• Microsoft Surface 3: análisis
  • Sigma 24-35 mm f2 Art: prueba de campo
Prueba de producto
LG G4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

LG G4: análisis fotográfico

7
22
JUL 2015
Texto: Iker Morán  |  Fotos: Álvaro Méndez

Hay smartphones que nacen con una clara vocación fotográfica y cuyas prestaciones relacionadas con la imagen copan los titulares. Pero hay veces en que terminales con un perfil fotográfico más discreto acaban granjeándose cierta fama entre los que están decididos a usar el teléfono como su cámara principal.

LG G4
LG G4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El G4 junto al iPhone 6 y el Galaxy S6, otros dos de los smartphones de referencia del momento y frente a los cuales se ha realizado parte de esta prueba.

Es el caso del LG G4, que más allá de sus completas especificaciones fotográficas llega dispuesto a demostrar que, esta vez sí, la práctica está a la altura de la teoría. Y es que después de muchas decepciones al probar smartphones que prometen calidad fotográfica y se quedan por el camino, no es raro que a este G4 nos acerquemos con muchas expectativas pero también con mucha cautela.

Estabilización y f1.8

Las especificaciones fotográficas del G4 son, sin duda, un buen comienzo. El sensor nos deja un poco fríos, porque a estas alturas ni los 16 megapíxeles ni sobre todo su reducido tamaño de 1/2,6 de pulgada son para tirar cohetes. La buena noticia –y ahí va un adelanto- es que está muy bien optimizado.

Nos gusta mucho más la óptica, pese a que el fabricante no desvela -para variar- su distancia focal. Aun así, y según nuestros cálculos, se trata de un angular de 28 milímetros, una cobertura que nos gusta por su polivalencia en esta clase de dispositivos. El estabilizador mejorado de 3 ejes y la luminosidad de f1.8 rematan unas especificaciones ópticas muy interesantes.

lg g4
LG G4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El estabilizador mejorado de 3 ejes y la luminosidad de f1.8 rematan unas especificaciones ópticas muy interesantes

Pero si hay algo del G4 que cautivará a los fotógrafos son sus controles manuales, que permiten jugar con la sensibilidad, el enfoque, el balance de blancos y la velocidad de disparo. La apertura, claro, se mantiene siempre fija en el ya mencionado valor de f1.8.

Todo ello planteado en torno a una interfaz relativamente sencilla mediante la que podemos ir activando o desactivando tantas funciones manuales como queramos dentro del modo avanzado.

Para quienes prefieran ir por la vía rápida, LG también ofrece –evidentemente- modos automáticos y simplificados en los que basta con encuadrar y disparar, dejando que el teléfono se encargue de todo. Por cierto, echamos de menos un disparador físico, porque el tamaño del G4 y su base curva hacen que sujetarlo y fotografiar con una mano no sea tan cómodo como nos gustaría.

lg g4lg g4lg g4lg g4
Controles manuales

No tiene mandos físicos porque no es una cámara convencional, pero los controles que ofrece el G4 en pantalla para controlar valores como la sensibilidad o la velocidad de disparo acabarán por gustar a los aficionados a la fotografía

lg g4
LG G4
Álvaro Méndez (Quesabesde)
lg g4
LG G4
Álvaro Méndez (Quesabesde)
lg g4
LG G4
Álvaro Méndez (Quesabesde)
lg g4
LG G4
Álvaro Méndez (Quesabesde)

Esta variedad de ajustes y posibilidades son, como siempre, un arma de doble filo que en algunas ocasiones nos complicará el trabajo más de la cuenta. Sobre todo si -como nos ha ocurrido más de una vez- activamos sin querer el bloqueo de la exposición y quemamos o subexponemos la foto sin darnos cuenta hasta que ya es demasiado tarde.

De todos modos, aceptemos el buen trabajo de LG a la hora de ofrecer un panel de control al que los aficionados a la fotografía no tardarán demasiado en acostumbrarse. No es una cámara y no hay botones físicos, pero dadas las limitaciones, no está nada mal. O en todo caso, la propuesta del G4 resulta más cómoda que otras que han pasado por nuestras manos.

Para los amantes del RAW

Si los controles manuales son uno de los mejores argumentos del G4, su otro pilar fotográfico es el formato RAW, algo que a día de hoy muy pocos teléfonos ofrecen. En el caso del G4, esta no es solo una opción real, sino que aquí no hay que perderse entre menús y opciones para activarla: en el modo avanzado, un simple toque es suficiente para comenzar a trabajar en JPEG y RAW.

Eso sí, hay que tener en cuenta que si los JPEG ya tienen un peso considerable (sobre los 8 MB), en el caso de los archivos RAW con extensión DNG cada foto ocupa unos 20 MB. La buena noticia es que el teléfono dispone de una ranura para tarjetas microSD, con lo que no deberíamos tener problemas de espacio.

¿Y qué conseguimos con este archivo RAW? Además de presumir un poco y sentirnos satisfechos porque los fabricantes de móviles hacen caso a los fotógrafos, la buena noticia es que tenemos un poco más de margen a la hora de revelar, estirar el rango dinámico de la imagen y gestionar a nuestra manera la reducción del ruido.

La mala noticia (y algo que en realidad ya imaginábamos por mucho que nos empeñemos en pedir que se incluya el formato RAW en los smartphones) es que en contadas ocasiones conseguiremos igualar los resultados que la cámara ofrece con un JPEG bien procesado.

Pese a que con el RAW tenemos algo más de margen a la hora de revelar la foto, lo cierto es que disparando con este formato en el G4 muchas veces no mejoraremos los resultados obtenidos con el JPEG

lg g4
LG G4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Entre las correcciones ópticas necesarias, los ajustes de color y la búsqueda de equilibrio entre detalle y ruido, es posible que pasemos unos cuantos minutos para conseguir una foto que, en el mejor de los casos, igualará lo que el teléfono ya nos ofrece con un JPEG.

Resulta triste reconocerlo, pero es lo que nos ha pasado en el 90% de las fotos. Para las escenas más complejas, con iluminaciones duras o con mucho contraste, es verdad que con un poco de mimo podremos conseguir resultados mejores o al menos más personales.

Excelentes resultados

En la pantalla del móvil las fotos siempre se ven estupendamente, pero en este caso la sensación se mantiene cuando las descargamos al ordenador y las revisamos con calma. Buen nivel de detalle, excelente gestión del color, un rango dinámico de los mejores que hemos visto en un smartphone y en general una calidad que efectivamente está a la altura de las mejores expectativas.

Es verdad que el control del ruido no es su fuerte, aunque las fotos hasta 800 ISO aguantan con cierta dignidad si las condiciones de luz no son muy adversas. De hecho, es casi más problemático encontrar ruido a sensibilidades muy bajas (100 y 200 ISO) que en esas tomas nocturnas en las que ya asumimos que el ruido hará acto de presencia.

lg g4
LG G4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La cámara del G4 se sitúa sin duda entre las mejores del mercado de los smartphones

Esa aparición del ruido –incluso de color, que siempre es más molesto visualmente- y algún que otro fallo del sistema de enfoque automático son los dos únicos peros de una cámara que no dudaríamos en situar entre las mejores dentro del mercado de los smartphones.

Y no se trata solo de una frase hecha, porque basta con enfrentar este G4 con el iPhone 6 de Apple y el Samsung Galaxy S6 –otros dos modelos de referencia en este ámbito- para comprobar que sí está a la altura de sus competidores.

Muestras: comparativa
Imágenes tomadas en formato JPEG con el LG G4, el iPhone 6 y el Galaxy S6
imágenes tomadas en formato jpeg con el lg g4, el iphone 6 y el galaxy s6
iPhone 6
imágenes tomadas en formato jpeg con el lg g4, el iphone 6 y el galaxy s6
iPhone 6
imágenes tomadas en formato jpeg con el lg g4, el iphone 6 y el galaxy s6
iPhone 6
imágenes tomadas en formato jpeg con el lg g4, el iphone 6 y el galaxy s6
Galaxy S6
imágenes tomadas en formato jpeg con el lg g4, el iphone 6 y el galaxy s6
Galaxy S6
imágenes tomadas en formato jpeg con el lg g4, el iphone 6 y el galaxy s6
Galaxy S6

Salta a la vista que cada uno tiene su particular forma de abordar el tema de la imagen y que, como ya nos pasó al comparar el iPhone 6 con el último Galaxy, inclinarse por uno o por otro basándonos solo en la cámara y obviando el resto de prestaciones del aparato es complicado.

En el caso del G4 los resultados fotográficos pueden competir sin problemas en cuanto a detalle y color, y se imponen si hablamos de rango dinámico. El vídeo y el citado ruido en imágenes donde no cabe esperarlo serían sus puntos más débiles.

Fotográficamente hablando el G4 está a la altura del Galaxy S6 y el iPhone 6, y resulta complicado decantarse en este sentido por uno u otro

lg g4
LG G4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pero, en cualquier caso, las diferencias no son suficientes como para inclinar la balanza por uno o por otro en líneas generales y sin atisbo de duda. Aquí la clave no es tanto la calidad de imagen como los controles manuales y el formato RAW, así que aquellos usuarios para los que estas dos prestaciones sean clave y les produzcan pereza los Nokia Lumia –algunos excelentes en el apartado fotográfico- por el sistema operativo que emplean o no puedan permitirse el singular Lumix DMC-CM1, este LG G4 es una estupenda opción.

Vídeos relacionados (1)
7
Comentarios
Cargando comentarios