• LG G5: toma de contacto
  • Huawei MateBook: primeras impresiones
Prueba de producto
LG G5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

LG G5: el smartphone que quiere ser una auténtica cámara

 
23
FEB 2016
Iker Morán   |  L'Hospitalet de Llobregat

Hace tanto tiempo que los móviles quieren ser cámaras, que posiblemente ya lo hayan conseguido aunque nos resistamos a creerlo. En cualquier caso ese sigue siendo el mensaje habitual de muchos fabricantes cuando lanzan un nuevo terminal que pone el acento en sus prestaciones fotográficas.

LG ha ido un paso más allá con su nuevo G5. Si el G4 ya se situaba en el podio de los mejores smartphones para los que quieren, ahora la apuesta sube con un sistema modular que no solo permite cambiar la batería, sino también acoplar una empuñadura que –en palabras de LG- convierte este teléfono en una auténtica cámara.

Rápida toma de contacto con el LG G5 momentos después de su presentación.

El LG G5 apuesta por una configuración de cámaras realmente peculiar. Encontrarnos con dos módulos fotográficos no es ya ninguna novedad, aunque en este caso nada tiene que ver con aquellos inventos de HTC relacionados con la profundidad de campo. Aquí el objetivo –nunca mejor dicho- es ofrecer una cobertura angular que con 135 grados bate récords en el escaparate.

Para ello el G5 emplea dos módulos de cámara: una convencional de 16 megapíxeles y con una óptica f1.8 y otra de 8 megapíxeles capaz de ofrecer ese angular extremo. Es verdad que los rumores sobre un sensor de media pulgada (muy grande para un móvil) habían despertado muchas expectativas fotográficas en torno a este G5, pero finalmente la firma ha optado por una evolución diferente.

lg g5
LG G5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
lg g5
LG G5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La cobertura de 135 grados conseguida con el uso de dos módulos fotográficos bate récords en el escaparate

Por suerte para el usuario, la elección entre una u otra cámara es casi automática. Según el zoom que se utilice se salta de uno a otro módulo, si bien en pantalla también se puede seleccionar el modo gran angular en cualquier momento. La perspectiva es realmente amplia.

El sistema recordará a los más veteranos a aquellas originales Kodak de doble óptica que hace ya unos años se atrevieron a sobrepasar los límites angulares. Una buena idea sobre el papel, una propuesta original en la práctica. A la hora de la verdad, sin embargo, el proyecto apenas sobrevivió un par de generaciones.

lg g5
LG G5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En cualquier caso, si a la calidad que ya teníamos en el G4 le sumamos ahora un gran angular, no nos parece un mal trato. Sobre todo teniendo en cuenta que contamos también con controles manuales y formato RAW. Si son o no son argumentos suficientes para retar al prometedor Samsung Galaxy S7 en esta batalla fotográfica ya tendremos tiempo de comprobarlo, porque de momento las unidades del G5 presentes en el Mobile World Congress no son aptas para pruebas y comparativas.

Modular

Pero volviendo con el sistema modular del G5, la posibilidad de colocar una empuñadura opcional (LG CAM Plus) le da un punto añadido a quienes quieran ver este smartphone como su cámara compacta para el día a día. Tampoco es la primera vez que nos topamos con esta propuesta, pero en cualquier caso bienvenido sea ese botón de disparo, la rueda para el zoom y las consiguientes mejoras en el agarre.

El funcionamiento de la cámara es muy rápido y relativamente intuitivo. En modo simple no hay complicaciones; en modo automático disponemos de alguna opción más, y es solo al acceder a la modalidad manual cuando podemos activar la grabación en RAW.

lg g5
LG G5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
lg g5
LG G5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El disparador de la empuñadura no funciona de forma normal: la toma de la foto se realiza al levantar el dedo

Con la citada empuñadura montada, el acceso a la cámara puede hacerse directamente con un botón de este accesorio. El zoom resulta muy cómodo de manejar, incluido el salto de una cámara a otra, aunque habrá que ver muestras para comprobar si nos encontramos ante un zoom realmente utilizable o ante el undécimo intento de hacer potable un zoom digital que a la hora de la verdad no aguanta.

Un detalle realmente extraño que hemos descubierto durante los minutos que hemos podido pasar con el LG G5 entre las manos durante este Mobile World Congress es que el disparador de la empuñadura no funciona de forma normal. En lugar de apretar para disparar, la toma de la foto se realiza al levantar el dedo. Es cuestión de acostumbrarse, cierto, pero la verdad es que cuesta

.

lg g5
LG G5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
lg g5
LG G5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
LG 360 CAM y 360 VR, el nuevo tándem de dispositivo de captura esférica y casco de realidad virtual con que la firma complementa al G5.

Rápido en el enfoque, con estabilizador de imagen y ese atractivo angular, las novedades no se quedan ahí. Y es que el G5 llega acompañado de la LG 360 CAM, que como su propio nombre permite adivinar, se suma a la moda de las cámaras de 360 grados.

En realidad no es otro de los módulos del teléfono, sino un dispositivo independiente que puede funcionar de forma autónoma o con otro terminal. Con un diseño que recuerda a la Ricoh Theta, permite hacer fotos con una resolución de 16 megapíxeles y grabar vídeo 2K.

Más allá de la calidad

¿Cómo destacar en un mercado en el que cada vez más terminales apuestan por una cámara muy decente? Aunque elevar la calidad de imagen podría ser la respuesta lógica y la única que a muchos nos gustaría escuchar –sensor grande, menos resolución y listo-, está claro que ni es el único camino ni el preferido por los fabricantes.

El G4 ya ofrecía buenos resultados, pero no basta con eso, y el G5 sube la apuesta con esa doble baza del angular a base de dos cámaras y la empuñadura modular. Una propuesta interesante, aunque de esas que pueden pasar un poco desapercibidas en el día a día fotográfico de muchos usuarios: ni todo el mundo querrá el citado módulo ni todas las fotos requieren una cobertura tan extrema.

lg g5
LG G5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El G5 sube la apuesta del G4 con esa doble baza del angular a base de dos cámaras y la empuñadura modular

De todos modos, y aunque confesamos que somos de esos clásicos que habríamos preferido ver un sensor de media pulgada con algo así como un 28 mm f1.8, el LG G5 tiene todas las armas necesarias para seguir defendiendo su posición en lo más alto del escaparate de móviles fotográficos. Esperemos poder descubrirlo pronto si lo consigue.

Productos relacionados (2)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar