su variante estadounidense, el LG Thrill 4G) generen contenidos propios y los compartan entre sí. Al menos, colgarlos en Internet desde el teléfono es bastante sencillo y rápido, ya que la conexión HSPA+ le permite al equipo subir datos a una velocidad de en torno a 2 y 3 Mbps (el máximo teórico es 5,76 Mbps).

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
"Asphalt 6" es uno de los cuatro juegos con efecto tridimensional que vienen preinstalados en el LG Optimus 3D.

En cuanto a los juegos, el terminal cuenta de partida con simuladores de conducción ("Asphalt 6") y golf ("Let's Golf 2"), un "shooter" en primera persona ("NOVA") y una sencillísima aventura gráfica ("Gulliver's Travels"). A través de un enlace una la web de Gameloft se puede comprar una quincena de títulos adicionales, a 5 euros cada uno.

En casi todos los casos se trata de títulos ya disponibles en Android (como "Assassin's Creed", "James Cameron's Avatar" o "Star Battalion"), adaptados muy convincentemente al 3D, aunque paradójicamente a veces es conveniente renunciar a una de las señas de identidad de los juegos para móviles: el uso del acelerómetro como sistema de control. Eso de mover la pantalla durante las partidas no es lo mejor para mantener siempre estable el efecto tridimensional.

Un peso pesado

El LG Optimus 3D no es el teléfono más pesado ni voluminoso del mercado, pero sus 168 gramos y sus dimensiones de 128,8 x 68 x 11,9 milímetros lo sitúan junto a modelos como el HTC Desire HD en ese elenco de terminales algo incómodos de llevar siempre en el bolsillo. Comparado con otros smartphones con doble núcleo, también supera en este aspecto al HTC Sensation o el mismo LG Optimus 2X y está por supuesto muy por encima del delgado y liviano diseño del Samsung Galaxy S II.

LG Optimus 3D
LG Optimus 3D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
LG Optimus 3D
LG Optimus 3D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Esto es consecuencia directa de los componentes que lleva dentro del terminal y de las 4,3 pulgadas de diagonal de su pantalla LCD, que por el resto proporciona una buena experiencia de brillo, contraste y nitidez, con una resolución más que suficiente de 480 x 800 píxeles.

LG Optimus 3D
LG Optimus 3D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Su carcasa está hecha de plástico (incluyendo una tapa trasera cuyo tacto recuerda al de la goma) e incluye algunos detalles estéticos, como unos paneles de acabado estriado tanto arriba como debajo de la pantalla o una fila de aspecto metálico situada en la parte posterior en la que se integran los dos objetivos de la cámara, el flash LED integrado y el rótulo "3D Stereoscopic".

LG Optimus 3D
LG Optimus 3D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Visualmente bastante sobrio, su diseño se completa con los controles y conectores habituales, incluyendo el antes citado botón 3D y los puertos micro-USB y micro-HDMI (este último no viene acompañado de un cable adaptador en la caja del producto, eso sí) situados en un lateral y ocultos bajo sendas pestañas de plástico.

LG Optimus 3D
LG Optimus 3D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Una vez retirada la tapa trasera, nos encontramos con que la ranura para tarjetas microSD puede ser manipulada en cualquier momento, mientras que para insertar o extraer la tarjeta SIM hay que quitar obligatoriamente la batería.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
LG no suministra ninguna tarjeta microSD con el Optimus 3D, pero éste dispone de 8 GB de almacenamiento de serie (repartidos en unos 900 MB de memoria interna y unos 7 GB incluidos en una tarjeta flash interna).

Más allá de sus medidas, el mayor reproche que se le puede hacer al diseño del Optimus 3D está en el algo absurdo comportamiento de los iconos táctiles retroiluminados que están a los pies de la pantalla, pues no se encienden de forma automática cuando estamos en ambientes penumbrosos, sino sólo cuando desbloqueamos la pantalla o pulsamos alguno de ellos, apagándose a los pocos segundos. En determinadas situaciones, por tanto, iremos completamente a ciegas a la hora de usarlos.

Froyo de doble núcleo

LG ha insistido mucho en el término "tri-dual" para reflejar las características del chip de Texas Instruments que lleva el Optimus 3D, que emplea dos procesadores, dos módulos de memoria y dos canales de comunicación con éstos. Y lo cierto es que es una combinación que se cumple en pocos casos, todos ellos equipos con chipsets OMAP 4, como el OMAP 4430 que calzan el smarthphone que aquí nos ocupa y el BlackBerry PlayBook.

Firmas como Nvidia o Qualcomm están a punto de lanzar sus propias apuestas con esta triple dualidad, pero por el momento el Optimus 3D puede presumir de ello frente a los dual-core de Samsung o HTC con la hoja de especificaciones en la mano. En la práctica, eso sí, no hay mejoras perceptibles, dejando claro que de entrada la interfaz se mueve a excelente velocidad, como ya comprobamos el pasado mes de febrero en nuestro primer acercamiento al dispositivo.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
La pantalla de bloqueo del LG Optimus 3D informa del estado de la batería y habilita controles de reproducción musical.

Claro que se trata de un nivel al que ya llevan un tiempo llegando smartphones de un sólo núcleo como el mismo iPhone 4 o algunos androides de HTC o Samsung. Actuales modelos de las gamas media y alta de LG, como los Optimus One y Optimus Black, no lograban la fluidez gráfica de sus rivales más punteros, una diferencia que la firma surcoreana ha logrado salvar gracias al chipset del Optimus 3D (cuya RAM, aunque dual, se queda en 512 MB).

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
La interfaz propia de LG aporta elementos habituales en Android como los controles adicionales en la pestaña de notificaciones, los widgets climáticos y de redes sociales e incluso un panel para gestionar la multitarea.

Con todo, hay que admitir que el dispositivo es aún algo inestable. Tiene sus momentos en los que puede demorarse casi dos segundos en desbloquear la pantalla o abrir la cámara, y ésta a menudo tiende a iniciar y finalizar las grabaciones con algo de retraso respecto a los momentos en que pulsamos el disparador táctil habilitado en pantalla. Algo que puede arrojar cierta preocupación sobre cuándo estará lista la actualización del Optimus 3D a Android 2.3, ya que viene suministrado con Froyo, versión 2.2 (las últimas noticias sugieren que será en octubre).

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
No faltan los escritorios previsualizables en tarjetas, un práctico sistema para añadir contenido a éstos y la posibilidad de agrupar los iconos de las aplicaciones en distintas categorías.

La personalización gráfica de LG es la habitual de los últimos miembros de la línea Optimus, incluyendo el menú de aplicaciones con distintas categorías (por defecto vienen creadas dos, una para las aplicaciones 3D y otra para las descargas).

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Redimensionando un widget de un escritorio principal.

Además ahora se pueden redimensionar widgets directamente en el escritorio, aunque sólo en el caso de aquellos que ya de por sí admiten distintos tamaños, como el panel de reproducción musical que observamos en la secuencia de capturas superior.

LG Optimus 3D
LG Optimus 3D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El teclado QWERTY virtual se maneja a las mil maravillas, gracias en gran parte el tamaño de la pantalla. Y lo mismo sucede con el navegador web, por supuesto capaz de trabajar con varias páginas abiertas a la vez y reproducir contenidos Flash, entre otras características ya habituales en Android.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
La vista en ventanas del navegador web del LG Optimus 3D, sus controles contextuales y sendos vídeos de Vimeo y QUESABESDE.COM reproduciéndose en la misma página.

Además estamos ante un dispositivo con conexión HSPA+ (que en la práctica nos permite navegar por Internet con unos 6 o 7 Mbps de bajada y hasta 3 Mbps de subida) y su propia solución DLNA por Wi-FI, llamada LG Smarthsare y capaz de reconocer al instante los distintos terminales de una red doméstica configurados de forma estándar.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Varios rincones del centro de Barcelona vistos con Google Maps en el LG Optimus 3D, edificios 3D incluidos.

Destacables son también las posibilidades cartográficas del terminal gracias a Google Maps, cada vez más variadas. Con este terminal de LG, sin ir más lejos, hemos tenido ocasión de probar novedades de las últimas semanas como los edificios 3D introducidos en algunas ciudades, las recientes rutas guiadas en transporte público o las calles pintadas de colores para indicar el estado del tráfico en tiempo real.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
El navegador GPS de Android recurre a trazos verdes, rojos y amarillos para informar del estado de tráfico y puede calcular rutas combinando recorridos peatonales y en transporte público, dando instrucciones y avisos paso a paso.

Aunque el sistema no es todo lo estable que se hubiese podido esperar, lo cierto es que las posibilidades del Optimus 3D son bastante amplias y bien resueltas. Y eso sin contar la parte multimedia, que tampoco anda nada mal incluso prescindiendo de las funciones tridimensionales.

Un tanque multimedia

Si nos olvidamos por un momento de su doble óptica, la cámara de 5 megapíxeles del Optimus 3D logra el rendimiento esperable en sus latitudes del mercado a la hora de captar imágenes bidimensionales, sacando pecho especialmente en la parte del vídeo.

LG Optimus 3D
LG Optimus 3D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
LG Optimus 3D
LG Optimus 3D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Fotográficamente hablando, esto se traduce en una calidad aceptable aunque sin llegar al nivel del un Nokia N8. Si bien el flash LED tiene las limitaciones habituales, el autoenfoque y el tratamiento de los colores son lo suficientemente aceptables, incluso en días en los que las condiciones lumínicas no son del todo favorables, como puede observarse en las muestras que hemos obtenido.

Muestras: 5 MP
Las capturas se han realizado con un LG Optimus 3D.
las capturas se han realizado con un lg optimus 3d.
las capturas se han realizado con un lg optimus 3d.
las capturas se han realizado con un lg optimus 3d.
las capturas se han realizado con un lg optimus 3d.

Parecidos resultados arrojan los videos, en los que el terminal está abonado a la grabación a 1920 x 1080 píxeles y 30 fotogramas por segundo. Dicha resolución también se alcanza por supuesto al reproducir los clips que agreguemos a la memoria del terminal, que luego pueden ser mostrados en una pantalla de gran tamaño gracias a la salida HDMI.

Si algo se está consiguiendo con los dispositivos móviles de doble núcleo es precisamente eso: hablarle de tú a tú a la alta definición. En este caso, además, el terminal acepta vídeos en toda clase de formatos, reproduciendo con una notoria fluidez clips en DivX, XviD e incluso MKV.

LG Optimus 3D
LG Optimus 3D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

No faltan tampoco el reproductor musical, el sintonizador de radio FM y un desempeño con videojuegos 2D bastante destacable, gracias a la unidad gráfica PowerVR SGX540 y los dos procesadores AMR Cortex A9 a 1 GHz que vienen incluidos en el chipset de este LG Optimus 3D.

La autonomía, un visto y no visto

Es sin duda la peor faceta del LG Optimus 3D. Aún sin tocar apenas las funciones tridimensionales del equipo, a éste le cuesta horrores sobrevivir lejos del cargador durante un día entero. De hecho, lo más común es que, tras echárnoslo al bolsillo por la mañana con la batería completa, tengamos que volver a enchufarlo a la pared antes de irnos a dormir.

Si todo smartphone que se precie suele conseguir unas 24 horas de autonomía con un uso más o menos exigente y luego podemos conseguir algunas horas más rebajando las exigencias (bajar el brillo de pantalla, activar el Wi-Fi sólo ocasionalmente, elegir un intervalo de comprobación de correo electrónico menos asiduo...), en este caso partimos más bien de unas 13 o 14 horas de duración real como base.

LG Optimus 3D
LG Optimus 3D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Los 1.500 mAh de la batería, a pesar de ser una cifra suficiente en otros smartphones con pantalla de en torno a 4 pulgadas, no dan más de sí en este modelo de LG, no sabemos si por el extra de consumo que pueda suponer el doble núcleo o porque su software aún no está lo suficientemente optimizado. En este sentido, no queda otra que confiar en que su futura actualización a Gingerbread (Android 2.3) traiga consigo alguna mejora en esta materia.

Una prestación única, un par de contrapartidas

Si uno quiere 3D en el móvil, no tiene actualmente otra opción que no sea el Optimus 3D. Pero, ¿es ésta una prestación que genere mucha demanda? La recaudación en cines de las películas tridimensionales estrenadas hasta la fecha parece apuntar en esta dirección, si bien en el caso de los equipos de bolsillo empresas como Nintendo no están obteniendo los resultados que esperaban.

LG Optimus 3D
LG Optimus 3D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por este motivo, quizás lo más justo sea comparar este Optimus 3D con otros smartphones que, como él, apuestan por el doble núcleo y las pantallas de gran tamaño, y al hacer esto le encontramos dos grandes inconvenientes: es el que peor resuelve las papeletas de la portabilidad (sobre todo por su peso) y la autonomía (realmente decepcionante).

Sirva esto como advertencia para quienes piensen en matar dos pájaros de un tiro y apostar por el Optimus 3D tanto para hacerse con un smartphone a la última como para comprobar en primera persona qué tal funcionan las pantallas autoestereoscópicas. En la práctica, al terminal le sale algo cara la gracia del 3D sin gafas. Y además, el desempeño de esta función tampoco es que sea la octava maravilla del mundo.

LG Optimus 3D
LG Optimus 3D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Es éste, por tanto, un terminal mucho más recomendable como máquina con la que experimentar que como smartphone para el día a día. Para hacerse con él, por otra parte, no queda otra que ser o hacerse cliente de Vodafone, que tiene la exclusividad del Optimus 3D en España hasta que acabe el verano y lo deja "gratis" con una tarifa de 40 euros mensuales, siempre en portabilidad y con permanencia obligatoria de dos años.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Etiquetas
Fuentes y más información
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar